AMÉRICA LATINA: SER DE IZQUIERDA EN LA ERA NEOLIBERAL - PRFL

Desde Age. Internacional
07/Diciembre/2013


América Latina. Ser De Izquierda En La Era Neoliberal.
Pablo Raúl Fernández Llerena

Una primera propuesta para definirse si estás ubicado en la derecha política o en la izquierda emergente, podemos presentarla a partir de la Democracia vigente en cada país como sistema político de gobierno. Hoy en América latina encontramos hasta tres formas de alternativas democráticas:

La democracia liberal representativa, que tiene como fortaleza el proceso electoral, los partidos políticos - democracia electoral, democracia liberal representativa –tienen como fundamento central el reconocimiento y práctica de derechos sociales y políticos – los mismos que han sido cercenados violentamente por el neoliberalismo como ideología y política de la globalización. “Reconocen” simplemente como teoría la Libertad de expresión como el principio de principios que legitiman la democracia, sin embargo, el sistema democrático ha logrado convertir esa libertad en “libertad de empresa”. México, Panamá, Colombia, Perú y Chile, dicen que son gobiernos “nuevos” sin corrupción, sin miedo, - sin embargo  México, Colombia  y Perú hoy están entre los diez países donde la corrupción se está institucionalizando, una “clase política” muy corruptos, partidarios de la imposición de los TLC como nuevas formas políticas de dominación, que definitivamente rompen la integración continental y avanzan por un camino de la división como es el caso de la Alianza del Pacífico – ALPA - , políticamente hoy se en encuentran en una clara definición de derecha, con sistemas políticos que desconocen la Doctrina de los DD.HH, los propios principios liberales, que definen políticamente la democracia liberal.

Existe hoy en América Latina otro sistema político, el de la Democracia Moderna, tiene como fundamento central el reconocimiento, vigencia y práctica, los Derechos sociales – derechos laborales - y políticos que en el fragor de la lucha política constituye la columna vertebral del sistema. Políticamente han salido del ámbito del neoliberalismo, pero al mismo tiempo su propia Doctrina no les permite ir más allá de los linderos de la propia democracia electoral. Sin embargo, desarrollan prácticas muy fuertes de participación ciudadana, rendición de cuentas, lucha en teoría contra la corrupción y asumen dos prácticas sociales muy importantes: la lucha continuada contra la pobreza  e intensifica programas sociales en favor de la Tercera edad y los jubilados. Han sobrepasado la práctica de los TLC, como nuevas formas de dominación y supuestas prácticas de Integración continental. Sistemas políticos democráticos modernos comoBrasil, Argentina, Uruguay, Costa Rica. Existen altos nivel de de confianza social y política, credibilidad en la democracia – caso de Uruguay – y una fuerte aceptación desde la opinión pública sobre la legitimidad institucional. Al final hoy se encuentran con un nuevo problema económico-social y político, sumamente complejo, el surgimiento de una “nueva clase media”, que reclama derechos sociales y políticos: Educación gratuita y de calidad, sistema de salud, de calidad y gratuitos, servicios públicos, transporte, recreación y deporte, pero que el propio sistema democrático no alcanza a brindarles y se produce una fractura social, explosiona el movimiento ciudadano y nace la insurgencia política. Es el modelo de centro político o de izquierda moderada, muy peligroso en lo social y políticamente violenta, porque su reacción por lo general es muy violenta, anárquica y emergente, y muchas veces se ubica en el campo de la anti-política por carecer o desconocer cualquier tipo de organización y representación.


Finalmente está la democracia política de izquierda en América Latina desde la izquierda socialista, históricamente es el  sistema político socialista, como es el caso de Cuba, - ejemplo de Democracia Popular, Participativa y de Ciudadanos; más allá, la revolución Bolivariana en Venezuela, la revolución Sandinista en Nicaragua, la revolución de los Movimientos Sociales en Bolivia, y la revolución ciudadana en Ecuador.  Su poder hoy se sostiene en el Poder Local emergente, se fundamenta por su “juventud”, en el surgimiento de una Nueva Ciudadanía Intercultural, una Nueva Sociedad Civil, Real, emergente, democrática y popular; intensifican las políticas y programas sociales y políticamente avanzan hacia el desarrollo económico-social, sustentable, e intenso respeto a la Madre Naturaleza. Su característica principal es que rompieron con el sistema  de dominación de los TLC, pasaron de las orcas caudinas de las políticas del neoliberalismo, han forjado nuevas instituciones de integración continental, más allá de la “vieja” y desprestigiada OEA. Como UNASUR, MERCOSUR, ALBA, CELAC, TElesur, Petro-Caribe, etc. Su posición política anti-neoliberal, anti-imperialista hoy conduce a esta Izquierda latinoamericana, por su propio camino, sus propias experiencias levantan el carácter y la orientación de sus procesos revolucionarios., porque la revolución no es copia ni calco, es creación heroica de cada pueblo. La democracia participativa, democracia de ciudadanos, informados, cívicos y republicanos, forjando nuevos liderazgos, reconoce la nuevas formas de ciudadanía étnica, diferenciada que en la práctica de las clases y la lucha de clases, constituye y representa la columna vertebral de los procesos revolucionarios, que hoy en la coyuntura caminan por senderos y vías nuevas para construir una Patria Libre en un Mundo Libre.
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.