LOS CANDIDATOS (2015) - MAMM

25/Abril/2014
Desde México, Gro.


Los candidatos (2015)
Miguel Ángel Mata Mata

El proceso de cambio de gobernador en Guerrero ha iniciado. La violencia. Los atentados. La infamia de las despensas. La salida de operadores políticos priístas, convertidos en delegados en entidades lejanas a Guerrero. El inicio de campañas anticipadas. El “destape de Luis Walton”,  de Andrés Manuel López Obrador.

Esos son algunos indicios que nos permiten asegurar que el declive de Ángel Heladio Aguirre Rivero ha comenzado muchos meses antes de lo previsto legalmente.

En dos partidos la lucha interna ha comenzado con singular violencia. Aunque las apreciaciones son subjetivas, podemos sostener que hay grupos poderosos que ya se mueven en pos de la gubernatura. Ya tienen precandidatos que, por ser humanos, tienen debilidades y fortalezas. En ese sentido, serán las fortalezas las que definan a quien se convierta en  sucesor de un hombre de carne y hueso. Las debilidades serán causa de la derrota y tristeza de muchos.

AGUIRRE RIVERO

Ángel Heladio Aguirre Rivero ha comenzado su lento paso a la historia.  Habrá ocupado la gubernatura en dos ocasiones. La primera de terciopelo, le dio impresionante fortaleza y aprecio del pueblo al ser un buen gobernante. Esa es su fortaleza.

La segunda ha sido de un transitar entre sobresaltos y alejado del pueblo. La violencia. Las autodefensas. El nepotismo. El abuso en el ejercicio de poder. Las despensas halladas en el DIF. El acarreo de millones en efectivo por cercanos a él.  La persecución y amenazas de muerte a periodistas (El Faro en Marquelia). Son algunos elementos que la historia consignará a la hora de juzgarlo. El ejercicio en el poder, como se nota, será su debilidad.  Esperemos su juicio histórico.
  
LOS PERREDISTAS

En el Partido de la Revolución Democrática nadie niega que David Jiménez Rumbo, dirigente de la tribu Nuevo Guerrero es el factótum perredista. En el PRD los candidatos son designados en una asamblea en la que votan  delegados de cada una de las expresiones políticas ahí representadas. El de David es el grupo que cuenta con el mayor número de delegados. Esa es su fuerza.

Su debilidad es el ameno que ha dado a su expresión política. Le ha forjado un perfil gerencial. Como si se tratase de una corporación. Los hechos objetivos hacen ver al Grupo Nuevo Guerrero  como un negocio que pone a la venta sus activos y, a final de cuentas, gana en otras posiciones… e ingresos.

El corporativo, o la empresa, como gusten llamarle, lleva como candidato al senador Armando Ríos Piter quien aporta otra fortaleza: dicen que va arriba en la mayoría de las encuestas que, sin embargo, ni medios, ni la sociedad han visto. 

La contra de Jiménez Rumbo la conformaron, por allá de octubre en el puerto de Acapulco, corrientes encabezadas por Sebastián de la Rosa, Víctor Aguirre y las huestes del gobernador del estado. Juntos podrían dar la lucha en la asamblea de los delegados.  El poderoso grupo de Jiménez Rumbo tiene, en ellos, a serios opositores. Pero, desafortunadamente, ni juntos tienen la cantidad de delegados con que cuenta el corporativo de Jiménez Rumbo.

La gran fortaleza de ese grupo es el activismo intenso de Sebastián de la Rosa, quien ha aterrizado recursos en las zonas pobres de Guerrero y se ha ganado las simpatías de muchos. Otra de sus fortalezas será que tendrán acceso a los recursos económicos  del grupo del gobernador quienes, lo han demostrado en las últimas semanas, no se tentarán el corazón, ni la cartera, para meterles dinero a sus candidatos. Ellos llevan como candidato a Sebastián de la Rosa.

Otras expresiones, unipersonales y con el apoyo de la quincena burocrática, como Beatriz Mojica, han manifestado sus deseos de participar. Su fortaleza, el manejo de recursos de la Secretaría de Sedesol, sería su tumba: organizaciones de periodistas han denunciado que a través de la empresa  Met Life se han vendido los seguros de vida a los miembros del Fondo de Apoyo a Periodistas sin licitación alguna.

Uno de los cercanos (¿cercana?) a Doña Bety es vendedor de productos y seguros de vida con la marca Met Life. Curiosa casualidad que pesará a la hora de la competencia.

Ángel Aguirre juega en el PRD con una carta propia: el senador Sofío Ramírez, quien tiene como fortaleza el apoyo de su amigo el gobernador.  Debilidades tiene muchas, entre otras que no ha despegado con carrera propia. Depende siempre del crecimiento de sus jefes en turno.   

