FINAL DEL PARO DE EDUCADORES: UN IMPORTANTE TRIUNFO FRENTE AL PROYECTO PRIVATIZADOR - JM

Desde Panamá
10/Octubre/2013


Final Del Paro De Educadores: Un Importante Triunfo Frente Al Proyecto Privatizador
Jeannette Muñoz

Tras veinticinco días de paro, asambleas y manifestaciones el movimiento magisterial logró el triunfo final al firmarse un acuerdo de finalización de huelga por el cual el MEDUCA se compromete a no tomar represalias contra los educadores y devolver los salarios descontados a cambio de que se recuperen las clases. A este acuerdo se suma la derogación del Decreto 920, exigencia fundamental del movimiento huelguístico.

La victoria magisterial se engrandece al tomar en cuenta las desventajas con las que se enfrentaron los docentes: grandes medios de comunicación evidentemente parcializados contra ellos, la amenaza de ser despedidos proveniente del propio “presidente” de la República y el desesperado y recurrente uso del insulto y la calumnia, en donde destacó sobremanera el haberles endilgado actos de terrorismo evidentemente creados por los aparatos de “Seguridad” del Estado.

Nada de ello logró asustar a los docentes y produjo el efecto contrario: cada día aumentó más el apoyo al movimiento magisterial y este logró convertirse en un verdadero liderazgo nacional, pues múltiples fuerzas sociales y políticas se solidarizaron y manifestaron su apoyo con acciones concretas en las calles.

El resultado positivo de la lucha implica una derrota del plan privatizador de la ministra Lucy Molinar: por un lado, tratar de destruir a los gremios magisteriales, incluyendo el derecho a huelga, de ahí su negativa a firmar un acuerdo; por otro, establecer un sistema educativo público bicéfalo: con un puñadito de escuelas "modelo" a los que iría la inversión pública y educadores cobrando un plus a cambio de no agremiarse, y una mayoría de escuelas sin la inversión correspondiente (en eso consistía el Decreto 920).

Los docentes debemos tener presente que ésta ha sido una victoria importante, pero no la derrota del proyecto privatizador, ya que el Decreto 920 ha sido reciclado en dos nuevos decretos (695 y 696), aunque notablemente modificados respecto al inicial.

Los educadores tampoco debemos olvidar que Lucy Molinar ha sido apoyada no sólo por Martinelli y su partido (Cambio "Democrático"), sino por Juan C. Varela (panameñista), quien la nombró y guardó conveniente silencio durante la huelga; e incluso por el PRD de Juan C. Navarro, quien a través del empresario Gabriel Díez (ex ministro de Martín Torrijos) en nombre del Consejo de la Empresa Privada (CONEP) condenó nuestra huelga. Todos ellos vendrán a pedirnos el voto en las elecciones, por eso hacemos  el llamado desde ahora a mantener  la memoria histórica  de cada jornada de lucha y lo que nos ha costado mantener nuestras conquistas.  Los docentes no debemos ser masoquistas, ni queremos más de lo mismo.

Otra lección importante que deja este movimiento es que el paro fue más efectivo allí donde los gremios conservan la práctica de la democracia, las asambleas y la recurrente consulta a las bases. En ese sentido el baluarte de la huelga fue la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), dirigida por la profesora Yadira Pino, y las regiones educativas donde este gremio es fuerte. Es importante seguir esta buena práctica  para evitar  la perdida de contacto directo y el distanciamiento de los dirigentes con las bases gremiales.

Compañeros y compañeras docentes, volvamos a clases orgullosos de haber escrito otra página histórica para la educación nacional, pero con un ojo avizor pendientes de cualquier amenaza futura que pueda provenir de la pérfida ministra Molinar y el gobierno de Martinelli.


¡Un educador luchando, también está educando!
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.