NEPOTISMO, REPRESIÓN Y OPACIDAD - RHP


Desde México
23/Marzo/2013 


Nepotismo, Represión y Opacidad
Rodrigo Huerta Pegueros

Aún y cuando no conocimos los guerrerenses el contenido del primer informe de gobierno de la administración de Ángel Aguirre Rivero, el segundo informe podrá difundirse en medio de las vacaciones de semana santa lo que le dará posibilidad al ejecutivo de manifestar lo que durante los últimos doce meses realizó y veremos que tan autocrítico se presenta aunque esto no es su forma de relatar lo que le ha ocurrido.

Por lo tanto, habrá oportunidad de hacer un recuento puntual de lo ocurrido, pero, desde que se fracturó su gobierno con la represión que ejercieron en contra de los normalistas de Ayotzinapa y que después de transcurrido ese tiempo su gobierno y el Congreso estatal no han cumplido con las recomendaciones que hizo públicas la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y lo que es peor, ha engañado a la población en cuanto a deslindarse de los funcionarios que salieron involucrados y otros que fueron desde un principio protegidos.

La relatoría del gobernador Aguirre deberá ser contrastada con la realidad y lo que se ha documentado tanto en medios de comunicación impresos como en las redes sociales y los medios electrónicos.

Durante su primer año de gobierno tuvo también que hacer ajustes a su gabinete al descubrírsele el Nepotismo y como en el caso de los involucrados en la represión contra los normalistas, los parientes y familiares mas cercanos que según fueron despedidos, siguen en la nómina secreta de la Secretaría de Finanzas, por lo tanto, cuando menos en estos dos casos, el gobierno estatal ha reiterado su profundo rechazo al ejercicio de la transparencia y un dato escandaloso es el no haber insertado en su página gubernamental el contenido del primer informe de gobierno.

Sin transparencia no hay gobierno democrático. Sin rendición de cuentas, mucho menos y cuando los otros dos poderes (legislativo y judicial) son sometidos por el ejecutivo, entonces tenemos un gobierno autócrata rayando en lo dictatorial. Asimismo se podrá decir que durante estos dos años de gobierno, el ejecutivo ha mantenido un real control sobre los medios de comunicación estatal y habrá sus excepciones pero aún y estos, han hecho nulo el ejercicio de la libre expresión y se han excusado con el pretexto de la violencia y el crimen organizado.

Luego entonces, tendremos el primero de Abril próximo, la oportunidad de conocer el recuento de dos años de administración estatal bajo la visión de un gobernante que pronto dilapidó su bono democrático y que ha podido salir adelante por la falta de una ciudadanía participativa y organizada para reclamar que el gobernante cumpla con sus responsabilidades primarias y fundamentales y que no abdique a ejercer el poder que le fue conferido por el mismo pueblo que ha sido abandonado a su suerte y lo que es mas preocupante, es que el mismo gobernante y el partido que lo postuló (PRD) hayan solicitado el auxilio de la federación para que se hiciera cargo de la seguridad pública y para que interceda en los conflictos sociales que le han sido imposible darles solución por su falta de liderazgo y autoridad como es el caso del magisterio guerrerense y la aparición de grupos de autodefensa popular.

De no haber respondido el gobierno federal a tales peticiones, suponemos que esta entidad tuviera hoy otro rostro y otro ambiente social, lo cual nos lleva a una aproximada conclusión de que el gobierno del estado ha llegado temprano a su declinación y esto no es para alegrar a nadie sino para poner los focos amarillos, si reconocemos que los frente abiertos son muchos y variados y que le pueden explotar de un momento a otro. La promesa de hacer de Guerrero un estado libre de analfabetas no será cumplida.

El tiempo se ha ido rápido y quienes trabajan en esta empresa no lo hacen en forma coordinada y si en cambio ha provocado varios roces y divisiones por la corrupción que se ha detectado de algunos personeros que manejan tras bambalinas los recursos para estos propósitos.

Lo único que se  le podrá reconocer es su atención esmerada a todo lo que huele a negocio y a proyectos que le dejen dividendos en donde ha desplegado a sus mejores negociadores a fin de llenar cuanto antes las alforjas por lo que pudiese ocurrir a corto o mediano plazo. Esta es otra historia con negras páginas y actores visibles que saldrán a flote en el recuento de los dos años de gobierno en blanco y negro del gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero.

Comentarios:
observar@gmail.com

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.