LOS GUERRERENSES DE ARMAN Y LOS ACAPULQUEÑOS SE QUEJAN - RHP


DESDE MÉXICO
28 NOVIEMBRE 2012


Los Guerrerenses se Arman y los Acapulqueños se Quejan Turismo a la Deriva
Rodrigo Huerta Pegueros

No son envidiables—sino todo lo contrario—los esfuerzos que están haciendo las autoridades del ramo turístico en la entidad para atraer más y mejores visitantes hacia Acapulco. Para lograrlo, han dispuesto realizar todo lo que esté al alcance de su imaginación con el fin de que la estancia del turismo sea no solo placentera sino divertida y sobre todo que les quede el plus para tener  argumentos para regresar en el futuro y atraer a otros más a este centro de recreo tradicional de México.

Esa es la función de los que se dedican al fomento del turismo en Guerrero y quienes, junto con otras dependencias que tienen que ver con nuestros atractivos naturales y humanos han dispuesto coordinarse y ofertar juntos un sinnúmero de actividades que tienen que ver con nuestro folklore, artesanías, música y tradiciones.

Todo lo que se ha hecho en este sentido, reitero, es digno de aplaudirse mas sin embargo estos esfuerzos no pueden ni podrán nunca opacar la difícil situación por la que atraviesa este municipio en materia de inseguridad pública y añadido a los eternos abusos por parte de prestadores de servicios turísticos y en particular los que se ubican en las llamadas playas históricas en donde desgraciadamente quienes las visitan, son impunemente timados, robados o literalmente asaltados por quienes les ofertan sus servicios. ¿Y las autoridades? Bien, gracias.

Los lugares donde se registran estos atracos son harto conocidos por todos los que aquí vivimos y particularmente por las autoridades de turismo en sus distintos nivele son: Puerto Marques, Revolcadero, Barra Vieja y Pié de la Cuesta hasta los límites con el municipio de Coyuca de Benítez.
Y si estos hechos lamentables no han logrado ser erradicados desde hace muchísimo tiempo y que afecta la imagen de la entidad en los círculos de competencia nacional e internacional mucho menos han logrado frenar el cúmulo de información negativa que se esparce diariamente a través de los distintos medios de comunicación tradicionales y posmodernos.

Esta situación hato conocida no ha sido analizada por parte de quienes integran los equipos de planeación y mercadotecnia turística estatal o municipal a fin de determinar las alternativas para hacerle frente a estas emisiones que de una u otra forma disminuyen los flujos de visitantes a este destino, otrora mundialmente reconocido no solo por su naturaleza prodigiosa sino como un lugar placentero para descansar del ajetreo cotidiano de las grandes urbes.

Lo peor del caso es que cuando se habla del turismo, debemos pensar que hablamos de una actividad altamente vulnerable por la serie de intereses que se entrecruzan y que muchas veces es afectada por competidores externos o internos como son los casos ejemplares de los centros turísticos nacionales de los estados de Jalisco, Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Oaxaca, Sinaloa, Nayarit  o Veracruz, entre otros.

Por lo mismo, a mayor competencia, debe responderse con mayor innovación y mayores recursos destinados a hacer frente a las vicisitudes del sector que como lo hemos padecido en los últimos lustros no ha sido atendido con la prontitud y menos con el profesionalismo y eficacia que se debería hacer como por ejemplo, cuando los programas turísticos estatales no son abiertos a la competencia y mucho menos puestos al escrutinio de los que manejan el sector privado.

Ante esta situación nada normal los hoteleros y demás prestadores de servicios se ven constreñidos a hacer sus movimientos en forma personal y aislada y utilizan cualquier instrumento de promoción que creen puede unificar esfuerzos y generar una diversificación de los mensajes que lleguen a los diversos segmentos de población que les son importantes para atraerlos en un mayor volumen.

