SIRIA Y LA REALIDAD VIRTUAL - MG

Desde Venezuela
11/Octubre/2013


Siria y la realidad virtual
Miguel Guaglianone

Evidentemente el gobierno de los Estados Unidos,  los de Arabia Saudita y demás países adláteres  –incluyendo a Israel– (o los poderes que están detrás de ellos), no están en absoluto dispuestos a abandonar sus planes de hacer caer el gobierno de Bashar Al Assad en Siria y colocar en su lugar un gobierno complaciente con sus intereses imperiales y locales.

Como la situación militar les está siendo adversa, ya que en ese terreno el gobierno y el ejército sirio vienen derrotando en toda la línea a las tropas mercenarias que aquellos promueven, entrenan y financian, están movilizando todo otro  tipo de acciones para lograr ese objetivo.

Primero hace poco tiempo fue la burda oferta de soborno del gobierno saudita a Rusia, con la oferta de realizarle una inmensa compra de armas a cambio de que no ejercieran su veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas cuando se propusiera alguna resolución que permitiera –tal como se hizo en Libia– un sustento “legal” para bombardear Siria, factor que sería primordial para conseguir algún tipo de triunfo de sus tropas mercenarias.

Luego aparece una diseminación de rumores disfrazados de noticias a través de los medios corporativos transnacionales y su replicación en las prensas complacientes locales, sobre supuestos planes y movimientos de tropas de los Estados Unidos para una acción militar directa inmediata sobre territorio sirio, o para la instalación de una zona de exclusión aérea parcial por iniciativa propia y sin el aval del Consejo de Seguridad.

Como estamos en la “Guerra de IV Generación”, la ofensiva comienza con el uso de los medios de comunicación y la creación de matrices de opinión (que después, como se viene haciendo, justifican las acciones militares). El nuevo golpe al respecto se presenta con la “noticia” de un ataque realizado el 21 de agosto por las fuerzas armadas sirias en la región de Ghoutta, en la periferia de Damasco, en el que el gobierno sirio habría utilizado armas químicas (probablemente gas sarín) y que habría dejado la friolera de entre 1200 y 1700 muertos, muchos de ellos niños. Aparece evidencia gráfica, varios videos y fotografías, que la prensa corporativa global se ha encargado de repetir constantemente, presentando los supuestos sucesos como hechos consumados.

La realidad virtual

El uso de los medios como arma de guerra ha desarrollado nuevas formas para su mayor eficiencia en este tipo de conflictos contemporáneos. La creación de realidades virtuales es su mayor exponente. Si bien los medios masivos han mentido sistemáticamente desde el principio de su propia expansión en la sociedad de masas (recordar a William Hearst y su “creación” de guerras y opinión pública en los albores del Siglo XX).  Sin embargo, el desarrollo de la tecnología y de las técnicas cinematográficas y digitales, permite hoy la construcción de “realidades alternativas”, que pueden estar hasta muy alejadas de las realidades reales, pero que funcionan perfectamente para lograr que una parte muy importante de los habitantes del planeta tengan una percepción del mundo que apoye y promocione los intereses de los grandes poderes dominantes.

Un paradigma de creación de realidad virtual se dio en 1992, cuando la invasión de tropas norteamericanas a Somalia, operación militar que fuera llamada “Devolver la esperanza” para ocultar sus verdaderas razones, que estaban relacionadas con las concesiones petroleras de cuatro grandes empresas norteamericanas en la zona. Los medios de comunicación corporativos estuvieron de acuerdo con el Pentágono (creemos que liderados por CNN), para “crear” las imágenes necesarias que mostraran al mundo la “gloriosa operación humanitaria” en vivo y en directo.  Lamentablemente las cosas mejor planeadas a veces fallan frente a la empecinada realidad. Las tomas planificadas de los “Marines” desembarcando debieron ser repetidas varias veces frente a las cámaras de televisión, al mejor estilo de la producción cinematográfica, porque oscureció tempranamente y las condiciones de iluminación variaron sustancialmente.

