OFENSIVA IMPERIALISTA DE OBAMA QUIERE DESTRUIR A SIRIA Y VENEZUELA - DO

Desde Venezuela
10/Octubre/2013

40 años del golpe fascista que derrocó A Allende y asesinó a miles de chilenos
Ofensiva imperialista de Obama  quiere destruir a Siria y Venezuela
Diego Olivera

Nuevamente la sociedad humana se ve azotada por formas imperiales, el siglo 20 soportó dos guerras mundiales y cientos de invasiones, los que hoy conforman la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han sido artífices de los mayores colonialismos en África, Asia, América Latina y del Norte, que llevaron a la desaparición de millones de seres humanos, crearon el esclavismo para transformar a millones de africanos en mercadería, asesinaron a millones de indígenas americanos y asiáticos, bajo la bandera de la cultura occidental, así como de una iglesia católica que aplicaba la inquisición, matando a miles de personas por no comprender esa religión, ya que los pueblos invadidos tenían sus propias creencias y sus culturas.

Hoy en el siglo XXI los pueblos sufren las mismas consecuencias de siglos de colonialismo e imperialismo, el ataque a Libia, los golpes militares en Honduras y Paraguay, son parte de la estrategia imperialista para controlar  los recursos naturales del mundo, luego de la dilapidación de EUROPA y EEUU de sus reservas de petróleo, acuíferas, de minerales, producto de un sociedad de consumo. Pero no solo EEUU y la OTAN buscan las reservas mundiales, también aplican su modelo económico neoliberal, para crear un mundo unipolar donde todas las naciones dependan de la Banca de Estados Unidos y la Comunidad Económica Europea (CEE), representadas por el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aplican los ajustes recesivos y los prestamos criminales, donde las naciones subdesarrolladas quedan endeudadas derivando parte de esos ajustes en las mayorías de los ciudadanos, los que pagan con desempleo, sin derechos médicos, sin educación accesible y con graves deficiencias alimentarias.  
 
Ofensiva imperialista de Obama  quiere destruir a Siria y Venezuela 

Es bueno significar que Barak Obama habla de democracia, también es portador de un “Premio Nobel de la Paz”, pero actúa como Nobel de la muerte. Habla en un discurso del reverendo Martin Luther King, alabando su condición humana, pero es parte de esa democracia  que lo asesinó por luchar por los derechos de las mayorías empobrecidas en los Estados Unidos. Duerme tranquilamente cada noche, sin pensar en la muerte de miles de libios, niños, mujeres, en nombre de su democracia.  También envía aviones no tripulados llamados drones para asesinar en Afganistán, Paquistán, Irak, y ahora no le tembló la mano para pedir al Senado de EEUU autorización para enviar misiles crucero contra Siria. Para esta nación imperialista los muesrtos civiles son daños colaterales, en una guerra por dominar el mundo.

Parte de la estrategia aplicada en Siria con mercenarios y los grupos de Al Qaeda (formados por ellos mismos en su guerra en Afganistán), camuflados como movimientos de liberación nacional, se aplicaron en la invasión de Playa Girón en Cuba, se han aplicado en África, se crean falsos lideres financiados por ellos mismos, como Ben Laden, asesinado salvajemente por la CIA, y televisado a nivel mundial como si fuera una serie. De la misma manera lo hicieron Gadafi en Libia, un espectáculo grotesco y criminal, hasta la detención del general Noriega, asalariado de la CIA, que cayó en desgracia y lo han paseado por diferentes cárceles del mundo.

Por casi 2 años Siria ha resistido el embate de mercenarios y grupos islamistas adoctrinados en EEUU.  Miles de muertos, decenas de atentados, destrucción de pueblos y ciudades, masacres de ciudadanos, son el costo de las ambiciones de Obama y los halcones de la guerra, con las trasnacionales esperando para adueñarse de su ubicación estratégica en el Golfo de Ormuz, siendo vecinos de Irán, con parte del mar mediterráneo donde centenas de barcos llevan el 60% de las necesidades de  petróleo a Europa.  Además ha sido concebido para ser la punta de lanza contra los iraníes, con una política de aislamiento de Rusia y China del Medio Oriente, para lograr consolidar un dominio imperialista del petróleo y demás riquezas.

En ese mismo sentido y valga la comparación, Venezuela es parte de la geopolítica imperial. Las reservas certificadas de petróleo y gas han vuelto a la revolución bolivariana en un enemigo. La lucha por la independencia y la soberanía fueron parte de los grandes logros alcanzados por el comandante y presidente Hugo Chávez Frías, su visión latinoamericanista y la defensa de la patria han golpeado a las trasnacionales y al gobierno de EEUU.  Han sido 14 años de lucha revolucionaria, de internacionalismo, donde se construyó el legado del comandante Chávez. Hoy la solidaridad, la unión de los pueblos y las naciones emergentes de América Latina y el Mundo, aceptan el desafío de la unidad planetaria, ante un enemigo que no le importa la raza humana, que no le importa la desaparición del planeta, sólo sus ambiciones materiales y su sociedad de consumo.
   
