CUMBRE DEL MERCOSUR: DIGNA RESPUESTA DE AMÉRICA LATINA - NS

Desde Uruguay
29/Julio/2013


Después de Cochabamba y de la OEA
Cumbre del Mercosur: digna respuesta de América Latina
Niko Schvarz

La XLV Cumbre del Mercosur y Estados asociados, efectuada en Montevideo los días 11 y 12 de julio, constituyó una formidable respuesta de América Latina, tanto a la provocación de cuatro países europeos contra Bolivia (que todo el continente asumió como propia), como al sistema de espionaje practicado por Estados Unidos en todo el mundo, incluidos los países de nuestra región, y Brasil en primer término. Este pronunciamiento, de elevado contenido político e intensa repercusión internacional, abarcó no solamente a los países miembros del organismo integracionista (MERCOSUR), más los estados asociados y los que están en proceso de incorporación plena, sino de hecho a la América Latina y caribeña en su conjunto. Se reprodujo y se acentuó, de este modo, lo que ya había sucedido en la reunión de Unasur en Cochabamba, apenas Evo Morales pudo regresar a Bolivia, y muy poco después en la reunión extraordinaria de la propia OEA en Washington.

Rasgos característicos de estas decisiones políticas fueron su inmediatez, su contundencia, ajena a las medias tintas, y  la unidad sin fisuras exhibida por toda la América Latina y caribeña, que en el caso de la OEA dejaron aislados una vez más a Estados Unidos y Canadá. Ambos debieron enfrentar en solitario la firme decisión de los pueblos y gobiernos de todos nuestros países, actuando de consuno y sin excepción. Más allá de notorias diferencias entre ellos, se pronunciaron en estas instancias en forma unificada y con una sola voz, un hecho notable en la actual realidad internacional.

Es lo que destaca un comentario de fuente cubana, centrado en la reunión de Washington. Bajo el título “La rebelión latinoamericana estremece a la OEA”, incorpora este acertado juicio: “Ésta es una clara señal del cambio de época que vive nuestra región según la feliz definición del presidente ecuatoriano Rafael Correa. La correlación de fuerzas al sur del Río Bravo se inclina a favor de la independencia de sus Estados y pueblos respecto a Estados Unidos. Es así por más poder militar que posea, más descarado que sea su espionaje y más amenazas que profiera  contra los gobiernos que no se le subordinan”. Concluye con una expresión de franco apoyo a los países latinoamericanos que han ofrecido asilo político a Edward Snowden.

Recientemente, al asumir su cargo como Secretario de Estado, John Kerry declaró que EEUU debía prestar atención a lo que sucede con América Latina porque los territorios al sur del Río Bravo constituían su “patio trasero”. Volvió a esta periclitada fórmula, pero tendrá que variar su criterio.

Venezuela en la presidencia del Mercosur

En la Cumbre de Montevideo, la número 45, el viernes 12 de julio Uruguay transfirió la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela por seis meses. El martillo de madera pasó de manos de José Mujica a las de Nicolás Maduro, que la sostuvo con la izquierda, mencionando en palabras emocionadas al presidente Chávez. Antes había hecho lo propio Mujica, que evocó la memoria, el legado, el recuerdo y la enorme imagen del presidente bolivariano. Esto ocurrió a las 16:15 horas, y la nota gráfica circuló por el mundo. Venezuela había ingresado al organismo el 31 de octubre 2012. En la reunión se dieron pasos adelante en el proceso de incorporación plena al organismo de Bolivia y Ecuador. Se adhirieron también Surinam y Guyana. Maduro abogó por fortalecer y extender los vínculos del Mercosur con organismos de integración de otras regiones de América, tales como el Alba, Petrocaribe, el Sica, incluso el Brics. Asumió el compromiso de resolver el reintegro de Paraguay al grupo (del que fue excluido tras el golpe de estado contra el presidente Fernando Lugo) a partir del 15 de agosto, día en que Horacio Cartes asume la presidencia. Esta propuesta recibió unánime aceptación. Con la nueva integración, el Mercosur con sus 276 millones de habitantes eleva su rango en la economía mundial y pasa a ser una potencia desde el punto de vista de los recursos energéticos.

