¡LA VIDA TE DA SORPRESAS! ¡SORPRESAS TE DA LA VIDA! - CR

Desde México
29/Julio/2013


¡La vida te da sorpresa! ¡Sorpresa te da la vida!
Carlos Rivera
                                                                                             
Recientemente nos enteramos que hay una campaña internacional demandando el desistimiento de las acciones penales contra el periodista escandinavo JulianAssange (refugiado hace más de un año en la embajada de la República de Ecuador en Inglaterra), el soldado gringo Bradley Manning (en proceso penal militar) y el contratista gringo Edward Snowden (refugiado en un aeropuerto de Rusia en espera de asilo político) A los mencionados los quieren encarcelar (de una u otra forma) el imperio gringo por el delito de espionaje. Delito que puede conllevar hasta la pena de muerte independientemente de cual haya sido la intensión de los acusados por ese delito. Hay que tener presente que el sistema arcaico judicial de estados unidos de américa no hace distinción entre lo penal y lo político.

Los quieren encarcelar –si les va bien-  por espionaje cuando la realidad es que ese trío lo que hicieron desde sus diferentes esferas, cumpliendo con sus respectivas conciencias, fue informarle a la humanidad del enorme andamiaje de espionaje que tiene estados unidos contra la humanidad. Incluyendo en la misma a Estados “enemigos” y a diz que Estados amigos (ni los más incondicionales se salvaron).

Lo anterior hay que vincularlos con los cuatros patriotas cubanos presos (ya uno salió en libertad condicional) por habérseles encontrado culpable – en un proceso penal prejuiciado y discriminatorio –  del delito de espionaje en los tribunales de estados unidos de américa. Cuando en realidad lo que hicieron fue informarle al imperio gringo de futuros actos terroristas de malvivientes en su territorio contra su patria: Cuba. En cierto grado pagaron las consecuencias de haber creído en los cantos de sirenas del imperio cuando este expresara, en su momento, que buscaban acabar con el terrorismo internacional. En su buena fe y en su compromiso con la seguridad de su patria olvidaron que los pecosos del Norte – con sus respectivos chocorroles – son los herederos de los piratas de Albión y de la implicación que esto tiene: “Hijo de pirata: piratote.”

Para l@s patriotas puertorriqueñ@s el espionaje gringo no es nada nuevo pues desde que el imperio gringo invadió militarmente a Puerto Rico hace casi 115 años (se cumplen el 25 de julio de 2013) ha espiado consistentemente a las agrupaciones patrióticas en busca de evitar la unidad de las fuerzas libertarias y para perseguir, reprimir, encarcelar y hasta asesinar a sus máximos dirigentes y familiares de estos. ¡Por algo mandó don Pedro Albizu Campos a su esposa e hijos a vivir a Perú, México y Cuba en los momentos de mayor represión imperial contra el Partido Nacionalista de Puerto Rico cuando él lo presidía! ¡Por algo niega tenazmente el imperio gringo el acceso al expediente del nefasto F. B. I. sobre el asesinato de Chagui Mari Pesquera a los familiares del ya fallecido Lic. Juan Mari Brás, quien fuese uno de los máximos dirigentes del Movimiento Pro Independencia de Puerto Rico y del Partido Socialista de Puerto Rico!

Por décadas vivieron los patriotas puertorriqueños la intercepción de sus llamadas telefónicas, de su correspondencia postal, registros ilegales en sus personas, vehículos y hogares e incautaciones de propaganda y de literatura en los aeropuertos y puertos nacionales y gringos. Fabricaciones de casos penales y asesinatos. (Por eso, recordando la frase de José Martí: “Conozco al imperio porque viví en sus entrañas”. Los patriotas puertorriqueños dicen: “Conozco al imperio porque nací con él en la entrañas”)

Eso que era de conocimiento popular se corroboró a finales de los años ochentas del siglo pasado cuando se encontró en un asiento de un tribunal nacional (no local como los califican los gringos) un expediente del Servicio de Inteligencia  de la policía colonial de Puerto Rico sobre un acusado conocido como independentista en proceso de enjuiciamiento.

