APRENDER DE OTRAS EXPERIENCIAS - XCA


Desde México
27/Enero/2013


Aprender de otras experiencias
Xavier Carreto A.

Conocer experiencias exitosas en otros países del planeta como los ubicados en el Norte de Europa: Noruega, Suecia Dinamarca y Finlandia resulta interesante por lo que los guerrerenses podamos aprender de ellos, pues son los más destacados en prácticamente todos los indicadores internacionales como el Índice de Desarrollo Humano (salud, escolaridad e ingreso), los resultados de las evaluaciones de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE), sociedades menos desiguales, sin analfabetismo, no se conoce la pobreza, seguridad social universal, sin problemas de inseguridad y violencia, entre los avances sociales y económicos más significativos. Pero saber de una nación exitosa en nuestro propio continente, todavía resulta más atractivo por tratarse de una sociedad más parecida a la nuestra, este es ahora  el caso de Brasil.

Este país del Cono Sur en América Latina es la sexta economía más grande del planeta, después de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia. Y por su enorme territorio de 8.5 millones de kilómetros cuadrados, más de cuatro veces mayor que México; así como su población cercana a los 200 millones de habitantes está llamada a ser la potencia del futuro; ya que tanto Japón como Alemania y Francia por tener mucho menos extensión territorial y población no podrán competir con el actual gigante de América.
Con mucha razón la presidenta Dilma Rousseff, una ex guerrillera, presume que los brasileños han dejado de ser eternos deudores del Fondo Monetario Internacional y pasar a ser sus acreedores. También se demuestra su poderío económico por los 17 millones de empleos creados en 10 años, las 40 millones de personas que se han integrado a la clase media; no menos relevante es que su población es el tercer mercado mundial de computadoras, y el cuarto consumidor de alimentos, y comprador de automóviles. Por ser sede del Mundial de Futbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, se han puesto en marcha relevantes proyectos en infraestructuras. Algo que mucho a ayudado, en sus dos primeros años de gobierno de la Señora Rousseff –por cierto considerada una de las tres mujeres más poderosas del planeta junto con Angela Merkel y Hilary Clinton-, es forzar las renuncias de ocho de sus ministros acusados de actos corruptos.

En entrevista concedida a Juan Luis Cebrián, presidente del periódico español El País, antes de viajar a Cádiz para asistir a la Cumbre Iberoamericana, la presidenta brasileña explicó su proyecto estrella: “Hacer de su país una sociedad de clase media no solo en lo que se refiere a estándares de vida, sino sobre todo en lo que concierne al nivel educativo de la población”. Todavía Brasil tiene el reto de superar el analfabetismo del 10 por ciento de su población mayor de 15 años, dos puntos porcentuales más que los mexicanos y siete menos que los guerrerenses; al respecto la presidenta dice: “En mi proyecto de hacer de Brasil un país de clase media, tengo que enfrentar simultáneamente la lucha contra la pobreza y garantizar padrones educativos similares a los del primer mundo. Todos los niños van a tener un nivel mínimo de lectura y escritura y manejar operaciones matemáticas”. Además propone darles una educación de tiempo completo para lo cual no cuenta con los recursos necesarios, por lo que se enfocará a apoyar a los más pobres. En cuanto a la educación superior, dice Rousseff, se trabaja por una universidad pública de excelencia, por eso se contrata a profesores visitantes de nivel mundial.  

Que de lo señalado por Rousseff se hace o se deja de hacer en Guerrero; lo más relevante es por supuesto educar a la población en su conjunto, contar con una educación de primer mundo, pues la base es tener una sociedad con la mayor escolaridad efectiva lo que impulsa su bienestar al tener mejor desarrollo económico, que genera el empleo; y éste la superación de la pobreza y la desigualdad; además se vive en un ambiente amable, seguro y mínima violencia. En nuestra entidad, como lo ha informado La Jornada Guerrero, la educación, a pesar de que se le destinan los mayores del erario, no se cumple cabalmente por la suspensión regular de las actividades escolares, que en este año escolar alcanza niveles preocupantes y los motivos se relacionan, esencialmente, con las mejoras del magisterio, quienes pierden de vista el compromiso de trabajar a favor de la educación de la sociedad. Guerrero requiere, por medio de la educación, formar ciudadanos críticos, participativos, tolerantes y conscientes de sus derechos al igual que de sus deberes sociales. Ojalá los profesores así lo vean, que no quede por ellos.

Comentarios:
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.