MADURO EN EL THE NEW YORK TIME - NS

25/Abril/2014
Desde Uruguay


UNASUR, solidaria con Venezuela
Maduro en “The New York Times”
NikoSchvarz

El gobierno venezolano persiste en forma consecuente en su programa de diálogo Por la Paz y la Vida, que cuenta con creciente apoyo a nivel interno e internacional, mientras la mayor parte de la oposición (no toda) se niega a participar y persiste en sus acciones de violencia extrema con el fin de derribar al gobierno constitucional. En la última de estas acciones, grupos vandálicos atacaron el martes 1º de Abril el Ministerio de Vivienda, en el Este de Caracas. En contraposición, se multiplican los actos y los testimonios solidarios con el pueblo y el gobierno bolivarianos, y se reducen las bases de apoyo de los opositores, altiempo que surgen nuevas tentativas de mediación para reencauzar el diálogo de paz, en particular con la participación del Papa Francisco y del canciller del Vaticano, Pietro Parolín, que fue durante 4 años nuncio apostólico en Caracas.

Ya es conocida la labor positiva desplegada por los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que estuvieron presentes en la capital venezolana los días 25 y 26 de marzo y se reunieron con todos los actores políticos y sociales, sin excepción. El presidente Nicolás Maduro valoró su gestión en los siguientes términos: “UNASUR ha dado máxima prioridad a la defensa de la democracia en Venezuela, a la lucha contra el golpe de Estado, al respaldo al gobierno constitucional y al diálogo nacional convocado hace mucho tiempo”. Agregó que los cancilleres pudieron constatar los problemas existentes para establecer un diálogo político con un sector de la oposición venezolana, lo cual impide poner término a la violencia protagonizada desde el 12 de febrero por un grupo de extrema derecha, que busca la salida anticonstitucional del gobierno legítimo de Venezuela. Reiteró que el gobierno está abierto a una mediación del Vaticano o de la UNASUR para dialogar con la oposición. Esto fue de inmediato aceptado por un dirigente de la opositora MUD, que urgió a la coalición a participar en dicho diálogo.

El canciller Elías Jaua insistió en este último aspecto en declaraciones a Globovisión, un canal de TV que responde a la oposición. Precisó que en la mediación podría participar un pequeño grupo de cancilleres y un representante del Vaticano que actúen como testigos de buena fe. Se ha sugerido a los cancilleres de Ecuador, Colombia y Brasil, para contemplar las diversas posiciones, y al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, por las razones antes apuntadas. Una comisión de los cancilleres sudamericanos volverá a Caracas los días 7 y 8 de abril, con ese objetivo. El gobierno insiste en la participación del empresariado en los planes productivos y en el diálogo de paz.

El presidente Maduro hizo un resumen de la situación en un artículo publicado en “The New York Times” del 1º de abril bajo el título: “Venezuela: un llamado a la paz”. Dice que en realidad el gobierno USA se está alineando con el 1% del total de la población que quiere arrastrar a Venezuela a la época en la cual el otro 99% no tenía cabida en la vida política y sólo unos cuantos –las empresas estadounidenses incluidas- se beneficiaban del petróleo venezolano. Señala que el objetivo de los opositores es “la expulsión inconstitucional de un gobierno elegido democráticamente”. Expresa que muy pocos agentes de seguridad han estado involucrados en la violencia y los sospechosos han sido arrestados, mientras los manifestante son “directamente responsables” de “al menos la mitad” de las 36 víctimas mortales registradas. Los acusa de haber atacado hospitales, de quemar una universidad en el estado de Táchira, de lanzar cócteles molotov y piedras a los autobuses y de asaltar con piedras y antorchas instituciones públicas como la Fiscalía y el Tribunal Supremo.

Agrega luego: “Los hechos desmienten las afirmaciones de que Venezuela tiene una democracia deficiente y que las protestas actuales representan el sentimiento dominante. Las protestas antigubernamentales están siendo lideradas por miembros de los segmentos más pudientes que lo único que persiguen se revertir los logros de un proceso democrático que ha beneficiado a la gran mayoría de la población”.  Menciona en ese sentido la reducción de la desigualdad, la drástica disminución de la pobreza, la creación de un sistema universal de sanidad y programas de educación gratuitos. Formula luego la siguiente denuncia: “Hoy en día la administración de Obama invierte como mínimo 5 millones de dólares anuales en apoyar a los movimientos opositores en Venezuela. Un proyecto de ley para otorgar 15 millones de dólares adicionales para estas organizaciones está ahora en el Congreso, que considera además imponer sanciones a Venezuela”. Señala también las analogías con el golpe de Estado de 2002 que Washington apoyó y tras el cual reconoció al presunto nuevo gobierno golpista. “Muchos de los que apoyaron el golpe del 2002 son los mismos que están liderando la protesta de hoy”, concluye.

nikomar@adinet.com.uy

Publicación Barómetro  07-04-14
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores. Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado.
Gracias. barometrointernacional@gmail.com



LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.