A partir de allí, este recurso viene siendo usado cada vez más frecuentemente (ya que últimamente la realidad real se viene presentando contraria a los intereses de los grandes poderes dominantes). En Venezuela en 2002, con “Puente Llaguno” tuvimos un caso ya muy estudiado y descifrado de este tipo de creaciones. Cuando el ataque a Libia, se escenificó en otro país del Medio Oriente la “caída de la plaza principal de Trípoli” y se difundió por las cadenas de medios corporativos en todo el mundo como algo real, aunque rápidamente se descubrió el engaño.

Esta “noticia” actual del uso de armas químicas por parte del gobierno sirio y la matanza producida, parece nuevamente un producto audiovisual elaborado para lograr fines políticos inmediatos.

Un análisis de la noticia

Queremos ser muy precisos en lo que sigue, no estamos en absoluto defendiendo al gobierno de Bashar Al Assad ni haciendo propaganda política. Intentamos analizar de la forma más ecuánime posible este suceso particular, para mostrar cómo es parte de la metodología de dominación que se utiliza a través del uso de los medios.

El entorno en que se produce. Es desde el principio sospechoso que esta supuesta matanza se produzca en el mismo momento en que el gobierno sirio está permitiendo que una misión de las Naciones Unidas investigue sobre el terreno el uso de armas químicas, del que la prensa y los gobiernos occidentales acusan al gobierno sirio, y que éste y el de algunas naciones como Rusia, acusan a los mercenarios rebeldes. Si algo reconocen hasta los más acérrimos adversarios de Bashar Al Assad es que se trata de un político avezado, que parece muy poco propicio a caer en un error tan ingenuo como permitir un ataque químico cuando está siendo observado por un organismo internacional. Si recordamos además que el asunto de las armas químicas es la “línea roja” que Barak Obama colocara hace ya más de un año como causal para una posible intervención militar directa, el panorama parece transparentarse.

El origen y los formatos de la noticia. Es muy sospechoso también el origen de los materiales que están usando los medios para apoyar el suceso. Surgen del canal de TV Al Arabiya, que es propiedad de la familia real saudita. Esta es la hasta ahora única fuente (que dice que los contenidos han sido proporcionados por el Ejército Libre Sirio) del material informativo. Aparentemente los cambios de gobierno en Qatar han despojado a este país de la vanguardia en la lucha contra Siria, que llevaba adelante a través de la financiación a los grupos mercenarios y el uso de su canal de TV Al Jazzera, vanguardia que parece haber quedado en manos de los sauditas, quienes estarían liderando las acciones contra el gobierno y el Estado sirios. Además, por supuesto como es hoy habitual, el material proporcionado no está generado por periodistas o profesionales de la comunicación, sino que se trata de tomas de videos caseros realizadas por manos desconocidas que no asumen ninguna responsabilidad. Todos sabemos que la amplia difusión de aparatos de toma de imagen y sonido de última tecnología, baratos y fáciles de operar a los no entendidos, no sólo ha servido para ampliar enormemente las capacidades de difusión e información, sino también para hacerlas fácilmente tergiversables. La tomas de aficionados vienen siendo utilizadas sistemáticamente para generar realidad virtual –ya que se trata de registros muy difíciles de analizar técnicamente por su poca resolución– y permiten (con la licencia del amateurismo) presentar tomas confusas como verdades evidentes, cuando están apoyadas por los discursos y el aval de los medios que los difunden.