Una gran realidad de estos cuatro bloques de perredistas guerrerenses es que la gubernatura no se decide en Guerrero. Toca al comité nacional de su partido, y a las futuras coyunturas electorales, decidir el nombre de la expresión que les abanderará en la elección del 2015. La última palabra vendrá del DF. Aquí serán negociadas las posiciones locales.

EL MORENA

Andrés Manuel López Obrador alborotó el panal de las avispas en la última visita que hizo a Guerrero. Dijo que Luis Walton Aburto o Lázaro Mazón Alonso serían los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional para la gubernatura de Guerrero. El destape de Walton fue obvio, a pesar de que éste aclaró posteriormente que no eran los tiempos.

Evidente es que la fortaleza de Walton es su activismo efectivo en todo Guerrero; su facilidad para lograr alianzas y los lazos que ha tendido con expresiones perredistas le abren la gran posibilidad de convertirse en el lubricante para lograr una gran alianza de izquierda, como lo hizo cuando Aguirre traicionó al PRI para ganar el gobierno del estado. Walton fue el artífice de esa alianza.

Las debilidades de Walton son las propias del ejercicio en el poder. Su gobierno municipal es evaluado por la sociedad con lupa y tiene algunos pendientes en la seguridad pública y, sobre todo, en la distribución de agua potable, organismo que no le ayuda y en donde curiosamente,  aun trabajan funcionarios que pertenecen a sus enemigos del PRI, concretamente al grupo de Manuel Añorve Baños.

Lázaro Mazón tiene más debilidades que fortalezas. No cuenta más que con la simpatía de Andrés Manuel López Obrador.

LOS PRIISTAS

En el PRI los métodos son herméticos. A diferencia de la apertura perredista que permite hacer escenarios, los priístas envían mensajes cifrados que son entendidos solo por iniciados.

Mario Moreno Arcos, es presidente municipal de Chilpancingo y tiene  cercanía con el gobernador del estado. Es la carta de Aguirre en el PRI. Esas dos virtudes son sus fortalezas, pero también sus debilidades. La inseguridad que se vive en Chilpancingo y el escándalo con que le enlodó  Pioquinto Damián Huato le han restado puntos. Su cercanía con el Presidente de México, y los apoyos tangibles que éste le ha dado a su administración, son su fortaleza.  

Manuel Añorve Baños tiene muchas fortalezas, pero también muchas debilidades. Es jefe de un grupo político más parecido a las tribus del PRD que a las del PRI. Es jefe de facto de muchos de los delegados del gobierno federal en Guerrero.

Una de sus debilidades es su proclividad a perder elecciones para su partido, pero ganar posiciones plurinominales para sus familiares cercanos.   

Su grupo se debilitó hace unos cuantos días cuando el CEN del PRI designó como delegados en Morelos y Oaxaca a sus amigos y compañeros de grupo, Héctor Apreza Patrón y Héctor Astudillo. Con este último Añorve comparte una gran debilidad: ambos han perdido una elección de gobernador.

Cuauhtémoc Salgado Romero es el líder estatal del PRI. Su gran fortaleza es la administración de los recursos de su partido. Su debilidad es la misma. Su proclividad a pintar bigotes en los muros de todo Guerrero ha llamado la atención del CEN que en días próximos habrá singulares cambios.

Claudia Ruiz (Massieu) Salinas es Secretaria de Turismo del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Esa es una gran fortaleza. Es hija de uno de los ex gobernadores más reformistas que ha tenido la entidad, esa es otra fortaleza. Es sobrina de un ex presidente de la República y eso, al menos en Guerrero, le representa fortaleza o debilidad, dependiendo del cristal con que se vea.

Pero en el PR los mensajes son cifrados y muy claros. René Juárez Cisneros, delegado regional del CEN del PRI en Guerrero, ya no puede ser gobernador porque la Constitución se lo prohíbe. Las encuestas lo ubican como uno de los políticos más aceptados por la población. Pero no puede. Lo que sí puede es coordinar los trabajos de su partido… y el proceso de selección de su candidato a gobernador en Guerrero.

Los mensajes cifrados en el PRI parecen los del oráculo de Delfos. En declaraciones atribuidas a su dirigente nacional priísta, César Camacho, se supo que en Guerrero el candidato debe ser joven, que no sea perdedor, que no tenga mala fama y que respete la equidad de género.

Parece que en el PRI ya han decidido. 

COINCIDENCIAS

En el PRD, partido gobernante, como en el PRI, partido opositor,  hay una coincidencia terrible: el candidato a gobernador será designado por sus respectivos comités nacionales. Así es que… a esperar el paso de la historia.



LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.