En la actual administración estatal,  la Secretaría de Fomento Turístico (SEFOTUR) han tenido en menos de dos años dos titulares los cuáles en primera instancia  tienen orígenes diferentes y por lo tanto visiones distintas de cómo operar un ente público como es la SEFOTUR y particularmente se han visto bloqueados en sus intenciones de expansión por quienes deben entregar a tiempo y sin demora los recursos presupuestados para el sector y contar con una fluida interacción con los empresarios.

Y es que Acapulco no es el único polo de atracción turístico de Guerrero  sino que tenemos otros más que van mas allá del tradicional Triángulo del Sol que conforman Acapulco-Zihuatanejo y Taxco. No olvidemos que ya tenemos en nuestro mapa turístico otros centros de esparcimiento y diversión.

La costa grande y la costa chica de la entidad están llenos de lugares naturales y paradisiacos que no han logrado ubicar las autoridades encargadas de promocionarlos  como nuevos polos para el turistas amante de la aventura y la ecología.

También tenemos en la zona norte, en tierra caliente y en el centro de la entidad una serie de lugares históricos que bien podrían configurar una ruta histórica y cultural que en muchas ocasiones se ha propuesto como un alternativa más para ese segmento de turistas ubicados en la zona Europea, mas sin embargo nunca se ha atendido y por lo tanto no se ha convertido en realidad, ya que quienes ocupan la titularidad de la SEFOTUR no quieren o no desean molestarse y menos invertir tiempo ni presupuesto para promover y proyectar estos lugares los que en un futuro próximo podrían convertirse en la alternativa que estábamos buscando para diversificar nuestros atractivos hoy concentrados en playa, sol, mar y discotecas.

Si esto se atendiera en lugar de ponerse los guantes contra los medios de comunicación nacional—como lo hizo el titular de SEFOTUR, Javier Aluni contra el periódico REFORMA—por el prurito de que difunde sucesos penosos que ocurren en nuestra entidad y que afectan nuestra imagen como polo turístico, lo que debe hacer este nervioso funcionario es solicitar a las autoridades competentes que den respuesta puntual de los hechos exhibidos y contextualizarlos para deslindar al sector de esos hechos lamentables, mas nunca se puede señalar que un medio de comunicación tenga el interés explícito de destruir el sustento de una economía como la de Guerrero y que se sustenta en el sector turismo.

Nuevamente los gobernantes tendrán que poner su cara de palo frente a los huecos que abren sus funcionarios y que no se miden para acusar a los medios de lo que ocurre en Guerrero, en donde los ciudadanos se tienen que armar para defenderse de los criminales ante la ausencia total de los elementos oficiales de seguridad pública, los cuales, como se ha corroborado, trabajan al lado de los delincuentes y coadyuvan a la agresión de los ciudadanos.

Por lo que se refiere a Acapulco, lo único que se puede decir es que a un mes de la toma de posesión del nuevo alcalde, Luis Walton Aburto, hay mucha inconformidad por la forma como ha operado y la ausencia de resultados que debería ya estar ofertando particularmente en lo concerniente a los servicios públicos elementales. Las quejan son múltiples y variadas y esas las daremos a conocer en breve, pues la participación ciudadana en este tenor es variada y con elementos que son incontrovertibles.

Lo cierto es que el gobierno estatal debe replantearse la política de fomento turístico y de hacerse responsable de que los ayuntamientos hagan su tarea para responder a las demandas de los ciudadanos sobre todo en cuestión de seguridad pública, servicios de salud, educación y tránsito sin descuidar los esenciales como son agua potable, alumbrado público, tránsito y saneamiento básico.

De no operarse así, nuestro destino de playa seguirá siendo solo un lugar para visitantes nacionales del valle de México y no un destino donde puedan confluir tanto visitantes nacionales como extranjeros y no solo de Estados Unidos, Canadá, sino también de Europa, América Latina y Asia.

Para lograr este fin es planificar, evaluar y enfrentar los momentos álgidos de crisis que diariamente se tiene con la difusión de los hechos criminales que se registran, aunque las autoridades del ramo quieran tapar el sol con un dedo.

COMENTARIOS:
observar@gmail.com 
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.