El análisis de las imágenes. Si analizamos detenidamente los videos difundidos que se muestran muy dramáticos, ya que aparecen niños y niñas supuestamente muertos en el ataque con gases, sospechamos enseguida de un montaje teatral. En primer término por ninguna parte aparecen marcas de violencia de guerra. Los ataques con gases son generalmente parte de un ataque de guerra convencional. En este caso no aparecen heridas ni sangre por ninguna parte. Vemos varias tomas de cuerpos de niños y niñas alineados cuidadosamente y con los ojos cerrados (todas las niñas totalmente vestidas, no así los varones), que pudieran estar muertos o no, pero que no presentan ningún síntoma de violencia física. Cuando la cámara se acerca a algún afectado tampoco hay heridas, aparecen siendo atendidos con oxígeno, en algunos casos con muestras de asfixia o pupilas dilatadas. No se ve en las tomas a ningún familiar ni persona cercana a las víctimas, presencia usual que se encuentra hasta en los más controlados hospitales en zonas de paz. Médicos que analizan los videos han asegurado que no aparecen muestras específicas de gas sarín, que produce inflamaciones y rictus que aquí no están presentes, por lo que los escasos síntomas visibles (en caso de no ser fingidos) podrían ser de gases lacrimógenos u alguna otra sustancia irritante y no letal. Aparece como muy dramática una niña que en primer plano grita “¡estoy viva, estoy viva!” pero tampoco ella muestra síntomas de agresión. Respecto al equipamiento médico que se supone existe en un campamento de emergencia de atención a víctimas de una tragedia, lo único que se ve es alguna gente con bata y mascarilla, cortinas y algún contenedor de suero. La infraestructura médica (aún la mínima), está ausente. Todo está demasiado armado, demasiado “bien presentado” para ser tomas en vivo de una tragedia. Respecto a las fotografías, Thierry Meyssan a través de Red Voltaire dice que algunas de ellas “ya fueron utilizadas anteriormente para acusar al ejército de Egipto de haber cometido una masacre en un campamento de la Hermandad Musulmana en El Cairo”.

Otras consideraciones generales. En el mismo artículo, Thierry Meyssan denuncia “Como puede comprobarse a través de YouTube, los videos que supuestamente muestran la masacre cometida el 21 de agosto fueron publicados en YouTube por la cuenta identificada como 'Majles Rif'… el 20 de agosto”. Es de destacar que el Observatorio de Derechos Humanos Sirio, institución de la oposición al gobierno, sólo ha reconocido la existencia de un centenar de muertos, en lo que entiende como uno de los ataques convencionales de las fuerzas armadas contra los bastiones rebeldes. Sin embargo, la reacción de algunos gobiernos occidentales ha sido significativa. En particular el canciller de Francia ha venido declarando desde el momento de la noticia, en forma repetida, que si los hechos se confirman una intervención militar en Siria sería inevitable, constituyéndose en la vanguardia mediática de una posible acción de guerra. El presidente Obama ha sido muy cauteloso (o muy confuso) al respecto, ya que ha explicado en público que una intervención militar directa en Siria sería muy costosa (cosa que el Estado norteamericano no está en las mejores condiciones de afrontar) o que “estaría violando legislación internacional al no tener el aval de la ONU” –una consideración algo tardía– aunque sus declaraciones dejan igualmente abierta cualquier posibilidad. Por supuesto la derecha norteamericana, y en particular la del Congreso, clama por una intervención militar inmediata.

En definitiva, creemos encontrarnos con un nuevo intento de utilizar una realidad creada artificialmente como detonante de acciones políticas, sobre todo de intervención militar. Si bien el intento esta vez parece no tener el efecto general deseado, hemos visto con tristeza como la “noticia” es considerada aún por medios de la izquierda en algunas latitudes, como si se tratara de un hecho real que apoya la caracterización de “tiranía despiadada” del “régimen” de Bashar Al Assad que vienen promoviendo las cadenas de medios corporativos occidentales desde hace más de dos años.

El uso de la realidad virtual sigue siendo una herramienta importante (un arma efectiva en la Guerra de IV generación) y debemos estar, no sólo prevenidos ante ella, sino prestos al análisis y la denuncia constantes de su uso.

miguelguaglianone@gmail.com

                                                                                                 Publicación Barómetro  26-08-13

Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado. Gracias. barometrointernacional@gmail.com
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.