EEUU Y SU RED DE ESPIONAJE EN EL MUNDO ENTERO - NS

Desde Uruguay
11/Octubre/2013


EEUU y su red de espionaje en el mundo entero
Niko Schvarz

Rafael Correa ha tenido el mérito, entre otros, de acuñar algunas definiciones muy precisas y acertadas sobre la actual realidad internacional y sobre el papel de América Latina. Así, el presidente de Ecuador ha dejado estampado el concepto de que hoy día América Latina vive ya no una época de cambios sino un cambio de época. Asimismo, se refirió a los actuales episodios de espionaje desplegados por Estados Unidos a lo extenso del mundo afirmando que “EEUU realiza el mayor espionaje masivo de la historia de la humanidad”. Directo y categórico.

Dicha categorización está basada en las revelaciones expuestas por Edward Snowden, el ex funcionario de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos, que actualmente ha logrado un asilo temporal en Moscú desde donde continúa su labor de denuncia, burlando el propósito del gobierno de Washington de lograr su extradición con el fin de acallar su voz y condenarlo a penas extremas. Las revelaciones de Snowden demuestran que Estados Unidos practica un sistema de espionaje masivo de las comunicaciones por todos los medios habidos y por haber, en todas partes del mundo, sin excepción, incluidos sus aliados más próximos y, en grado superlativo, en el propio territorio de Estados Unidos y a los ciudadanos estadounidenses en cualquier parte del mundo.

Como se sabe, la actuación de Snowden se vinculó estrechamente con la conducta inaudita de cuatro gobiernos europeos que impidieron el sobrevuelo de su territorio por parte del avión que conducía al presidente Evo Morales de regreso de Moscú a La Paz, con grave riesgo de muerte del mandatario boliviano y sus acompañantes.  El pretexto esgrimido es que Edward Snowden podría hallarse en el avión presidencial, e incluso el embajador de España en Viena, donde finalmente pudo aterrizar el aparato,  pretendió subir a bordo para inspeccionarlo. Desde este ángulo, el tema fue abordado ampliamente en el reciente XIX Encuentro del Foro de Sâo Paulo, efectuado a comienzos de este mes en la ciudad bandeirante y que fue clausurado con una notable intervención del presidente Evo Morales, precisamente. Al respecto se aprobó la primera resolución especial del Encuentro, en los siguientes términos:

“El Foro de Sâo Paulo acuerda: 1. Condenar enfáticamente el ataque a la soberanía de nuestros pueblos, al impedir el libre tránsito por los cielos de Europa del avión oficial que transportaba al presidente boliviano, el compañero Evo Morales. 2. Considerar esta decisión de las autoridades de algunos países europeos como una afrenta inadmisible a la dignidad del mandatario de dicha nación, compañero Evo Morales, primer presidente indígena. Con ello ha ofendido a toda Nuestra América. 3. Denuncia que este episodio demuestra el pensamiento colonial aún prevaleciente en ciertas elites políticas del viejo continente, como si no hubieran transitado ya 200 años de independencia de nuestra región. 4. Ese pensamiento colonial se muestra a su vez en la subordinación que una vez más mostraron a las exigencias del gobierno norteamericano, quien es el verdadero responsable de esta repudiable acción. En un acto de lacayismo, se someten a quien los humilla con una extensa red de vigilancia y espionaje sobre sus instituciones y pueblos. 5. Cuestionamos el doble rasero moral del imperio y sus subalternos en el viejo continente cuando permitieron y apoyaron los vuelos secretos de la CIA o exigen ‘garantías jurídicas’ a sus inversiones en la región y en paralelo ahora cometieron una flagrante violación de la Convención de Viena y otras normas del derecho internacional”.

La resolución agrega: “6. Este hecho demuestra una vez más, si aún fuera necesario, la urgencia de avanzar en un proceso unitario e integracionista de Nuestra América que nos permita enfrentar estos agravios, dirigidos a someter nuestra soberanías y doblegar la decisión de hacer progresar a nuestros países. 7. Acuerda apoyar íntegramente el pronunciamiento de la UNASUR realizado el pasado 4 de julio del presente año”.

El último punto alude al hecho de que la UNASUR se reunió en Cochabamba apenas regresó Evo Morales a su país y acordó expresar en forma unánime (cabe subrayar que no hubo ninguna excepción) su plena solidaridad con el presidente boliviano, condenar la actitud genuflexa de los cuatro países europeos involucrados (España, Francia, Italia y Portugal) y señalar su firme decisión de ofrecer asilo a Edward Snowden, considerando que ha brindado un gran servicio a la humanidad. En esos días un catedrático de Sociología de la Universidad de Umea, en Suecia, lo propuso para Premio Nobel de la Paz en 2014.

Las decisiones de UNASUR fueron acompañadas de resoluciones análogas por parte de la Cumbre del Mercosur ampliado en Montevideo y de la OEA reunida en Washington. Tras una reunión sumamente prolongada, ésta votó una resolución que colocó a todos los países latinoamericanos y caribeños de un lado, y a Estados Unidos y Canadá del lado opuesto y negándose a acompañar la resolución adoptada, que establece: 1) solidaridad con el presidente Evo Morales; 2)condena a las actuaciones violatorias de las normas internacionales y de los DDHH; 3) reclama que los países europeos involucrados en las violaciones de estas normas brinden explicaciones y disculpas; 4) solicita un diálogo respetuoso y pacífico entre las partes; 5) ratifica la plena adhesión a los principios antes invocados y 6) encomienda a la secretaría general de la OEA el seguimiento de las actuaciones. En el debate  se reiteró el concepto de que América Latina es tierra de asilo (como lo fue México durante la dictadura uruguaya).