Lo anterior dio lugar a una campaña política para saber el alcance del espionaje político en contra de los patriotas puertorriqueños. El resultado de la investigación fue que existían más de 250 mil expedientes policiacos vinculados con el F.B.I. (Los del FBI no se sabe cuántos son). Algunos de esos expedientes constaban de decenas de carpetas del tamaño de un directorio telefónico. Con ellos se podría llenar varias salas de una gran biblioteca universitaria o hacer una enorme fogata frente al capitolio de Washington en su día.

Ahora, con la llamada “Ley Patriótica “ gringa se hace todo eso en forma descarada.  Tan es así, que recientemente unos agentes del FBI detuvieron al presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico, Francisco Torres en el aeropuerto de Panamá (Previamente lo hicieron en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México. En Panamá y en México, leyeron bien) cuando viajaba de México a Puerto Rico luego de haber participado en un seminario en México auspiciado por el Partido del Trabajo para inútilmente tratar de interrogarlo. (Inútilmente porque Paco es un gallo casta’o) Y posteriormente le han impedido viajar fuera de Puerto Rico. ¡A ningún lado puede viajar! ¿Tanto le teme el guaraguao norteño a los pitirres boricuas?

¿Pero, dónde es que la vida le dio la gran sorpresa al imperio?
La sorpresa se la dieron dos patriotas puertorriqueñas. Sus nombres: Ana Belén Montes y Marta Rita Velásquez.

Resulta que la primera (nacida de padres puertorriqueños en una base militar gringa en Alemania el 28 de febrero de 1957) fue Analista Superior por 16 años en la Agencia de Inteligencia de la Defensa de los estados unidos de américa (DefenseIntelligence Agency) y se especializaba en esa agencia con los temas de Cuba. ¡Nada más y nada menos!

La boricua Ana Belén aprobó durante ese periodo varias pruebas del detector de mentiras (polígrafo) sin que se le detectara de algo indebido. Pero, el día 21 de septiembre de 2001, fue arrestada y acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje a favor del gobierno cubano”   En el 2002, Ana Belén se declaró culpable  de los cargos por espionaje que el gobierno del imperio gringo le imputaba (por los cuales la pudieron sentenciar a la pena de muerte). En octubre de ese año fue sentenciada a 25 años de prisión. Desde entonces se encuentra privada de su libertad en una cárcel de alta seguridad dentro de la base militar Fort Worth en Texas. Está incomunicada de la población penal y civil. Solamente puede recibir la visita de su padre (agente del F. B.I.) una vez al mes o de un ministro de la base militar designado por el imperio. No puede comunicarse con nadie por ninguno de los medios conocidos ni recibir literatura alguna.

Al declararse Ana Belén culpable de espiar a favor del gobierno de Cuba expresó que lo hacía por principios, porque entendía que los cubanos eran tratados injustamente por estados unidos de américa. Y que esperaba que su actuar ayudara a que estados unidos aceptara el derecho inalienable de los cubanos a ejercer su libre determinación. ¡Gancho al hígado!

Su número de prisionera es 25037-016. Y su fecha tentativa de liberación es el 1 de julio de 2023. De salir en libertad en esa fecha tendría la friolera de 80 años de edad, si es que los logra vivir.

Por su parte, a Marta Rita Velásquez, (También conocida como “Marta Rita Kviele” y como “Bárbara”), nacida en puerto Rico hace 57 años, quien reside fuera de estados unidos  de américa desde el 2002 y actualmente radicada en Estocolmo, Suecia,  hace como un mes, las autoridades imperiales gringas le radicaron cargos penales por espionaje a favor del gobierno de Cuba por supuestamente haber ayudado a la inteligencia cubana a reclutar a su compatriota Ana Belén Montes.

De ser enjuiciada  y encontrada culpable Marta Rita podría ser sentenciada hasta la pena de muerte.

