SON LOS PARAMILITARES TRADUCIDOS EN BANDAS - DM

Desde Barómetro Internacional
Fecha: 28/Junio/2015


La Inseguridad No Es Un Problema Solo Del Hampa Común
Son Los Paramilitares Traducidos En Bandas
Deyanira Martínez

El paramilitarismo tiene sus antecedentes en Francia en el contexto de la política colonialista y de represión contra el Movimiento de Liberación Nacional (MLN), la que tuvo papel destacado en la independencia de Indochina y Argelia, esta última sufrió en carne propia la intención de este país de preservar a cualquier  precio  dichas colonias, por lo que crearon esta organización como estrategia contrainsurgente y enfrentar el comunismo.

En ese sentido, lo militares franceses diseñaron un documento titulado “Enseñanza de la guerra de Indochina” para luego aplicarla en Argelia en nombre de la seguridad. Sus principales componentes fueron: los escuadrones de la muerte, que eran grupos armados, constituidos por miembros del cuerpo castrense, de diferentes  rangos, encomendados de asesinar a miembros de la insurrección y sospechosos  de serlo, para luego atribuirle el homicidio de los mismos a la revolución, se infiltraron dentro de las organizaciones y fueron financiadas a través del narcotráfico, por  los  militares, sin formar parte de su estructura formal; desapariciones forzadas y la tortura, con el fin de amedrentar a la  población y en consecuencia dominarla  con  mayor facilidad.

De igual manera utilizaron un Dispositivo de Protección Urbana (DPU), donde marcaron con un número cada casa y cada individuo y establecieron un listado de los habitantes de la misma, si alguno no aparecía en los registros era detenido, además de designar jefes armados encargados de controlar el movimiento de la población.

Asimismo aplicaron la acción  psicológica ejercida a través de medios impresos,  campañas de descréditos, cines móviles, emisiones  radiofónicas  y  la  publicación de  comunicados  firmados  a  nombre  del enemigo. También utilizaron el patrullaje sorpresa, golpe de Estado, guerra sucia y la guerra propiamente dicha. No obstante se logra la independencia de Argelia por razones políticas.

Esto se inoculó en los fundamentos ideológicos de la Doctrina de la Seguridad Nacional (DSN) y se hizo parte de las enseñanzas ofrecidas por algunos militares franceses al ejército estadounidense y estos a su vez a las fuerzas armadas latinoamericanas a través de la Escuela de las Américas.

En Colombia, el paramilitarismo tiene sus fundamentos doctrinarios heredados de la Guerra Fría, contrainsurgente y con una violencia desmedida y brutal desencadenada en 1948 tras el asesinato del líder a la Presidencia de la República por el Partido Liberal, Jorge Eliécer Gaitán. Dicha muerte generó una serie de protestas, levantamientos y cruentas revueltas conocida como el Bogotazo, protagonizado por las clases populares y medias, donde Gaitán gozaba de gran reputación.

Esto sumado a la  concentración de la propiedad territorial en pocas manos, los campesinos sin tierra y la defensa que había encabezado dicho líder por los derechos de los desposeídos, ocasionó la radicalización de la violencia en todo el territorio, ya que las oligarquías bipartidistas no apoyarían la llegada al poder del campesinado y tampoco  solventarían su problemática.

A lo anteriormente señalado se agrega que, la mayoría de los gobiernos de Colombia han apoyado el incremento de estos grupos fascista, a través de sus leyes, pero ninguno le ha concedido tanto a éstos, como el de Andrés Pastrana, quien quiere dar lecciones de democracia y derechos humanos en Venezuela, cuando su gobierno estuvo signado por masacres, asesinatos selectivos, desplazamientos de población civil y la aplicación del Plan Colombia.

De igual manera, se le atribuye al ex presidente Álvaro Uribe Vélez, el haber auspiciado e institucionalizado esta organización cuyas estructuras se han transformado a causa de la incursión del narcotráfico, contando con apoyos económicos, sociales y políticos, el control de empresas, actividades ilegales y participan de proyectos agroindustriales, orientando los destinos de Colombia y minando con su presencia todo el norte de Santander en la zona fronteriza con Venezuela, para dominar este corredor vial y en consecuencia el paso de narcóticos, gasolina, armas, lavado de dólares, sicariatos y otras actividades ilícitas, concentrando ganancias multimillonarias por el cobro de “vacunas”, es de esperar que estén incursos en la guerra económica propiciada en Venezuela por la oligarquía nacional e internacional desde la llegada del comandante Hugo Rafael Chávez Frías, como presidente constitucional del país y actualmente arremeten con furia contra el pueblo venezolano, con el objeto de derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Como evidencia de ello es el grupo de paracos acantonados en la  hacienda Daktari de El Hatillo, con la participación de los golpistas venezolanos y funcionarios corruptos de San Antonio del Táchira, donde los cuerpos de seguridad del estado capturaron más de 200 paramilitares que se encontraban recibiendo entrenamiento en esa finca, en el año 2004. De igual manera capturaron dos bandas paramilitares que pretendían atacar al territorio venezolano provenientes de Táchira y Portuguesa (2013). También por la muerte de algunos funcionarios del gobierno venezolano, cuyas investigaciones apuntan hacia el crimen organizado, sin dejar de lado el golpe continuado propiciado por la derecha venezolana que dejó un saldo de 43 muertos, el cual constaba de dos salidas, el Plan Jericó y el Acuerdo Nacional para la Transición.

En el presente año, el presidente Nicolás Maduro, alertó a nuestras  fuerzas policiales y militares a estar alerta, por la infiltración desde Colombia de un grupo de paramilitares vestidos de civil que intentarían traer violencia a los estados Zulia, Táchira y Apure, por órdenes de Estados Unidos.

Asimismo, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López, aseguró que la inseguridad en Venezuela "no es un problema de hampa común sino de hampa por paramilitares traducido en bandas".

Señaló el desmantelamiento de la banda paramilitar "Gamma" que operaba en el municipio Sucre del estado Miranda.

Por lo antes expuesto, se deduce que el paramilitarismo en Venezuela tiene un cometido netamente político y se encuentra desplegado en las regiones que tienen mayor concentración de población, existiendo la posibilidad que establezcan una red basada en el narcotráfico, contrabando, secuestro, extorsión, control sindical y sicariato, como evidencia de ello se asume el establecimiento de estos grupos en los llamadas “Zonas de Paz”, denominación utilizada para confundir a la población en la política llevada a cabo por el Gobierno bolivariano en la desmovilización de la violencia en los sectores populares, donde el soporte electoral a la Revolución Bolivariana ha sido determinante, con el fin de cercenar la participación política y protagónica del pueblo en el escenario electoral.

deyartur4@gmail.com

Publicación Barómetro

Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores. internacional.barometro@gmail.com
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.