BIENVENIDO COMPATRIOTA NOROÑA - PC


Desde Venezuela
29/Octubre/2012


Bienvenido compatriota
Pedro Calzada

La presencia en Venezuela del diputado Gerardo Fernández Noroña, se inició el pasado sábado 13 de octubre en el Estado Vargas, con un foro donde se debatió sobre el impacto del neoliberalismo sobre el pueblo mexicano, sus consecuencias y desafíos.

Por boca de este valiente político mexicano, ratificamos el profundo deterioro en que ha caído un país que fue siempre faro e inspiración, refugio y consuelo de todos los perseguidos del mundo. Un país que emprendió la primera revolución del siglo XX, cuya autenticidad se tradujo en un profundo cambio cultural que irradió y en cierto modo lo sigue haciendo, por toda Nuestra América. Las figuras míticas de Villa y Zapata siguen hoy siendo fuente de inspiración para todos los revolucionarios latinoamericanos.

Quien no haya seguido de cerca la evolución política y social de aquel país hermano, seguramente se sentirá desconcertado frente a la trágica realidad que vive uno de los pueblos mas sufridos de nuestro continente, con un 80% de su población en situación de pobreza, con una violencia –la mas alta del continente- que el propio Estado alimenta militarizando la vida cotidiana de los mexicanos con la falsa excusa de combatir a un narcotráfico que en realidad permea y controla las estructuras del estado. Y finalmente con una reforma laboral que amenaza con sumir al pueblo mexicano en formas de trabajo obligado para el mercado, cercanas a la pura y simple esclavitud.

Para algunos de quienes hoy disfrutan los frutos de la Revolución Bolivariana en esta nuestra Tierra de Gracia, muchas veces sin haber hecho nada extraordinario para merecerlo, resulta fácil increpar a los mexicanos –no siempre cortésmente- por su aparente pasividad, su tranquila resignación frente al infierno donde les está tocando vivir. No reflexionan muchos en el perfecto silencio que guardan los medios sobre la resistencia de un pueblo invisibilizado. Las luchas doblemente heroicas por la falta de recursos, contra un estado genocida, como la de Santiago Atenco, o los pueblos de la Costa Grande de Guerrero, o los zapatistas de Chiapas y Morelos, y tantos otros mas cuya lista sería interminable y que lo vienen haciendo de diferentes maneras, quizá desde que la Revolución Mexicana se “institucionalizó“. Hay por ejemplo un hilo conductor que nunca se rompió, entre Zapata y Rubén Jaramillo, ambos vilmente asesinados por órdenes de sedicentes revolucionarios.

¡Honor y gloria a ambos y a todos los caídos en esta lucha sin fin que tiene ya mas de un siglo y no se apaga!

Son muchas las enseñanzas que los venezolanos y venezolanas de hoy deberíamos recoger de la Historia de México y quizá la más relevante es que parece haber una contradicción insoluble entre Estado y Revolución. El proceso de deterioro de la Revolución Mexicana se inició, al principio insensiblemente. Si fue en la Convención de Aguascalientes, o en la “institucionalización” decretada por Plutarco Elías Calles, es algo irrelevante. Lo cierto es que la burguesía logró consolidar su hegemonía sobre el proceso revolucionario y “de aquellos polvos vienen estos lodos”.

Yo encuentro una inquietante similitud entre aquel triste proceso y este momento de la Historia de Venezuela, en el que no solo no hemos derrotado a la burguesía, sino que a todas luces goza de una saludable actividad política, tal como se desprende fácilmente  –entre otros síntomas– de los recientes resultados electorales del pasado 7 de octubre.

No es verdad que seis millones de venezolanos hayan votado conscientemente por una opción que en definitiva los hubiera arruinado. Lo han hecho por el más irracional de los motivos: Por odio puro y simple. En consecuencia es inaplazable  preguntarnos ¿Por qué luego de catorce años hay todavía una buena parte de la pequeña burguesía viviendo en una suerte de realidad virtual?, blindada de forma irreductible, ciega frente a la realidad material de Venezuela y dispuesta incluso a poner en juego su propia estabilidad y la de sus hijos.

Hoy estamos frente a una “derecha majunche“, capaz de convocar una inmensa masa alienada de compatriotas, pero también estamos frente a una “derecha endógena“ que convive entre nosotros agazapada y en ocasiones obscena y arrogante, en los laberintos de la burocracia. Esta derecha endógena tiene canales, vasos comunicantes con esa otra derecha que ahora, bailando con maestría milimétrica el valet de la democracia burguesa y sus ritos electorales, se apresta a dormir en nuestra misma cama y comer de nuestro plato: ¡Cuidado!... Eso podría significar que efectivamente “hay un camino“

Fue mucho lo que nos hizo reflexionar el relato viviente de Gerardo Fernández Noroña. Al referirnos al drama de México, algunos participantes del foro, cayeron en un debate estéril y por demás mal planteado entre lucha pacífica y lucha armada. Suele confundirse arma con fusil, quizá porque el fusil es una excelente metáfora de las armas, pero lo cierto es que ninguna lucha puede pensarse sin las armas que cada coyuntura histórica condicione. Si el liderazgo percibe que las armas del momento están en la movilización pacífica, y en el control de canales de comunicación con la sociedad en su conjunto, bien sea. Pero si ello va a conducir a una masacre sería irresponsable no prever otras alternativas. Los que vivimos el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, en México, sabemos de que estamos hablando. A los pacíficos estudiantes se les asesinó como a piojos y algunos de los autores materiales e intelectuales de entonces siguen hoy disfrutando de la vida tranquilamente.

Las luchas del pueblo mexicano son nuestras luchas también. Ser bolivarianos no es otra cosa que convertir cotidianamente en actos, nuestra consigna mil veces proclamada: “La Patria es América“. Bien venido, compatriota Gerardo Fernandez Noroña.


Publicación Barómetro  22-10-12
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores
Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado.
Gracias. barometrointernacional@gmail.com

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.