CALIDAD Y GRATUIDAD DE LA EDUCACIÓN - XCA

Desde México
27/Mayo/2013


Calidad y gratuidad de la educación
Xavier Carreto A.

La evidencia internacional demuestra que los países campeones de la educación en el  mundo son, de acuerdo a las evaluaciones aplicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), al igual que los datos que aporta la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Finlandia, Noruega, Singapur, Hong Kong. Y está ampliamente demostrado que ocupan estos lugares de privilegio en el ranking mundial, esencialmente, por la calidad y preparación de sus profesores más que por cualquier otro factor.

En Finlandia, por ejemplo, en una encuesta hecha este año a sus profesores, éstos expresaron que entre sus principales satisfacciones está el sentimiento de hacer un trabajo que tiene un sentido social, una finalidad relevante y la libertad con la cual pueden hacer su trabajo. En conclusión, el nivel educativo de cualquier país está estrechamente vinculado a la capacidad que tenga para formar y motivar a sus profesores en todos sus niveles educativos.

Si además de contar con profesores de excelencia le agregamos mejores instalaciones: Salones de clase equipados con la tecnología más avanzada, buenos sanitarios, canchas deportivas, bebederos con agua potable y hasta comedores; la educación tendrá mejores resultados. Y un extraordinario complemento serían planes de estudio actualizados, cuyos contenidos sean los más avanzados y que éstos formen parte de los libros de texto gratuito. Con estas tres condiciones podremos  asegurar que las próximas generaciones de guerrerenses serán mejores que la nuestra y no tengan que vivir en la zozobra del hambre, la pobreza y la inseguridad en la que estamos inmersos actualmente los guerrerenses.

Ante esta situación podemos preguntarnos ¿tenemos en nuestro Sistema Educativo Estatal estos tres elementos básicos para una educación de calidad: excelentes maestros, instalaciones modernas y contenidos actualizados? Y la respuesta obvia es que no, eso está ampliamente documentado como lo demuestran, entre otros datos, los aportados por la encuesta TALIS que aplica la OCDE: En 2009, se aplicó a profesores de secundaria en 23 países, entre ellos el nuestro, y el resultado es que el porcentaje de profesores mexicanos cuya escuela no cuenta con docentes calificados para que sus alumnos aprendan es del 64 por ciento; con el añadido de que este es el promedio nacional, pero tratándose de Guerrero el porcentaje de ineficiencia es mayor.

Por otro lado, en la Evaluación Universal que se aplicó  a profesores de primaria y secundaria el año pasado hay que destacar los siguientes resultados: El 40 por ciento de los mentores que se presentaron, la mitad del total, fueron calificados con la prioridad uno, por lo cual requieren formación urgente y el 60 por ciento restante se ubicó en la prioridad dos, es decir necesitan actualizarse en el corto plazo. No se debe olvidar que los profesores de la Ceteg sustrajeron indebidamente los instrumentos de evaluación y así evitaron su aplicación, violentando la ley.

Asimismo, debemos tener presente que un buen número de las escuelas de educación básica de las más de 10 mil que tenemos, requieren de algún tipo de reparación en sanitarios, aulas, contar con bebederos, entre lo más urgente. En cuanto a los contenidos, es importante que se incluyan algunos muy relevantes, desde la primaria, como la educación financiera, enfatizar en el auto cuidado de la salud, entre las cosas que deben conocer nuestros niños y jóvenes.

Con la reforma educativa impulsada por el presidente Peña y los tres principales partidos políticos, se reconoce de manera precisa el déficit en la calidad de la formación y desempeño de nuestros profesores y  con la creación del Servicio Profesional Docente (SPD) se podrá superar esta situación, que es el principal obstáculo para contar con una educación de calidad. Este nuevo instrumento de superación profesional, que es el SPD, ha dado lugar a que organizaciones como la Ceteg mezclen dos aspectos centrales, complejos, pero distintos: Lo laboral y lo educativo; en esto será necesario precisar un diseño que permita garantizar, al mismo tiempo, los derechos laborales de los profesores y el impulso a la calidad docente que tanta falta nos hace.

En cuanto a la gratuidad de la educación, la reciente modificación hecha por el Congreso local al artículo seis de la Ley Estatal de Educación que prohíbe el cobro de cuotas en las escuelas, podría complementarse con una mejor distribución del presupuesto educativo estatal al destinarse el 20 por ciento a los gastos de operación y el 80 por ciento a la nómina.

Por todo esto resulta incomprensible la actitud beligerante, agresiva y fuera de la racionalidad que han asumido los profesores de la Ceteg.       


   
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.