EL MUNDO ACTUAL: SUS INCÓGNITAS - JAM

Desde Uruguay
Fecha: 11/Julio/2016


El Mundo Actual: Sus Incógnitas
Por Jorge Aniceto Molinari

Lo primero es tratar de entender, luego analizar lo que se está haciendo y luego proyectar, haciendo lo necesario, hacia el futuro.

Por lo general todas nuestras normas de conducta, más allá de las improntas personales tienen que ver con circunstancias que nos vienen dadas. Somos un producto genuino de las circunstancias y sin con esto desmerecer lo que cada uno aporta y elabora con su humilde ser.
Materialistas, respetamos a aquellos en que sus creencias los trasladan a que su vida está regida por preceptos espirituales de origen religioso. Tenemos en común la búsqueda de una verdad sobre el desarrollo de la vida que nos compromete a todos.

¿Cómo entender entonces la crisis actual? Aquí una primera afirmación con el ánimo de debatir: la predominancia en el seno de toda la humanidad del modo de producción capitalista que es relativamente reciente para todo lo que es la historia humana, está llegando a sus límites, fijados inexorablemente en la rentabilidad del sistema; el agostamiento de la tasa de ganancia.

Un primer problema; los economistas de todos los colores de esto no hablan, lo cual es un grave inconveniente. La ciencia oficial pretende ignorar el tema.

Además las conductas y decisiones humanas se analizan con independencia de la base material que las condiciona, como es la predominancia de un determinado modo de producción, en nuestra situación actual, el capitalismo.

La historia humana parece estar signada por el origen en que el ser humano ha estado siempre en competencia. Y por otro lado el concepto que proviene de la filosofía predominante: de que eso siempre va a ser así.-

Entonces un primer desafío para los que elaboramos la “utopía” del socialismo. El ser humano no podría vivir  en un sistema económico socialista.

Nos interesa en este momento en que señalamos que esta crisis actual del capitalismo ya le es irreversible para las necesidades de su predominancia en el seno de la humanidad. Esta es tal vez la razón fundamental de porque en el vasto abanico de opiniones sobre el tema prácticamente nadie la caracteriza en el contexto de la realidad actual.

Abramos entonces la polémica: cortemos grueso, ni Marx, ni Engels, ni Lenin, nombrando a los más destacados, en toda su obra nunca escriben sobre la posibilidad de un sistema que “compita” con el capitalismo, sino sobre el agotamiento de un sistema y la necesidad de medidas en defensa de la gente que organicen la transición tomando todo lo que el modo predominante declinante ha dejado en el seno de la humanidad para su beneficio, porque además los avances corresponden a la humanidad en su todo, más allá del sistema predominante.-

En el curso del desarrollo capitalista, los partidos, los sindicatos, las organizaciones de distinto tipo han respondido siempre a su ubicación en la lucha de clases, ahora por encima de todos están las organizaciones empresariales que en dura pugna comandan el actual desarrollo económico de la humanidad.

Cuando las organizaciones de la sociedad asumen el papel de la defensa de la gente, desde un partido, desde un sindicato, pueden llegar como en muchos casos a lo largo de la historia a tomar el gobierno de un país, distinto a quienes lo hacen para defender intereses sectoriales, oligárquicos, etc. etc...

El problema es que cuando triunfa una revolución como la rusa que reivindica el pensamiento de Marx, lo que supone tomar todas las medidas políticas para organizarse con lo mejor de la humanidad para hacer de la crisis de la predominancia del modo de producción un evento en que pueda morir en paz.

La derrota de Lenin, cortó este proceso, y vestido con una falsa imagen “marxista-leninista” emergió ante el mundo un modelo de “socialismo” a gusto y paladar de la mentalidad capitalista predominante y a partir de allí detrás de los “equívocos y perjudicos” cada una de las luchas en cada lugar del mundo tenían como objetivo acercarse al “modelo socialista” con el agravante que estos gobernantes se adaptaron rápidamente a todos los vicios del sistema.-

Este es hoy el pecado que está pagando la izquierda, que cuando llega a los gobiernos cree tener en sus manos instrumentos que le permitan cambiar el rumbo, y eso es falso, nadie lo puede hacer porque hoy la propiedad de los medios de producción y de cambio se manejan con dos instrumentos fundamentales: la moneda y los impuestos, y con ellos cotizaciones como la de los commodities. Por supuesto que con todo el arsenal de guerra (incluidas armas nucleares) que manejan.

Un ejemplo de esto lo vemos en el proceso venezolano y en el proceso argentino, (también Brasil), les manejaron la moneda y los impuestos y presionaron sobre el abastecimiento de las necesidades de la gente para luego hacer el retroceso político en defensa de los intereses de los sectores conservadores, con el agravante de que hoy sin el respaldo armado de otrora, (EE.UU., endeudado, es hoy un Estado gendarme) , no tienen la menor idea de que hacer, más allá de la defensa de sus intereses particulares.

No renegamos de ninguna medida, ni siquiera el llegar al gobierno, el de estatizar, cooperativizar, si es necesario, pero sin perder como no lo perdió nunca Lenin, el objetivo fundamental que es el preparar al conjunto de la humanidad para afrontar la necesaria transición con la muerte en paz de la predominancia del modo de producción capitalista.-

Este es el marco que vemos necesario, para debatir en un necesario desarrollo ideológico que nos estamos debiendo por nosotros, por nuestros hijos, por nuestros nietos, y por los de nuestros adversarios.

Para ello nadie está descartado de antemano, recuerdo la carta que en diciembre del 2008 envié a él ese entonces Presidente electo Obama, que nunca respondió y que hoy sigue teniendo el valor de ese entonces, acrecido por el propio desarrollo de la crisis. Como gustaba decir al Dr. Carlos Quijano: “siempre se vuelve a Marx”.

sipagola@adinet.com.uy
Publicación Barómetro
internacional.barometro@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.