DEMOCRATIZAR AL SNTE - XCA

Desde México
27/Mayo/2013


Democratizar al SNTE.
Xavier Carreto A.

En la negociación que se llevan a cabo la Secretaría de Gobernación y  la dirigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -en la cual participa la Ceteg-,  destacan, entre otras, las siguientes exigencias: Que la SEP dé marcha atrás en las   modificaciones constitucionales a los artículos 3 y 73; que la evaluación a los docentes sea horizontal, realizada desde las escuelas y comunidades; la dotación de plazas en automático a los egresados de normales públicas y la democratización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

De todos estos planteamientos me parece que el único que ayudará a ofrecer una educación de calidad como exigimos los mexicanos y solicitan los profesores disidentes es la democratización de su sindicato. Desde su fundación en 1943, el SNTE ha sido una organización al servicio de las camarillas que lo han dirigido y poco han beneficiado a la mayoría de sus agremiados, pues así ha convenido a los gobernantes del régimen de la revolución institucionalizada, que se han beneficiado de la gran influencia con la cual cuentan los profesores y se extiende prácticamente por todo el territorio nacional, además del enorme tamaño de esta agrupación gremial, considerada la más grande de América Latina.

La corrupción que propicia este tipo de prácticas sindicales consume cuantiosos recursos públicos, si se toma en cuenta que al rubro educativo se destina el mayor porcentaje, que no se reflejan  en una educación de calidad. De ahí que sea un deber ciudadano que una organización como el SNTE no sea cooptado por liderazgos corruptos y camarillas, al igual que por grupos con ideologías y propósitos ajenos a la labor educativa, que vulnera su autonomía, disminuye la capacidad de decisión de los profesores y afecta seriamente el logro educativo como lo sufrimos en Guerrero.    

El ejemplo más grave que se conoce por esta situación es el caso de  Elba Esther Gordillo, quien ahora está bajo proceso judicial por presunta malversación de mil 978 millones de pesos de cuotas sindicales, como se sabe por este concepto ingresan a las arcas sindicales seis millones de pesos diarios, que se traduce anualmente en más de dos mil millones de pesos. También, ahora se sabe por las declaraciones ante la PGR de Erick Salvador Rodríguez, ex integrante de la Tesorería del SNTE, que se entrega alrededor del 60 por ciento de estos recursos a los lideres seccionales, quienes igualmente reciben sobres llenos de billetes por concepto de regalías de la empresa Consupago, que tiene en  este sindicato a su cliente más importante en el negocio de los créditos por nómina. Asimismo, Erick Salvador dijo que los dirigentes seccionales manejaban una cuenta bancaria paralela que no forma parte de los registros contables oficiales (Reforma, 5/5/13).

No menos grave es la práctica de asignar plazas de dirección, supervisión, jefaturas de sector, créditos del Issste, comisiones y otros beneficios a los incondicionales del sindicato. En 1992, con el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, el Gobierno federal descentraliza los servicios educativos a los Gobiernos estatales; se establece así la concurrencia entre la Federación y los estados para invertir en el sistema educativo. En estas dos últimas décadas, el SNTE ha venido ganando terreno en la revisión salarial lo mismo con la administración federal como con los gobiernos estatales. La mecánica ha sido que el sindicato presente a la SEP su pliego anual de demandas y se tenga el incremento salarial correspondiente a partir de mayo, anunciado el Día del Maestro.

Al concluir la negociación nacional cada sección sindical, como lo hace en Guerrero la XIV, presenta a los gobernadores un pliego con demandas estatales. De esta forma la Sección XIV ha logrado 90 días de aguinaldo, que trae aparejado un déficit presupuestal de casi mil millones de pesos cada año al no contar el Gobierno del estado con los recursos suficientes para cubrir esta prestación, sin que este esfuerzo presupuestal se traduzca en mejores logros educativos como se observa en Guerrero, pues laboren o no los profesores en paro, desde hace más de dos meses, recibirán puntualmente su pago en diciembre de este año como sucede desde hace tiempo.

Otras conquistas de la Sección XIV son, entre otras, la entrega de terrenos, programas de vivienda, rifa de autos, dinero en efectivo, financiamiento de sus eventos sindicales; estos logros benefician regularmente a sus incondicionales, haciendo a un lado a los disidentes como ocurre con la Ceteg.

Por todo esto, si queremos una educación de calidad, urge se democratice el SNTE.
 

  
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.