En la reunión, la presidenta Cristina Fernández recordó el papel de Néstor Kirchner y de Lula en la génesis del Mercosur, y destacó la vigencia del derecho de asilo. La presidenta Dilma Rousseff extendió su plena solidaridad con Evo Morales, se refirió a la próxima incorporación de Bolivia, a Surinam y Guyana como estados asociados y al retorno de Paraguay dentro de un mes; dijo también que en la nueva estructura, Venezuela podría oficiar de engranaje entre el Mercosur y la cuenca del Caribe. El presidente Evo Morales formuló un relato detallado de las vicisitudes que debió padecer en Europa;  agradeció la actitud del gobierno de Austria y se preguntó qué habría pasado si este país no hubiera autorizado el aterrizaje de su avión. Reveló que su aparato aterrizó en Viena a las 19 y 30 hora boliviana del martes y a las 19 y 17 horas del mismo día ya había llegado el pedido de EEUU de extradición de Edward Snowden. Dijo también que debía analizarse el empleo de medidas tecnológicas para impedir el espionaje practicado por Estados Unidos.

Para que se advierta la amplitud de la reunión y del número de invitados a participar: se escucharon luego exposiciones de los presidentes de Surinam y de Guyana; del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, que adhirió a todas las resoluciones, que ya se habían anunciado; del vicepresidente de Ecuador, Jorge Glass, que representó al presidente Rafael Correa; del vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba (país que ejerce actualmente la presidencia de la Celac), Ricado Cabrisas; del delegado de Chile, que trasmitió el saludo del presidente Sebastián Piñera y expresó solidaridad con Evo Morales; del vicecanciller de Colombia, aludiendo al diálogo que se desarrolla en La Habana entre su gobierno y las FARC y que reconoció la actitud de Cuba y Noruega, de Chile y Venezuela como garantes de un acuerdo de paz; del vicecanciller de Perú, Hernando Rojas, con la adhesión del presidente Ollanta Humala; del vicecanciller de Costa Rica, José Enrique Castillo, que aludió a la vinculación del Mercosur con el Sica; de Luis Fernando Carrera, canciller de Guatemala; de José Antonio Goytía, que trajo el saludo de Enrique Peña Nieto, presidente de México, país que ha cumplido fielmente con el derecho de asilo (como bien lo sabemos los uruguayos); del representante de Nicaragua, en nombre del presidente Daniel Ortega y de Rosario Murillo; e incluso de un representante de Corea del Sur. Todos, sin excepción, condenaron la actitud de los cuatro países europeos y se solidarizaron con Evo Morales. Se repitió la unanimidad de la reunión de la UNASUR en Cochabamba, Bolivia. En la parte final, la sesión fue presidida por el canciller de Venezuela, Elías Jaua.

Las resoluciones aprobadas por los presidentes al término de la Cumbre, preparadas en una reunión previa de los cancilleres y cuya nómina fue leída por el canciller uruguayo Luis Almagro, se refieren a los siguientes temas: una declaración de condena a los países que perpetraron la agresión contra el presidente Evo Morales; otra declaración reafirmando la vigencia plena del derecho de asilo como expresión del derecho humanitario (que Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua se declararon dispuestos a aplicar respecto a Edward Snowden, lo que motivó total apoyo de los participantes); una tercera declaración de rechazo al espionaje a escala planetaria ejercido por EEUU por todas las vías y con la complicidad de determinadas agencias, lo cual ha sacudido la conciencia pública en el mundo entero. Se reafirmó la decisión de reincorporar a Paraguay (que fuera suspendido en la reunión de julio de 2012 efectuada en Mendoza, República Argentina) a partir del 15 de agosto próximo. Se resolvió asimismo respaldar la denuncia efectuada por el presidente Morales ante el Alto Comisionado de DDHH de la ONU; citar a los embajadores de Francia, España, Portugal e Italia en los respectivos países en reclamo de explicaciones y de que estos países expresen sus excusas a Bolivia, y a la vez llamar a consulta a sus embajadores en las respectivas capitales europeas. Se harán las gestiones respectivas ante la ONU y se solicita a Argentina que promueva el tema ante el Consejo de Seguridad. Se reclamó asimismo la adopción de medidas de seguridad cibernética, el cese del sistema organizado de espionaje y el reclamo de enmarcar la lucha contra el terrorismo en las normas del derecho internacional.