Marta Rita, al igual que su compatriota Ana Belén, es una mujer preparada académicamente. Estudió en el Colegio La Merced en San Juan, Puerto Rico y es graduada en licenciatura de la Universidad de Princeton y posteriormente de  Derecho en la Universidad de Georgetown, universidades de estados unidos de américa. Siempre se le consideró como prodigio por su extraordinaria inteligencia. Inteligencia que ha dedicado al bien de la humanidad.

Tomamos del artículo “De lealtades y patriotismo, escrito por el Dr. Héctor Pesquera Sevillano, Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, lo siguiente: “La valentía y la dignidad de la mujer boricua, así como nuestra solidaridad histórica con Cuba vuelve a manifestarse de la manera más concreta y efectiva. Algún día se sabrá cuántas veces Ana Belén Montes – quien por 17 años estuvo pasando secretos estadounidenses a Cuba – le salvó la vida a Fidel castro o alertó al gobierno cubano de algunos de los cientos de atentados desde Washington contra funcionarios o instalaciones del pueblo de Cuba”.

A lo anterior añadimos que en esa información también debe estar incluido el gobierno de la República  Bolivariana de Venezuela por los vínculos tan estrechos entre ambos países y gobiernos y por los proyectos de unidad de América latina y el Caribe que ambos sobresalientemente promueven.

Las actuaciones de Ana Belén y Marta Rita tienen su raíz en las patricias y heroínas que le dieron patria a Puerto Rico y ayudaron a forjar otras patrias de pueblos hermanos. Son de la estirpe de María Mercedes Barbudo que conspiraba desde Puerto Rico con Simón Bolívar, de Mariana Bracetti, quien conspirara con Ramón Betances y participara en el Grito de Lares, de Lola Rodríguez de Tió, quien trabajó por la independencia de Puerto Rico y Cuba por igual. Son de la estirpe de Lolita Lebrón, de Carmín Pérez, de Blanca Canales, de Antonia Martínez, de Aidé Beltrán, de Isabel Rosado y de tantas otras que tanto han aportado para la independencia de Puerto Rico y para unidad de nuestra América y el Caribe

Expresado lo que antecede y estando cerca el acto conjunto frente a la embajada gringa en México (este próximo 25 de julio de 2013, a partir de las 12 horas) donde protestaremos por los 115 años de la invasión de Puerto Rico por las huestes bárbaras del imperio gringo. Y donde conmemoraremos  los 230 años del natalicio del “Libertador” Simón Bolívar Palacios; donde recordaremos el 90 aniversario luctuoso del general Francisco (Pancho) Villa; donde conmemoraremos el 60 aniversarios del asalto al Cuartel Moncada; y donde demandaremos la libertad de todos los presos políticos, convocamos a todos a asistir en busca de unir en los hechos a nuestra América y a nuestro Caribe. Bajo el entendido de que hay un enemigo común: el imperialismo.

Puerto Rico, siendo la única nación latinoamericana y caribeña bajo un sistema de ocupación militar y bajo un sistema colonial aporta, como siempre, su parte a la lucha por la sobrevivencia de las naciones hermanas y por la unidad de América latina y el Caribe. Puerto Rico y su lucha de independencia requiere el apoyo de todas las organizaciones mexicanas, incluyendo el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba y la Coordinadora Bolivariana en México.

Que el desprendimiento y la solidaridad sea la norma. Hay que darse de sí para los otros. Bajo el entendido de que la unidad tan anhelada de América latina y el Caribe, desde los tiempos de aquell@s que nos dieron patrias, no será posible sin un Puerto Rico libre e independiente. El balón está en su cancha.

Por otra parte, hay que comenzar una campaña para que Ana Belén Montes (y en su día Marta Rita Velásquez) sean incluidas en la campaña internacional que demanda el desistimiento de las acciones penales contra JulianAssange, Bradley Manning y Edward Snowden. En el caso de Ana Belén su liberación

Y terminamos recordando aquella estrofa de la canción “Pedro Navaja” del excelso compositor y cantante panameño Rubén Blades. “La vida te da sorpresa! ¡Sorpresa te da la vida! ¡Ay Chocorroool! Digo: ¡Ay Diooos!


Y lo que te falta Chocorrol. Digo Barak Obama.
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.