LOS RETOS URBANOS DE GUERRERO Y ACAPULCO - XCA


Desde México
27/Enero/2013


Los retos urbanos de Guerrero y Acapulco
Xavier Carreto A.

Gracias a la más importante temporada turística decembrina de la última década, lograda esencialmente por el trabajo del gobierno estatal, podemos sentirnos congratulados los habitantes de esta entidad, lo cual puede ser el punto de partida para comenzar la superación de nuestros múltiples rezagos. Lo importante es echar mano de todas las ideas, innovar, dar lugar al pragmatismo y la experimentación; los guerrerenses siempre hemos salido adelante y este éxito reciente es un buen ejemplo.

Un lugar fundamental para esta recuperación guerrerense es el municipio de Acapulco por tratarse del más importante, en donde vivimos uno de cada cuatro de sus pobladores. Agregaríamos, en orden descendente al tamaño de su población, a Chilpancingo, Iguala, Chilapa, Zihuatanejo, Taxco, Tlapa, Coyuca de Benítez, Ayutla y Tecpan; en estos 10 municipios (tres de la Costa Grande, dos de la Centro, dos de la Norte, uno de La Montaña, uno de la Costa Chica y Acapulco el único que es región y municipio), viven más de la mitad de los guerrerenses, específicamente en sus cabeceras.   

Acapulco es la décima quinta zona metropolitana más poblada de las 59 que registra este país, con cerca de 865 mil habitantes. Hoy  ocho de cada 10 mexicanos habitan en zonas urbanas y seis de cada 10 viven en estas zonas metropolitanas en 367 municipios, en nuestro caso cinco de cada 10, lo cual marca una tendencia importante a morar en las ciudades, pues en los últimos 50 años esta población se ha triplicado. Esta situación ha propiciado que los habitantes urbanos mexicanos y guerrerenses enfrentamos actualmente serios problemas de pobreza, inseguridad, abasto de agua, transporte, vivienda y gobernabilidad, entre los más preocupantes; lo cual se ha hecho sin una planeación adecuada, en muchos aspectos.

Por los datos contenidos en  el informe Estado de las ciudades en México 2011, hecho por la Sedesol, en coordinación con el Programa Habitat de la ONU, se prevé que el crecimiento de la población ocurrirá en las ciudades intermedias, así en 2050 habrá 20 ciudades en la república mexicana, entre ellas Acapulco, con más de un millón de habitantes, en lugar de las 10 actuales. Los retos que habrán de enfrentarse para tener un mejor desarrollo económico y social, sobre todo en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, y Zihuatanejo, ciudades de más de cien mil habitantes, son por requerir transporte masivo eficiente y ambientalmente sostenible, vivienda, infraestructura urbana, agua, espacios recreativos, instalaciones adecuadas de salud.

Ante la falta de planeación, lo cual se aprecia en nuestras principales ciudades guerrerenses, en materia de transporte público el nuestro está muy desordenado, destacadamente por la actitud poco civilizada de los prestadores de este servicio y la ineficiencia de la autoridades al no exigirles requisitos para mejorar su desempeño y menos sancionarlos; en este tema el gobierno del estado y los municipales no han previsto una política de transporte sustentable urbano y se ha privilegiado el automóvil particular. Acapulco se caracteriza por la presencia de asentamientos irregulares y grandes conjuntos habitacionales en su periferia alejados del centro de la ciudad y de los sitios laborales: Renacimiento, la Zapata, el Coloso, la Colosio, el Jardín, entre otros, lo cual es causa de que estas personas gasten alrededor del 40 por ciento de su precario ingreso en transporte.

Asimismo, es preocupante la inequidad social y los niveles de pobreza extrema que ubican a Acapulco, con más de 108 mil de sus habitantes que la padecen, como la segunda ciudad del país que confronta este problema. Igualmente, urge se atienda el desabasto del agua potable, en la capital del estado y en Iguala; en este aspecto, la Conagua señala que en las principales ciudades del país, entre las cuales se encuentran las guerrerenses, se pierde el 40 por ciento del suministro de agua potable por las fugas en la red de distribución. Mención especial, merece el tema de los residuos sólidos de los cuales se deben hacer compostaje como lo realizan en los municipios de Guadalajara y Mérida, al igual que en la Ciudad de México; y no seguir enviando al relleno sanitario ya obsoleto como sucede en Acapulco. En cuanto a la inseguridad, Acapulco se ubica entre las 10 ciudades más violentas del planeta con una tasa de 128 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

A la problemática urbana enumerada, habría que agregar el desempleo, la deficiente calidad educativa, el abasto de alimentos, la contaminación que propicia la existencia de perros y gatos callejeros, el estrés y la depresión. Esto es lo que nos acecha ahora y empezar a remontar esta situación, es el reto urbano que urge atenderse. 

Comentarios:
xcarreto@hotmail.com 
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.