LA PATRIA ESTÁ EN PELIGRO - EG

Desde Argentina
Fecha: 05/Marzo/2016


La Patria Está En Peligro
Por Eduardo González

Cumplido cuarenta y cinco días de la asunción del nuevo Presidente Macri, es evidente que su gobierno ha dictado un significativo número de medidas que implican una reversión total de las políticas proteccionistas y populares de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

En el plano económico, la devaluación del peso con respecto al dólar de un 37% aproximadamente a solo dos semanas de haber asumido Macri, a la que se suma un 6% en la primera semana de enero; el aumento de la inflación, que distintas fuentes ubican en alrededor del 30%, significan una enorme transferencia de poder adquisitivo desde los sectores asalariados hacia el sector financiero y agroexportador, beneficiados con la eliminación casi total de las retenciones, con la fijación de un dólar más alto y en el horizonte más inmediato, con la apertura del endeudamiento externo, previo arreglo con los “fondos buitres”. ¿Pobreza cero? ¡Por favor!

Entre lo anunciado en campaña por el nuevo Presidente, lo efectivamente realizado hasta el presente y lo que se vislumbra claramente como proyecto del nuevo gobierno, quedan pocas dudas acerca de quiénes serán los beneficiados quienes los perjudicados del “viejo/ nuevo” modelo, como ya lo están experimentando los doscientos mil trabajadores cesanteados en organismos del estado, empresas en quiebra y simples consumidores que han visto el incremento de los precios de la “canasta familiar”.

No es menor tampoco el efecto real y simbólico que representa el nombramiento en cargos ministeriales, secretarías y direcciones de nivel ejecutivo, de CEOS y gerentes y ex titulares de empresas extranjeras, algunas de ellas emblemáticas del imperialismo como Shell. O la designación, en la estratégica Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación, de un ciudadano estadounidense. Más que un gobierno argentino, el gabinete parece una delegación de las corporaciones y del capital financiero mundial.

Mientras el Ministro Prat Gay califica a la militancia de "grasa" y "basura", las balas de goma caen sobre las manifestaciones de protesta y el encarcelamiento de legisladores electos de la oposición como Milagro Sala y luego de sindicalistas en el sur. ¿No es acaso éste el recuerdo de todas dictaduras pasadas? ¿No es ésta la evidencia de un brutal revanchismo?

En el mismo sentido, los decretos que se están dictando supuestamente con el fin de enfrentar al narco tráfico, no son más que una pantalla para encubrir una reactivación de un sistema militarizado destinado al control y represión de la protesta popular.

Las tentativas de designar miembros de la Corte Suprema por Decreto y la anulación de una ley del congreso, avalada por dicha Suprema Corte, también por decreto, evidencian un avance muy peligroso sobre el Estado de Derecho. Tal es el grado de agresividad del nuevo gobierno que podemos afirmar que ésta es la mayor tentativa de barrer con todo vestigio de la argentina industrial con justicia social heredada del peronismo a partir de 1945 y de la república democrática que viene del Yrigoyenismo en 1916. 

No quisiéramos dejar de mencionar la actitud servil del Presidente ante Gran Bretaña en el tema Malvinas, donde ofrece de todo a cambio de nada. O la decisión de reemplazar los próceres por animales en los billetes de nuestra moneda. Parece que este gobierno quiere borrar para siempre todo lo que huela a Patria y a Estado. Si pudieran reemplazarían el peso por el dólar.

Para completar el panorama, el mismo Macri ha señalado en Davos, ante los amos del mundo, que Massa bien puede representar al peronismo moderno, es decir domado y servil al régimen, formulando así el esquema de un bipartidismo conservador que pretende perpetuarse en el poder.

El retorno del pueblo

Pero la respuesta no se ha hecho esperar. Ya en este breve período y en medio del calor sofocante se han producido, de manera más o menos espontanea, reuniones, marchas, encuentros territoriales y sindicales, de quienes están dispuestos a enfrentar estas políticas de ajuste y estos abusos contra la Constitución, que, todo indica, se han de incrementar en los meses venideros. Muchas plazas colmadas de voluntad militante ("la grasa") han dado cuenta de que hay una voluntad de resistencia.

Muy particularmente apreciamos que la clase trabajadora se ha puesto de pie y se prepara para una gran batalla por el salario. Aquella "columna vertebral", la de la resistencia, la de Huerta Grande y la Falda, la del cordobazo, está retomando el pulso militante. Las pretensiones de Prat Gay de fijar un tope a la paritarias seguramente va a ser saltado por encima en la acción reivindicativa del movimiento obrero.

Ante esta perspectiva, el campo popular debate sobre  cuál es el marco organizativo para encauzar políticamente esa voluntad de resistencia. Es el momento de la organización, lo cual se discute en el Frente para la Victoria, en el Partido Justicialista, etc. Se trata de garantizar la defensa del proyecto de las mayorías nacionales contra la complacencia o lo que se ha llamado el macrismo light de algunos oportunistas y traidores.

Se trata, finalmente, de establecer un diálogo con millones de argentinos que han votado a Macri a partir de la parcialidad y el prejuicio, señalando que está en juego nuestra existencia misma como nación y mostrando en los hechos que se ha impuesto una política que atenta en el mayor de los casos contra su propia condición social.

En estos debates como grupo militante sostenemos que: a) debemos construir entre todos una amplia unidad de corrientes y sectores en defensa de los derechos de las amplias mayorías y del propio Estado Nacional hoy amenazado; b) en esa unidad hay que fortalecer la transversalidad u horizontalidad en la perspectiva de la organización más participativa y la democratización del campo popular; c) reconocemos en Cristina Fernández de Kirchner la referente y conductora del conjunto de sectores que se van integrando al movimiento nacional en construcción.

Alta es la empresa y clara la divisa. Nuestra causa es la causa de la soberanía, de la justicia social y de la patria grande latinoamericana. Venceremos.

Causa Popular Nacional y Latinoamericana
edumgonza@yahoo.com.ar
Publicación Barómetro
internacional.barometro@gmail.com

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.