GOBIERNOS AMENAZADOS, CIUDADANÍA INDEFENSA - RHP


Desde México
29/Octubre/2012


Gobiernos Amenazados, Ciudadanía Indefensa
Rodrigo Huerta Pegueros*

Unos días antes de que asesinaran en Coahuila al hio del ex dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, en el estado de Guerrero se difundió profusamente un video donde aparece el presidente municipal de Teloloapan, dialogando con presuntos miembros del cartel La Familia Michoacana en donde se le sugiere al edil que el jefe de la policía municipal que vaya a ser nombrado se ponga al margen de cualquier grupo u organización criminal, pues de otra forma le advirtieron que Teloloapan va arder.

En otras palabras, el video revela la forma como operan los del crimen organizado y cuán débiles son los presidentes municipales para poder responder a estas amenazas veladas. Por lo tanto, queda claro que en ese municipio perteneciente a la región de la tierra caliente, la policía municipal se dedicará a levantar borrachos o escandalosos de la vía pública, pero no moverá un dedo si se encuentra con grupos o individuos que estén armados, so pena de ser dados de baja o lo peor, que vaya a ser ejecutados.

 Por lo tanto, no nos queda la menor duda de que lo que ocurre en Guerrero desde hace ya varios años no es mas que la consecuencia de que los presidentes municipales se desatienden de sus responsabilidades para con la ciudadanía, pues como lo dijo el propio edil teloloapense, quiere mucho su vida y más la de su familia la cual no quiere que vaya a salir perjudicada.

Lo peor del caso no es que el edil haya sido abiertamente amenazado y además desgastado por la publicidad del video mencionado, sino que como lo ha dicho, no ha recibido ninguna muestra de solidaridad ni de parte de su partido político el PRD, ni por quienes tienen la obligación de fortalecer la seguridad pública como lo son el gobierno del estado y la federación a través de la secretaría de seguridad pública. (Tras la denuncia llegó la protección).

Una vez mas queda claro ante la opinión pública que esta entidad es y sigue siendo la mas peligrosa en el país pues las ejecuciones siguen produciéndose a diario y no hay poder que las pueda detener. Pero sobre todo queda claro que los gobernantes no tienen la capacidad ni el interés de poner toda su energía y valor para enfrentar los retos que significa gobernar un municipio, pero sobre todo cuando sabían muy bien que el puesto que ocuparían no iba a ser un espacio de recreo sino todo lo contrario, como lo muestran casi todos los ediles de Guerrero, quienes al asumir sus cargos acusaron recibo de las penurias que presentan las administraciones, pues les entregaron cascarones e inmuebles inservibles y sobre todo falta de liquidez para hacerle frente a los compromisos económicos que tienen con sus burócratas. El hecho es que los ediles no solo tienen que enfrentar amenazas contra su vida sino también dificultades para operar el Ayuntamiento no sin antes solicitar la ayuda urgente del gobierno estatal.

Lo malo es que como ciudadanos vemos como se están manejando los el gobierno estatal y los gobiernos municipales y si alzamos un poco la vista, vemos cómo actúa el nuevo Congreso del estado y claramente advertimos que existe una tremenda confusión en todas estas entidades públicas para operar en beneficio de los guerrerenses y a estas alturas (especialmente el gobierno estatal) no han logrado resolver el crucigrama que les representa la lucha contra el crimen organizado, la delincuencia común y la falta de herramientas materiales, humanas y legales para actuar en consecuencia.

Ni los llamados grandes, menos los pequeños ayuntamientos de la entidad podrán operar en forma normal pues en todos ellos existen serios desfalcos en sus finanzas y serios problemas de confianza con los elementos que integran las policías. Lo peor del caso, no es que el gobernador Ángel Aguirre Rivero les haya espetado a los ediles que no deben temer al crimen organizado, sino que no se les otorga ningún incentivo para fortalecer a sus policías y menos se les oferta auxilio en momentos difíciles como es el caso del alcalde de Teloloapan quien ha dicho voz en cuello que está (estaba) solo, que lo han dejado solo, que no hay nadie que lo auxilie, ni del ámbito estatal ni federal.

Luego entonces, preguntaríamos al gobernador Aguirre ¿cómo pretende instaurar la paz y la tranquilidad en el estado? Si bien él está bien resguardado con el equipo de seguridad que tiene a su alrededor, no es lo mismo que ocurre con decenas de ediles quienes temen por su vida y si ellos temen que son las autoridades, ¿que es lo que podemos esperar los ciudadanos de a pié que nos ocurra?

Lo ocurrido en Coahuila el pasado jueves por la noche, enciende los focos rojos para los mexicanos pues esto demuestra que el crimen organizado está dispuesto a todo con el fin de salirse con la suya y en Guerrero no creo que pueda ser la excepción. Por lo tanto, lo menos que se debe hacer es exigir a la federación mayor presencia en la entidad y en municipios específicos donde los capos de las drogas han sentado sus reales. Teloloapan solo es un punto de referencia. Tenemos también en toda la región de la tierra caliente una serie de municipios que están infestado de los criminales tanto de Guerrero como de Michoacán y se han abalanzado a expandir sus tentáculos hacia otros municipios, particularmente los que tienen mayor actividad económica y por lo tanto es mas redituable para el comercio de estupefacientes.

El gobernador debería replantearse una batida general en contra de los criminales pero con la concurrencia de la sociedad y no solo con quienes le aplauden todo y le festejan hasta lo que no.

Solo así, este problema tendrá que ser enfrentado pues mientras ocurra lo que pasa hoy, no avanzaremos pues el gobierno por su lado y la sociedad por el otro, solo abren una amplia avenida por la cual pueden transitar sin sobresaltos los que hoy mantienen a Guerrero en los primeros lugares de las estadísticas de violencia y homicidios culposos.

Han pasado ya 4 meses desde que el gobernador se reunió con los ciudadanos que están dispuestos a colaborar para construir un Guerrero en Paz pero es la hora que los compromisos contraídos y hechos públicos no se han concretado y en cambio la violencia sigue en expansión y la ciudadanía mantiene en alto su temor y miedo por lo que sucede diariamente a su alrededor y ante su reclamo de seguridad y justicia solo encuentra como respuestas  frases, ofertas y demagogia pura y no los argumentos y las acciones que debería obtener de parte de quienes tienen la responsabilidad de erradicar el flagelo de la violencia y la inseguridad que hoy son los peores enemigos de todo el pueblo de Guerrero y que supera quizá al flagelo de la pobreza y el hambre .

Periodista/Analista Político*
Comentarios:

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.