EE.UU. RESPALDA EL TERROR CONTRA VENEZUELA - BJC

25/Abril/2014
Desde EE.UU.


EE.UU. respalda el terror contra Venezuela
Berta Joubert-Ceci
 
La actual violencia por parte de las fuerzas derechistas opositoras a la Revolución Bolivariana, son una continuación del asedio que comenzó cuando el entonces presidente Hugo Chávez aprobara las 49 leyes económicas dentro del marco de una Ley Habilitante en el 2001. En ese entonces, particularmente la Ley de Tierras y la Ley de Hidrocarburos representaron la primera amenaza de la Revolución al poder económico de la burguesía compradora y sus aliados internacionales. Esto sucedió años antes de que el Comandante Chávez declarara el Socialismo como una ruta para la Revolución.

La amenaza era tal, que en diciembre de 2001, la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio - FEDECAMARAS - junto con las empresas de medios de comunicación privados y la Confederación pro-empresarial de Trabajadores iniciaron acciones para desestabilizar el país, incluyendo paros laborales. Éstas culminaron con el Golpe de Estado de abril 2002 y el sabotaje petrolero 2002-03.

De ahí en adelante, aunque han cambiado los actores, las fuerzas tras el asedio son las mismas: la oligarquía venezolana, junto a fuerzas extranjeras amparadas e incitadas por las organizaciones del Departamento de Estado de los EE.UU., principalmente la USAID y la NED. 

Luego de la muerte de Chávez, las fuerzas derechistas y EE.UU. han incrementado la campaña desestabilizadora contra la Revolución, pensando que el actual Presidente, Nicolás Maduro, no tendría el poder de convocatoria de su antecesor. Sin embargo, hasta la fecha, todos sus esfuerzos han sido en vano. Sobre todo, luego de que en las elecciones municipales de diciembre pasado, la mayoría del pueblo demostró su respaldo cuando las fuerzas bolivarianas consiguieron una amplia mayoría ganando el 75,5% de los municipios.

Nueva campaña de terror de la derecha

No resulta extraño que ahora, luego de que se aprobara la nueva Ley Habilitante propuesta por el presidente Maduro que dará mayor control al Estado de las divisas y recursos financieros, la ultraderecha intensifique el continuo plan de golpe de estado.

Éste se intentó el 12 de febrero, mientras el país celebraba el Bicentenario de la Batalla de La Victoria y Día de la Juventud con una multitudinaria marcha por la capital.

En una ola de violencia que intenta reproducir el golpe de estado del 2002, turbas de jóvenes derechistas arremetieron contra edificios gubernamentales, incluyendo entre otros, el del Ministerio Público, el Canal estatal Venezolana de Televisión y destruyendo casi totalmente la fachada de la Fiscalía General de la República. También destruyeron facilidades del Metro, vehículos, quemaron basura y llantas, entre otras acciones violentas.

Una confrontación con una manifestación pacífica de jóvenes revolucionarios dejó un saldo de 3 muertos, más de 60 heridos y decenas de arrestados.

Días antes, en el estado de Táchira en la frontera con Colombia, grupos derechistas apedrearon la residencia del gobernador donde hay instaladas facilidades de rehabilitación que ofrecen terapias gratuitas a la población.

¿Quiénes son los principales sujetos opositores?

Estas turbas responden al llamado de Leopoldo López, el autor intelectual, dirigente del Partido Voluntad Popular y candidato de la burguesía de Chacao, una de las zonas más ricas de Caracas, sede de las protestas opositoras quien le dijo a la prensa que las movilizaciones terminarán “cuando logremos sacar a quienes nos están gobernando”. (Telesur)

López es producto de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Kenyon de EE.UU. Fue alcalde del Chacao pero el Tribunal Supremo de Justicia lo inhabilitó para cualquier cargo público por haber recibido ilegalmente para su organización política Primero Justicia, fondos de PDVSA a través de su madre quien entonces era funcionaria de la estatal.

Tiene nexos con el ex presidente paramilitar colombiano, Álvaro Uribe con quien recientemente se reunió y en rueda de prensa expresó que la conversación se ha “focalizado principalmente en cómo recuperar la seguridad de Venezuela”. (VTV Multimedia) Es de conocimiento público que los paramilitares colombianos se encuentran infiltrados en Venezuela para ocasionar violencia y a ayudar a la oposición en sus planes desestabilizadores.

Ahora, aunque aparentemente se encuentra en el país, es prófugo de la justicia venezolana, que ha dictado una orden de arresto por su participación en los actos violentos.

Junto a López, está también la diputada opositora María Corina Machado, otra hija de la élite, cabeza de SUMATE, organización derechista que recibe fondos de la USAID.

Venezuela desafía amenazas de EE.UU.

No hay duda alguna de que Leopoldo López está avalado por los EE.UU. El presidente Maduro denunció el 16 de febrero en televisión nacional que el gobierno de EE.UU. le exigía que “se siente a dialogar con la oposición, que liberen a todos los detenidos de los disturbios recientes y en tercer lugar, amenazaron con que “el arresto del señor Leopoldo López, podría causar consecuencias negativas con su ramificaciones internacionales”, por lo que “solicitó que se detuviera las medidas judiciales contra él”. (VTV)


La respuesta de Maduro fue “Son exigencias inaceptables e insolentes”. “Para el gobierno de Estados Unidos los derechos humanos son los derechos de la Derecha para delinquir” “No habrá fuerza que nos detenga a los bolivarianos. En Venezuela estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en la defensa de la paz y la democracia”. Anunció además que expulsará del país a tres funcionarios de la embajada estadounidense por estar participando en reuniones conspirativas contra el Gobierno venezolano. Informó además que el lunes 17 llamará a las y los presidentes de América Latina y se declara en campaña para denunciar las amenazas del Gobierno de Estados Unidos”. (VTV)
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.