El tema ha seguido rodando y tuvo nuevas y amplísimas derivaciones en las semanas siguientes. Ante la ola de indignación y las protestas suscitadas por las denuncias de espionaje de Snowden, a la que no escapa prácticamente ningún ciudadano, el presidente Barack Obama se vio obligado a adoptar algunas iniciativas legislativas y judiciales con el propósito declarado de incrementar las medidas de supervisión sobre los programas masivos de espionaje de su país. Éstas incluyen una modificación de la Ley Patriota (Patriot Act), aprobada tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 y que autoriza la recolección de datos telefónicos de los estadounidenses, y una reforma del tribunal secreto previsto en la Ley de Vigilancia de Inteligencia exterior (FISA), que regula el espionaje fuera de Estados Unidos, así como modificaciones en la propia Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, que ha difundido millares de cables que muestran la sucesión de crímenes y torturas perpetrados por las fuerzas armadas de EEUU en distintas latitudes del mundo (y que sigue asilado en la embajada de Ecuador en Londres), ha declarado que las medidas adoptadas in extremis por Obama significan un triunfo para Snowden, a pesar de que el propio presidente intentó minimizar su significado y aseguró que el plan era previo a las filtraciones de datos. Según Assange, “los hechos son que sin las denuncias de Snowden nadie hubiera conocido los programas de espionaje, por lo que no se hubieran producido reformas”. Agregó que “ha sido una victoria para Snowden y sus seguidores, y el pueblo norteamericano y los pueblos del mundo tienen una deuda de gratitud con él”.

Asimismo, Assange criticó la hipocresía de Washington sobre el derecho de Snowden de solicitar asilo político, y recordó que EEUU ofrece asilo a disidentes, informantes y refugiados políticos independientemente de la oposición de otros gobiernos. Por ejemplo, ha concedido asilo a 1.222 ciudadanos rusos y a 1.762 ciudadanos de Venezuela.

El espionaje masivo practicado por EEUU contra instituciones gubernamentales y ciudadanos de América Latina, y muy particularmente en Brasil,  estuvo agudamente planteado en el curso de la reciente visita del secretario de Estado John Kerry a Brasilia y sus entrevistas con la presidenta Dilma Rousseff y el canciller Antonio Patriota. En esos días se reveló que los brasileños son los más espiados por Washington  después de los estadounidenses, con más de 2.300 millones de mensajes y llamadas interceptados. El canciller Patriota reiteró el rechazo que provocaron en Brasil las denuncias de espionaje estadounidense, señaló que esas prácticas deben cesar y recordó que el Mercosur acordó formular una protesta ante las Naciones Unidas, lo que fue efectivizado por los cancilleres de los países miembros del bloque, demostrando una preocupación legítima de la región y de la comunidad internacional ya que “esas prácticas atentan contra la soberanía, contra los derechos individuales e incluso contra los derechos humanos”. El secretario de Estado Kerry intentó salirse por la tangente, declaró que estas actuaciones evitan atentados terroristas y que su país actúa dentro de la legalidad, lo que es manifiestamente falso.

En efecto: según reveló The Washington Post el 16 de agosto, citando documentos proporcionados anteriormente por Snowden, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos se excedió en sus atribuciones miles de veces desde que el Congreso le otorgó en 2008 poderes más amplios para vigilar las comunicaciones. Un informe de auditoría interna  datado de mayo 2012 menciona 2.776 incidentes que se registraron en los 12 meses previos: acceso no autorizado a comunicaciones protegidas legalmente, recogida, almacenamiento y distribución de tales datos. Buena parte de las infracciones consistió en vigilancia no autorizada sobre ciudadanos de EEUU u objetivos de inteligencia extranjera en territorio estadounidense. En múltiples casos se cometieron graves violaciones de las leyes en vigor. La nota recuerda que Snowden reveló a principios de junio pasado la existencia de programas secretos de vigilancia electrónica y una orden judicial que permite a la NSA el acceso a metadatos telefónicos de Verizon, el mayor operador de telefonía móvil en Estados Unidos.

Otro dato de último momento: a pesar de estas graves revelaciones, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU invierte millones de dólares en un nuevo centro de inteligencia en Carolina del Norte. The News & Observer publicó el jueves 15 de agosto que la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Raleigh, recibió una subvención de 60.750.000 dólares de la NSA (por lejos la mayor de su historia) para desarrollar un laboratorio de análisis de datos del alto secreto.

La conclusión es inequívoca y concluyente: Estados Unidos ha montado un sistema de espionaje por todas las vías que abarca al mundo entero, incluyendo a sus propios ciudadanos. Y se confirma el veredicto del presidente ecuatoriano Rafael Correa: Estados Unidos realiza el mayor espionaje masivo de la historia de la humanidad.

nikomar@adinet.com.uy

                                                                                                 Publicación Barómetro  22-08-13
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado. Gracias. barometrointernacional@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.