¡LEY EN IGUALDAD DE CONDICIONES! - LGS



Desde Guatemala
11/Diciembre/2015


Petardo: ¡Ley En Igualdad De Condiciones!
Dr. Leonel Guerra Saravia

Es importante que quienes son condenados por haber transgredido la Ley, sean rehabilitados para su reingreso en la sociedad civil, al cumplir su condena; es decir, se les debe enseñar tanto en el ámbito escolar desde primaria, secundaria, magisterio, carreras profesionales, hasta ser empresarios, etc.

Los reclusos, como los llaman algunos, no deben ser encarcelados y algunos dejados al olvido, mientras otros gozan de privilegios, inmerecidamente. Todos los reclusos deben gozar de los mismos derechos carcelarios. Se recomienda evaluar su comportamiento, a condición de disminuir sus años de encierro. Se debe tomar en cuenta que las personas que cumplen una condena en prisión, ya no participan de la vida en sociedad libre.

Desde 1998, en cárceles alemanas se permite a los presos tener un aparato de televisión en la celda. Las reglas para hablar por teléfono son estrictas y controladas. Conociendo los alcances tecnológicos como las computadoras y el Internet, es diferente.

En cuanto al uso de Internet, nada ha cambiado. Los reclusos de la prisión de Gera, en Turingia, Alemania, tienen derecho a una selección de ofertas en la red, pero solo a páginas con contenidos que puedan ser de utilidad al ser ciudadanos libres. Las páginas elegidas sirven para la resocialización, por ejemplo, páginas de la Agencia de Empleo y del servicio de asistentes sociales a presidiarios, según explica el Ministerio de Justicia de Turingia en su web.

La tecnología necesaria para el uso de la red es provista, entre otras, por una empresa de Hamburgo que se especializa en equipos de comunicación para cárceles. La compañía construyó el sistema “Multio”, una computadora que también capta señales de radio y televisión, y con la cual se puede hacer llamadas telefónicas y acceder a Internet de manera “limitada”. Todo lo que los presos hacen es vigilado estrictamente por las autoridades carcelarias.

En las prisiones se está pensando en instalar “escritorios con un acceso controlado a Internet”, para que los internos puedan estudiar a distancia. En el Estado de Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo, las autoridades no quieren ir tan lejos. “Hemos tenido malas experiencias”, dice Detlef Feige, del Ministerio de Justicia de ese Estado. Se han manipulado los discos duros, y se hallaron “programas cuyo uso no está permitido”.

Los presos intentan por todos los medios acceder a la red, y usan para ello teléfonos inteligentes que les traen los visitantes a la cárcel. A pesar de las malas experiencias, la ciudad de Colonia, en Renania del Norte-Westfalia, ofrece cursos de computación a los reclusos, para que puedan aprender a usar Internet. Este tema es para meditarlo y evaluar las famosas extorsiones.


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.