El espíritu que predominó en la reunión fue el de la unidad de los países de América Latina y el rechazo frontal a las nuevas formas de colonialismo que buscan fomentar divisiones y afectar el funcionamiento del bloque latinoamericano. Los mandatarios reafirmaron “la decisión estratégica de la integración regional, basada en valores compartidos y orientada al desarrollo de las áreas económica, comercial, social, política y ciudadana” y reiteraron  “su compromiso con la democracia, el orden constitucional y el estado de derecho, el respeto irrestricto de los derechos humanos y la consolidación de la región como una zona de paz”. En los puntos 7 y 8 de los 59 que integran la resolución final, los presidentes condenan el incidente con el avión del presidente Morales  y el espionaje de todas las comunicaciones realizado por Estados Unidos como violatorio del derecho internacional.

Un punto especial, que mucho nos interesa, expresa el apoyo del bloque a la iniciativa de Uruguay de construir un puerto de aguas profundas.

En directa relación con el caso Snowden, el documento rechaza “las acciones que puedan menoscabar la potestad de los Estados de conceder e implementar de forma plena el derecho de asilo, y en ese sentido rechazan todo intento de presión, hostigamiento o criminalización de un Estado o de terceros sobre la decisión soberana de cualquier nación de conceder asilo”.

El chantaje de EEUU por el caso Snowden

Esto nos trae de lleno al caso del ex agente de la CIA, que reveló ante el mundo el espionaje ejercido por EEUU y que desde el pasado 23 de junio sigue en  el aeropuerto Sheremetievo de Moscú. De paso sea dicho, en la reunión del Mercosur el canciller argentino Héctor Timerman reveló que a ese sistema de espionaje han estado sometidos también una nómina elevada de políticos argentinos de primer nivel, que citó por su nombre y apellido.

Como es sabido, a este respecto el gobierno de Estados Unidos y el Departamento de Estado están ejerciendo un chantaje indecoroso ante los países que manifestaron su disposición a otorgarle asilo (como ya lo ha hecho Ecuador en el caso de Julian Assange, el creador de WikiLeaks, refugiado en la embajada de este país en Londres). Lo intentaron primero con Ecuador, precisamente, y ya se conoce la digna respuesta que les propinó el presidente Rafael Correa. Lo mismo ocurrió con Bolivia. Una oscura funcionaria del State Department llamada Jen Pski ocupó las pantallas para proferir estas amenazas. Pero ha trascendido incluso que el presidente Obama le ha solicitado a Vladimir Putin que entregue a Snowden, a lo que Rusia se ha negado. Al parecer, éste estaría a la espera de un salvoconducto que le permita viajar a uno de los países de nuestro continente que le otorgó el asilo.  Se han barajado varias posibles vías al respecto. Estados Unidos no ceja en su empeño de capturarlo por cualquier medio, porque no le perdona que haya puesto en descubierto toda su amplísima red de espionaje ante el mundo entero. En todo caso, la cumbre del Mercosur demostró que nuestros países asumen  como propia la causa del asilo de Edward Snowden y consideran que ha rendido un gran servicio a la humanidad con sus denuncias, que no se han interrumpido y agregan a diario nuevos elementos.

nikomar@adinet.com.uy
                                                                                                 Publicación Barómetro  18-07-13
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado. Gracias. barometrointernacional@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.