VERDADES, MENTIRAS Y ALIENACIONES A LOS EEUU DE AMÉRICA - MAP

Desde Venezuela
29/Julio/2013


Verdades, Mentiras Y Alienaciones A Los EEUU De América
Miguel Ángel del Pozo

En nuestros recorridos por las sendas de las políticas, acá y más allá, hemos conocido mil y una situación que, siempre le dejan a uno algo de experiencia. En base a esa experiencia y alguna lectura podríamos alcanzar algunas conclusiones temporales sobre realidades políticas y sobre individualidades políticas. Esas experiencias nos han permitido y aún lo hacen a obligarnos a reflexionar sobre lecturas y comentarios públicos de individualidades que, en el marco de sus ideologías, emiten opiniones a “diestra y siniestra”. El punto no son las ideas expresadas y sustentadas en paradigmas socio-político-ideológicos sino que con la misma desfachatez que las emiten, probablemente, estén convencidos que sus lectores y “escuchadores” asumirán como verdades todas las “aparentemente” sandeces que emiten con el mayor desparpajo.

¿A dónde nos dirigimos, como diría José Vicente Rangel Vale? Pues muy sencillo a las reflexiones que nos atrevemos a alcanzar sobre opiniones y comentarios de personajes que tienen y viven con orgullo el sello de ser seres sociales de derechas, o sea, capitalista ramplones porque si al menos fueran capitalistas de esos que marcan historia sin importarles al “ser social-creado” sino “el billullo”, o sea, las finanzas, o sea, las ganancias, o sea, la acumulación, o sea, la “perfecta explotación que el Capital impacta a la masa obrera” considerando que queremos definir como “masa obrera” a todos y todas aquellas personas que dependen de un sueldo-salario “generosamente” entregado por quienes detentan el poder de las finanzas.

Es decir, en palabras muy comprensibles y sencillas, para que se vayan acostumbrando esos abnegados obreros a que lo que “viene es fandango” señores y señoras de las clases medias, porque la reingeniería del capital y del capitalismo obligarán a “redefinir” los “costos, sueldos y salarios” que, actualmente, obtienen producto de su producción-productividad. Como estamos muy seguros que ustedes no van a considerar nuestras opiniones pues, sencillamente, les sugerimos, respetuosamente, que “miren a la Comunidad Europea”, para empezar, y si aquello no les satisface, simplemente, “échenle un ojito” a las realidades sociales y económicas que están disfrutando los ciudadanos estadounidenses que son “los verdaderos”, es decir, “los catiritos ojos azules”, porque los demás “entes sociales” que pululan en los espacios geográficos norteamericanos son “afro-americanos”, “latinos”, “asiáticos” y “migrantes” plus “los indocumentados”, es decir, son “objetos sociales” de los cuales son de necesidad del Pentágono para engrosar los ejércitos libertadores y impulsores de la “democracia libertaria gringa” cuando sean enviados a “las guerritas del abuelo”, o sea, las guerritas en permanente expansión territorial-económica que impusieron los Padres Fundadores que nunca se anduvieron por las ramas para la ordenar la “Conquista del Oeste”, quitarle la mitad del territorio a México, imponer la “Doctrina Monroe”, meterse hasta los tuétanos en Asia, imponer el “Plan Marshall” en Europa, conspirar junto con Juan Pablo II para “derribar y destruir al comunismo infernal” que azotaba a las democracias europeas pero siempre, prudentemente, dejando de lado a los “beatniks”, a los “hippies”, al impacto social que tuvo el “Festival de Woodstock”, a degradar ideológicamente al “Mayo francés del 68” y aseverar que todas las sociedades que están ubicadas geográficamente en el “patio trasero” son poco menos que “flojos, haraganes, borrachos y tramposos”, por decir lo menos. Así de sencillo, mis respetuosas clases medias. Es decir, prepárense para lo que viene porque es candanga con burundanga (no a la droga).

Pero entrémosle al tema sin “medias tintas”. En estos días de disfrute burgués de “la playita”, por esos lados de Tanaguarenas, tuvimos la oportunidad de escuchar (eso es chisme) una muy interesante conversa de profesores universitarios referida al aumento del sueldo. Me quedé asombrado que no hablaran mal ni despotricaran contra mi colega (historiador y profesor) y amigo, don Pedro Calzadilla, aún con nuestras pequeñas diferencias en cuanto a la metodología administrativa que se expresaba en la Escuela de Historia que nuestro común amigo, Ramón Chacón, “el dire”, ha venido poniéndole sus remedios a pesar del “falangismo militante” que impera en “nuestra Escuelita”; pero ello no obstaba para que “lanza en ristre” los y las susodichos profesores y cuasi-académicos expresaran que iban a apersonarse en el Mercado de Coche “cartel en ristre” para realizar la correspondiente protesta por el “alto costo de la vida” porque una vez que don Pedro Calzadilla conociera sí tiene “real” para el aumento, según los y las susodichos, le exigirían a don Pedro que el aumento debía corresponder con el valor del “dollar” según todos los mercados siderales y extra-universales porque ellos y ellas tenían el derecho de ir a Miami a comprar papel-toilet. Así de simple. ¿Qué tal?