40 años del golpe fascista que derrocó a Allende y asesinó a miles de chilenos

La historia humana se ha sustentado muchas veces en paralelismos históricos, me parece importante en este trabajo señalar que este nuevo 13 de septiembre del 2013, trae a nuestra memoria dos hechos en esta misma fecha, no el año acaecido. Hace 40 años en Chile un golpe fascista, derrocó al Socialista y presidente Salvador Allende, generando miles de muertos y torturados.  

Un 11 septiembre del 2001 fueron atacadas las Torres Gemelas (emporio financiero) símbolo de capitalismo estadounidense. La acusación fue al grupo Al Qaeda y a Ben Laden, socios de aventuras en Afganistán, contra la presencia del ex Ejercito Soviético, lo que permitió al gobierno de George Bush a atacar a Afganistán como represalia ante la muerte de ciudadanos estadounidenses. Un atentado que ha sido demostrado fue montado por la CIA, y no por grupos “islamistas”.  Decenas de investigaciones demuestran que fue una implosión, con miles de kilogramos de explosivos en la base de las torre gemelas lo que las derrumbó, porque según los expertos el avión que golpeó la torre y el que cayó en el Pentágono, no pudieron tumbar desde la base el edificio y menos generar un efecto devastador en las instalaciones militares.
Muchas han sido las mentiras de los gobiernos de EEUU, para invadir o generar golpes de estado, en la misma década del golpe de Chile varias naciones Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, sufrían los efectos del Plan Cóndor, donde los ejércitos fascistas de esa época, torturaban y desaparecían a miles de luchadores sociales, sin ser señalados por la OEA, la ONU, y menos las hoy Comisiones de derechos humanos.  Para ellos hasta el Asesino General Pinochet, luchaba contra el socialismo, el comunismo.

EEUU aplica la receta chilena para intentar derrotar al Presidente Maduro

Pero como dice una canción “la historia vuelve a repetirse”, porque la estrategia del golpe se está procesando en Venezuela. Una derecha fascista con nexos con la derecha internacional chilena y colombiana, con el gobierno estadounidense, han organizado un plan similar al que hicieron contra el presidente mártir Salvador Allende, generar un golpe económico, donde se crea un desabastecimiento total de los principales productos alimentarios, unido a sabotajes eléctricos, y a empresas del estado, para crear malestar en la población, pero como no pudieron derrotarlo por esta vía, aplicaron el golpe brutal y genocida.

La experiencia de este modelo también fue aplicada en Venezuela en 2002, golpe militar y luego golpe económico, pero ambos fueron derrotados con altos costos de vidas y millones de dólares en pérdidas económicas, hasta destrucción de la infraestructura petrolera, que demoró varios años en restablecerse. Fueron ataques despiadados contra la sociedad venezolana. Hoy en una nueva fase, estos sectores han buscado un golpe el 14 de abril, sin lograr apoyo en los militares, una asonada con grupos irregulares que costaron la vida de una decena de compatriotas. 

Para luego intentar una show mediático en la Asamblea Nacional (AN), órgano legislativo venezolano, de un ataque a los diputados de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), intentando llevar al exterior su mensaje de fraude electoral, de ilegalidad la presidencia constitucional de Nicolás Maduro. Este sector de derecha y EEUU no ha reconocido todavía al mandatario venezolano, siendo esta situación parte de la estrategia golpista.

Hoy el plan golpista está sustentado en la penetración de paramilitares, en el intento de asesinato al presidente Maduro y al presidente de la AN Diosdado Cabello, para tratar de desarticular la dirección del Estado venezolano, así como la realización de atentados como el de la refinería de Amuay, o el sabotaje a una de las líneas principales de energía, que dejo el 60 por ciento de los estados del país sin luz.

Estos efectosm unidos a los sabotajes de alimentos organizados por la empresa privada y los transportistas, como sectores de especuladores, que se prestan para crear el desabastecimiento, como crear una elevación de precios, para generar altos niveles de inflación, generando una distorsión del mercado, con un grave efecto en sectores del pueblo, que aun no comprenden o no tienen conciencia de que esta situación económica es creada, es artificial, para crear un malestar social que ayude en los planes de la derecha, para intentar dar un golpe al gobierno bolivariano, al presidente Maduro y esencialmente a las mayorías del pueblo venezolano.

diegojolivera@gmail.com
                                                                                                        Publicación Barómetro  12-09-13
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado. Gracias. barometrointernacional@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.