TENSIONES FRONTERIZAS ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA - FGIMHELNC



Cortesía De Revista Insurrección ELN
Desde Colombia
Fecha: 11 / Diciembre / 2015


Tensiones Fronterizas Entre Colombia Y Venezuela
FGI Milton Hernández ELN de Colombia

Un mes de tensiones fronterizas entre Colombia y Venezuela se pudieron comenzar a resolver por medio del diálogo, liderado por los dos presidentes, en su encuentro de Quito, del 21 de septiembre.

El pueblo de ambos países que habitan la franja fronteriza, es el principal ganador con este acuerdo firmado entre Santos y Maduro.

La lección que deja este pasaje de las relaciones colombo-venezolanas, es que los gobiernos vecinos constituyen una reserva fundamental, como facilitadores de la paz regional; dentro de la visión de mantener a América Latina y El Caribe, como una Zona de Paz; propósito compartido por instituciones como la Comunidad de Estados de América Latina y El Caribe (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

El gran perdedor que queda tras la firma de este acuerdo binacional, es la sombría mano que atiza la guerra entre naciones hermanas, por medio de sembrar el odio entre estos dos pueblos, unidos por un fuerte lazo histórico común.

Los rancios postulados de la Guerra Fría, que animan el conflicto bélico entre Estados con sistemas políticos distintos, ya no tienen la misma aceptación de antes y sus impulsores van quedando relegados por la corriente progresista continental, que respeta el camino que elije cada pueblo, busca la cooperación entre naciones vecinas, y resuelve las diferencias de manera pacífica, por la vía del diálogo.

Para el trascendental momento que vivimos en Colombia, de buscar una solución política a más de 60 años de conflicto, es un aliento positivo, que se mantengan en un nivel óptimo las relaciones con los pueblos hermanos y vecinos.

En la búsqueda de la solución política del conflicto y de construir la paz, son bienvenidos todos los esfuerzos y aportes provenientes de la comunidad internacional, y en especial de las naciones de América Latina y El Caribe. Con el decidido aporte de los países garantes y acompañantes avanza el actual proceso de paz entre ambas guerrillas y el régimen.

Para el caso del Ejército de Liberación Nacional, está a punto de iniciar la Fase pública de conversaciones y en la mesa de La Habana avanza la negociación, al lograr el acuerdo del pasado 23 de este mes, sobre una Jurisdicción Especial para la Paz, que se compromete a entregar justicia, verdad y reparación para las víctimas del conflicto, como base para que no se vuelvan a repetir las acciones de guerra contra colombianos inocentes.

El objetivo de llevar la paz a la sociedad colombiana es el más alto que nos podemos proponer, todas y cada una de las fuerzas políticas colombianas y en este sentido, acogemos por el gran valor que tiene, el llamado hecho por el Papa Francisco, cuando expresó, que no nos podemos permitir que fracase este intento de lograr la paz.

Un acuerdo de paz con la insurgencia es un paso en el proceso de conquistar la paz, que esté cimentada en una auténtica democracia, donde se respeten los derechos humanos y los gobiernos estén comprometidos con el bienestar y felicidad de las mayorías; para que se pueda solucionar la deuda social, aplazada por décadas. La paz debe permitir que nuevas opciones políticas venidas del movimiento social, puedan llegar a ser gobierno, sin que los poderes de siempre atenten contra ellos.

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.