EL PLANETA SE RINDE ANTE NELSON MANDELA - RHP

Desde México
01-febrero-2014


El Planeta se Rinde Ante Nelson Mandela
Rodrigo Huerta Pegueros*

Noventa y cinco años había cumplido meses antes cuando se encontraba recluido en un hospital de Sudáfrica de donde salió para irse a pasar sus últimos días a su hogar, junto a su tercera esposa, tras haber vivido intensamente como revolucionario, profesionista, recluso, dirigente y haber logrado ser el primer presidente negro en un país donde la segregación racial fue impuesta por varias décadas y que fue abolida en los primeros años de la década de los noventa justo después de haber obtenido su libertad tras 27 años prisión.

El hombre que empuñó las armas para luchar contra un gobierno de opresión y de violaciones a los derechos elementales de los sudafricanos de raza negra, salió de la cárcel convertido en un convencido de que la reconciliación de los africanos de raza blanca y negra era la tarea principal de su actuación como líder y como gobernante.

Las armas, según  dijo el propio Mandela, fueron utilizadas para combatir al gobierno, nunca para hacer daño a las personas. Esto, le valió el reconocimiento mundial y se le otorgó la categoría de ser un auténtico líder moral y digno, lo cual hoy se le ha reconocido por parte de quienes son líderes mundiales, jefes de estado y de gobierno, dirigentes eclesiásticos, intelectuales y gente común que tuvo a bien abrevar sobre la vida y obra de un ser calificado de extraordinario y quien logró alejarse del egocentrismo y seguir siendo humilde, quien prefería hacer cosas pequeñas que sirvan a la comunidad que grandes proyectos para beneficio de unos cuantos.

Las lecciones de Mandela servirán para que primero, Sudáfrica continúe en el camino hacia la transformación y el progreso, sigan unidos y consoliden la libertad tan añorada y por la que toda su vida luchó, manteniendo la idea de que la derrota del apartheid fue un triunfo contra la adversidad.

Nelson Mandela, provocó, como en pocas ocasiones hemos visto, una conmoción global entre líderes mundiales y las expresiones sobre la figura del ex presidente sudafricano fueron de reconocimiento y de aportaciones invaluables para la humanidad.

Comparado con Martin Luther King, defensor de los derechos civiles en los Estados Unidos de Norteamérica y con Mahatma Gandhi, líder moral de la India y promotor de la resistencia civil pacífica, Mandela ha obtenido un reconocimiento único en la era de las nuevas tecnologías, de la globalización y cuando la guerra, la confrontación, el egotismo, el armamentismo y el terrorismo  a nivel mundial parecían ser indestructibles.

La inteligencia, la tolerancia, el diálogo, la fraternidad, el buen humor y su indeclinable creencia de que ninguna injusticia es para siempre, hicieron posible de que quienes lo conocieron, lo escucharon o lo leyeron, estuvieran convencidos de que este era un hombre fuera de serie, un hombre único y quien tuvo como objetivo de vida a luchar contra la pobreza, la cual definió como un especie de esclavitud que debe ser abolida y por la cual todos deben luchar hasta lograr su liberación.

Sería prolijo tratar de hacer una apretada biografía del líder sudafricano, más bien la intención es destacar la dimensión que logró tener en el ámbito global un hombre procedente de la aldea rural para convertirse en líder mundial de la dignidad y la moral por lo que hoy el planeta se rinde ante su figura y sobre todo ante su legado.

Periodista/Analista Político*
porteno4964@gmail.com

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.