EL CÓNCLAVE DE CHICAGO - MAMM

Desde México
29/Julio/2013


El Cónclave de Chicago
Miguel Ángel Mata Mata

El gobernador del estado de Guerrero regresó de una gira de promoción turística por Estados Unidos. A su retorno encontró en casa lo que dejó al marcharse: violencia, abulia oficial, abusos de funcionarios estatales en contra de sus ex mujeres y las obras del Acabús que ye tienen hartos a los acapulqueños ante la promesa de que estas serían entregadas los últimos días del mes de junio. Junio concluyó… las obras aun no.

Los boletines oficiales dijeron que la gira del gobernador del estado logró llamar la atención de empleados de segundo pelo de empresas navieras quienes prometieron pensar seriamente el retorno de los buques al puerto de Acapulco. Informaron que hubo reuniones con migrantes guerrerenses a quienes pretendían corromper con la propuesta de imponer un diputado “migrante” y así quedar bien con ellos. Y nada mas.

La información oficial, por cierto, no dijo que mientras el farol de la calle alumbró en Miami en México un juez otorgará el amparo a la Administradora Portuaria Integral para que destruya lo que queda del malecón turístico de Acapulco y transformarlo en una gigantesca bodega de automóviles. ¿Vendrán yates turísticos a un muelle que es una bodega de carros?

Tampoco se informó que las asociaciones de migrantes guerrerenses en Estados Unidos hicieron severos reclamos al gobernador durante su gira, motivo por el cual pospusieron la absurda como estúpida propuesta de pagar con impuestos del estado mas pobre del país, el salario de un diputado migrante que allá cobra en dólares y en todo caso representaría a quienes viven en el extranjero.

Con esa lógica de iluminados  ¿porqué no dar mejor un diputado a los casi 250 mil migrantes internos guerrerenses quienes son tratados como esclavos en campos agrícolas del Bajío y Norte del país?

Los informadores oficiales callaron por completo lo que se trató en el “El Cónclave de Chicago”, al que fueron invitados los senadores Armando Ríos Piter y Sofío Ramírez asi como los presidentes municipales de Acapulco y Chilpancingo, Luis Walton Aburto y Mario Moreno, respectivamente. ¿Qué hacía este cuarteto en una gira de promoción turística por Estados Unidos?

La coincidencia que une a los cuatro acompañantes del gobernador es que quieren convertirse en candidatos a la gubernatura de Guerrero. Tres pertenecen a la coalición que llevó al triunfo a Aguirre Rivero     y el cuarto al Partido Revolucionario Institucional pero, indudablemente, íntimo amigo del gobernador del estado y, según ellos presumen, del Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

En los dos partidos políticos con presencia real en Guerrero el proceso de sucesión de gobernador ha iniciado la semana pasada. En el PRI han designado al coordinador de procesos internos, encargado de organizar el proceso de selección de candidatos mientras que en el PRD definen el equilibrio de fuerzas en base a la cantidad de delegados que tendrá cada tribu.

Lo que platicó  el gobernador con quienes han sido formados en la imaginaria línea de salida en la carrera por sucederlo quedará en el secreto. Lo que es evidente es que Aguirre pretende influir desde hoy con quien será su sucesor.

Es posible que tenga peso en la decisión del que fue su partido, el Revolucionario Institucional,   en donde presume de su cercanía y amistad con el presidente priísta de México. Aguirre podrá influir en la designación del candidato del PRI. Eso es un hecho. Como que aun pertenece a la elite priísta  gobernante del país.

En el PRD las cosas son diferentes. A diferencia de otras regiones del país, en donde casi todas las tribus  dependen de lo que les impongan sus dirigentes desde la ciudad de México, en Guerrero existe una opción independiente que, por cierto,  es la mas poderosa e influyente entre el perredismo de la entidad.

El Grupo Guerrero, que encabeza David Jiménez Rumbo, no va con los anhelos futuros del gobernador y toma decisiones de manera independiente. A nadie le piden opinión al respecto, pues.

El “Cónclave de Chicago” puede ser considerado como el balazo de arranque en la carrera por suceder a un gobernador que poco ha concretado en beneficio del pueblo, ha provocado mayor enriquecimiento de sus familiares y encontrará una dura prueba a la hora de que comience a perder poder en un estado que no ha sabido gobernar y que, a poco menos de dos años de concluir su mandato, navega entre la ingobernabilidad, el crimen organizado,  los grupos subversivos y dentro de poco denuncias por corrupción y enriquecimiento similar al que ha llevado a Granier al cadalso.

La era Aguirre ha comenzado su declive. Por cierto ¿por qué no fueron invitados otros a ese cónclave marrullero?


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.