LA AUDITORIA DE ACAPULCO: A NADIE CONVIENE UNA SOCIEDAD AMORDAZADA - RHP


DESDE MÉXICO
28 NOVIEMBRE 2012


La Auditoría de Acapulco: A Nadie Conviene una Sociedad Amordazada
Rodrigo Huerta Pegueros

El próximo martes el alcalde Luis Walton Aburto dará a conocer el resultado de la auditoría que se realizó a la pasada administración municipal de Acapulco. Sin embargo lo que será mas importante será conocer lo que hará el edil para que los responsables de las anomalías o irregularidades encontradas respondan puntualmente ante las autoridades competentes. También sabremos si solicitarán el desafuero de quienes hoy ostentan una representación popular y tienen que comparecer ante las instancias judiciales sin que tengan como parapeto el fuero constitucional.

Se había filtrado hace unos días una versión de que el edil Walton había llegado a un acuerdo (dijeron que de alto nivel) para no proceder en contra de quienes defraudaron, saquearon o desviaron recursos públicos para beneficio de su peculio. Por lo pronto estamos hablando de una suma verdaderamente escandalosa de poco más de mil millones de pesos.

La ciudadanía está atenta a lo que ocurrirá el martes próximo y ojalá no decepcionen y en cambio se logre ratificar el buen sentido del voto popular depositado en las urnas el pasado mes de julio. Como dirían los clásicos, ‘no queremos venganza sino justicia’. Las decenas de correos que diariamente recibimos en torno a este asunto, nos hace ver el interés que tiene la ciudadanía por conocer la forma como se va a gobernar este municipio desde una óptica diferente y con modalidades nada ortodoxas como la hemos podido constatar en este primer mes de gobierno local.

Muchas cosas han ocurrido, unas para bien y otras para mal, como por ejemplo, el caso de los asesinatos de funcioanrios del catastro municipal, la renuncia de su director y de otros funcionarios que no pudieron pasar la prueba del ácido de la comunidad acapulqueña y de los grupos de presión. Entonces reiteramos que una vez que se de a conocer la auditoría, entonces haremos nuestro primer corte de caja sobre la situación que guarda la administración municipal, sus principales funcionarios y sus obligaciones no cumplidas y otras cosas que no se pueden entender desde la óptica de un gobierno democrático, plural e incluyente como se supone es la actual composición del Ayuntamiento de Acapulco.

Lo destacable de esta situación es que la ciudadanía se está manifestando y que creemos que a nadie conviene una sociedad amordazada y menos amedrentada desde el poder para que no se exprese y no diga lo que le ocurre, le preocupa y le molesta a diario y no solo por el comportamiento de las autoridades o representantes populares o de cualquier ente del poder público, sino también de lo que acontece en la iniciativa privada en los sectores sociales o con los poderes fácticos sean estos, sindicatos, iglesia, medios de comunicación, crimen organizado, etc.

Esto que sucede en una sociedad mas despierta y participativa estuvo por muchos años en el discurso político y ahora, cuando esto se traduce en realidad constante, algunos gobernantes se exhaltan y hasta llegan al punto de regañar a los actores participantes y les conmina a guardarse para sí sus preocupaciones, los peligros que ven venir y los acontecimientos que les alteran su vida cotidiana. Por ello es reprobable que el gobernador del estado, Ángel Heladio Aguirre Rivero se haya puesto a regañar a todo pulmón y ante la presencia de los militares, a cuantos grupos sociales, empresariales o medios de comunicación se le vino a la cabeza en esos momentos.

El reclamo del gobernar, quizá sea entendible pero no justificable pues él no es una persona igual que los demás, él está investido como servidor público de primer rango en el estado de Guerrero y él tiene demasiadas y serias responsabilidades que cumplir conforme lo marca la propia constitución política de México y la del estado libre y soberano de Guerrero. Luego entonces, no es un ciudadano de a pié y sus comentarios al respecto están fuera de lugar y de foco.

La inseguridad pública es un reclamo social altamente justificado por los acontecimientos que se registran a diario en la entidad. No hay día que el gobernador no tenga el reporte puntual de los acontecimientos y pocos, creo que muy pocos, son acontecimientos positivos que se den a conocer en los diversos medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos o los que circulan por la red.

A todos nos interesa nuestra integridad física, luego, poner a resguardo nuestras pocas o muchas pertenencias y en tercer lugar el ejercer con libertad, sin presión, sin ataduras, la profesión u oficio que hemos decidido realizar. Por ello, los ciudadanos de cualquier sino político, moral o religioso, expresamos a cabalidad y sin tapujos las vivencias y las consecuencias de esta cruda y nada agradable realidad que vivimos a diario.