Entre bromas y en serio, en ningún momento, éstos y éstas importantes personalidades del mundo académico y universitario mencionaron “una solo vez” nada sobre el pensum ni se refirieron a Venezuela porque para ellos, Venezuela, no existe y sí Venezuela no existe, mal pueden aceptar al “líder en ascenso”, Nicolás Maduro Moros y mucho menos el “gobierno de calle”; lo mío es “dóllares”. En ese orden, José Vicente Rangel Vale tiene razón y nos siempre hemos suscrito su insistencia al diálogo con los factores opositores pero, claro, JV, siempre se refiere a los sectores políticos con “dos dedos de frente”, a los empresarios que quieren aumentar sus capitales en este país petrolero-saudita, a los importadores que lo único que desean son “sus dóllares” para importar, literalmente, “basura” pero, objetivamente, son esas clases medias hacia donde, también, debemos dirigir el diálogo; es decir, el “gobierno de calle” como expresión teórico-conceptual política revolucionario-madurista que deberá ir a confrontarse con las clases medias, en sus urbanizaciones, primeramente, para enseñarlas que hay un país que se llama Venezuela, en segundo lugar enseñarlas que ese país, Venezuela, tiene una Historia y que esa Historia es única en la Historia de la Humanidad, que ese país, Venezuela, tiene una realidad antropológica que, además de tener su propia Historia (los Caribes) mantiene una realidad social que se expresa en la horizontalidad de la conjunción de su sociedad, que ese país que se llama Venezuela tiene una ideología que se asume como consciente cuando se la estimula y que ese país, Venezuela, tiene una realidad internacional actualmente que se llaman Hugo Rafael Chávez Frías y el “hijo de Chávez”, Nicolás Maduro Moros que representan la esperanza de los invisibilizados tanto propios como “los Otros”.

Pero nos desviamos, de nuevo, del tema fundamental que se contiene en el título de este escrito en “pajita dialéctica”. Nos referimos a dos (2) íconos de la ultra-derecha, la más rancia: Andrés Oppenheimer “el monje anacoreta”; y el señor, Thor Halvorssen. De seguro que ninguno de ambos referidos necesita que se les introduzca por ser perfectamente conocidos en estos lares venezolanos. Ambos, en muy cercana fecha, han expresado su disgusto, contrariedad y oposición a la reelección presidencial. El primero lo expresó en un segmento de CNN mientras que el segundo, “el protestante”, lo escribió en el matutino español “El País” (“De George Washington a Evo Morales: el reeleccionismo en América”). Parece que la “ideología judeo-cristiana” viene por esos lares, es decir, criticar bajo argumentos perfectamente desmontables la reelección presidencial “pero” para los países al sur del río Bravo y del estado de La Florida (EEUU de América). Para decirlo “sin tapujos”, ambos “ideólogos tomistas-agustinianos” suscriben, sin que les queda nada por dentro, el concepto político-ideológico y económico-social del “patio trasero”. Decimos que es fácilmente desmontable porque frente a ese argumento de la “no-reelección presidencial” contraponemos, para conocimiento y fines consiguientes, nuestra oposición chavista-madurista a la reelección presidencial en: EEUU de América, Francia, España, Alemania, Gran Bretaña y pare usted de mencionar porque nos aburriríamos pero lo que importa es que “ese mensaje” sí cala en las clases medias, venezolanas, en primer lugar, y, latinoamericanas, en último término. Pero entrémosle al temita que nos tiene hasta los mismísimos (auto-censurado nada que ver con Nicolás y este rrrrégimen opresor a decir de Clodosvaldo el llanero quien no levanta muerto por rabo)

El protestante, es decir, Halvorssen, nos pone de ejemplo a George Washington como adalid de la no-reelección presidencial pero le salió al paso el señor Franklin Delano Roosevelt que decidió que “quería más” y se reeligió. No ha debido ser tan malo eso de reelegirse que el Congreso de los EEUU de América decidió discutir el tema y resolvió que eso de reelegirse no era “tan inconveniente” y de un plumazo aprobó la “enmienda constitucional” número 22 que permite al “huésped de la Casa Blanca” reelegirse “due volta”, por ahora. Sería interesante que los sesudos abogados de las derechas venezolanas, por ejemplo, Henrique Capriles Radosnki, le explicaran a los venezolanos que es una “enmienda constitucional” para los yanquis y que es una constituyente.  Claro, el protestante Halvorssen ni de chiripa menciona a los países europeo-comunitarios donde la reelección del presidente se realiza porque la mayoría parlamentaria, en cónclave sagrado, así lo decide. Será pendejo.

Claro, si nos atenemos a la teoría antropológica estadounidense los “juan charrasqueado” ni de vaina que pueden mandarse porque para decirles como tienen que aceptar que los exploten “con la misericordia judeo-crsitiana” están las mentes claras de los capitalistas alienados a George Washington, a los Roosevelt, a Truman, a los Bush y, ahora, al señor Barack Obama (por cierto, no será que los “blanquitos”, Oppenheimer y Halvorssen, estarían muy molestos por la reelección presidencial del afro-americano-hawaiano quien, para colmo de males, según las derechas estadounidenses, es no solo islámico sino cuasi-miembro importante de Al-Qaeda (esperemos y así lo deseamos que estos locos de las derechas más fascistas estadounidenses no se les ocurra enviar un “avión no tripulado” a la Casa Blanca sin importar los “daños colaterales”). Sí ello es así, es decir, que nada que ver con el aimara Evo Morales sino con el afro-americano-hawaiano, Barack Obama, elevamos nuestras sinceras disculpas tanto al “monje anacoreta” como al “protestante sueco de Uppsala”.

delpozo14@gmail.com   


                                                                                                 Publicación Barómetro  30-05-13
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado. Gracias. barometrointernacional@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.