Los hoteleros no están conformes con la inseguridad, los maestros no están de acuerdo con ser extorsionados, los taxistas no están contentos con ser objetos de las presiones del crimen organizado, los ‘halcones’ no lo eran sino que los convirtieron a través de amenazas o compra, los políticos tienen que decir que no todo está bien pues de otra manera seguirían construyendo su enorme descrédito, no se diga los trabajadores de obras importantes o empresas pequeñas o medianas que son objeto de extorsiones, sin considerar el número de secuestros que van al alza en la entidad y que ni siquiera para quienes ostentaron una representación popular han tenido el auxilio o respaldo gubernamental.

El reclamo de todos ellos no es gratuito. Sufren por no poder ser libres. Sufren porque no tienen ingresos o los que obtienen son entregados a los criminales. Nuestros mentores sufren por igual y los niños y jóvenes que han caido en las garras de la adicción se las ven como pueden sin tener a la mano un centro de atención para las adicciones en la entidad, aunque se construyen otros centros de rehabilitación no menos importantes pero de nuevo cuño, mientras que las víctimas de la violencia y las adicciones no han tenido la misma suerte.
Por ello creemos que el gobernador Aguirre se exaltó de mala manera y reclamó a los medios de ser los culpables de llevar al resto de la sociedad solo malas noticias y no las buenas noticias que el propio ejecutivo no logró enumerar, aunque sin duda que ha habido una actividad poco usual para atraer mas y mejores eventos, tanto culturales, artísticos, deportivos, académicos y del entretenimiento a los diversos centros de recreo del estado.

Pero si bien es cierto esto, el que no se puedan presumir como él quisiese, no es culpa de los medios, de los reporteros o conductores de noticias sino que es causado por la caótica situación que priva en Guerrero y en Acapulco y no dicho por nosotros sino por instituciones nacionales donde colocan a la entidad como la más violenta y a Acapulco donde se han registrado el mayor número de ejecuciones derivadas de la competencia entre cárteles de las drogas.

No hace muchos días atrás, el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa declaró en entrevista con la conductora de Televisa, Adela Micha, que la estrategia aplicada contra los criminales durante su administración era la correcta y que el principal escollo para ser exitosa se encontró en las policías municipales y estatales donde los alcaldes y gobernadores poco interés han puesto para certificarlas como corporaciones de confianza. Citó al estado de Guerrero como una entidad donde el gobierno (léase Aguirre) no ha actuado en consecuencia.

Luego entonces, también habrá que regañar al presidente Calderón por lo expresado o al secretario de salud estatal, Lázaro Mazón Alonso quien declaró sobre la situación de inseguridad que priva en el sector salud y estuvo de acuerdo que los médicos de varios municipios de la entidad han tenido que abandonar sus plazas y sus consultorios o huir de plano del estado para no ser victima de la extorsión de parte de los criminales. Claro está que sería mas agradable hablar de la próxima aparición del tenor Plácido Domingo en una playa céntrica de Acapulco pero tambén es cierto que los acontecimientos negativos sigue acaparando la atención de todos y particularmente de los medios de comunicación locales, nacionales e internacionales y que si bien algunos medios hacen esfuerzos para cumplir con el equilibrio informativo, no lo pueden lograr ya que son abrumadores los acontecimientos negativos.

Ojalá—como dice el ínclito dirigente de MORENA, Andrés Manuel López Obrador—y el gobernador Aguirre se serene porque al parecer no le gusta lo que ve y mucho menos le agrada que dentro de su gabinete anden como perros y gatos y que por lo mismo sus programas estrellas estén a punto de irse a pique como es el insignia de ALFABETIZACION.

Sería recomendable continuar los procesos de diálogos con la sociedad y no pretender con palabras altisonantes y con refunfuñeo que la ciudadanía se auto amordace para que se pueda dar una versión sesgada de la realidad que no solo nos agobia sino que nos desespera y llena de incertidumbre. Dice el filósofo español, Frnando Savater que LA VERDAD ‘’es la adecuación entre el intelecto, la inteligencia humana y la cosa’’. O sea, en resumidas cuentas, nos dice, LA VERDAD ‘’es la adecuación del intelecto con la realidad’’. 

Me quedo con la última reflexión.
Más claro, ni el agua. Al pie de este artículo le comparto el cuadro de la violencia en el país enviado por una interesada ciudadana. Muchas gracias.

Periodista /Analista Político*
observar@gmail.com
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.