LA EMERGENCIA EN GUERRERO REQUIERE DE TOTAL SOLIDARIDAD - RHP

Desde México
11/Octubre/2013


La Emergencia en Guerrero Requiere de Total Solidaridad
Rodrigo Huerta Pegueros*

Varias entidades del país han sido severamente dañadas por las tormentas y huracanes que han tocado sus territorios y han colocado una vez más a nuestra nación en emergencia dada la cantidad de destrozos que han causaron las lluvias y que a la par han cobrado varias decenas de vidas humanas y la desaparición de otras tantas, dado el grado de incomunicación que viven, principalmente en zonas serranas y marginadas.

El caso específico del estado de Guerrero, donde la tormenta tropical Manuel dañó seriamente las vías de comunicación, destruyó decenas de casas habitación e inundó centros comerciales, cegó la vida de cerca de un centenar de personas mientras que otras tantas continúan en calidad de desaparecidas, resultando miles de damnificadas quienes están a la espera del auxilio y apoyo de los gobiernos federal, estatal y municipales con la finalidad de poder recobrar lo más pronto posible su vida normal..

La tragedia que vive Guerrero en estos momentos es mayúscula ya que en los últimos tiempos no se había presentado caso semejante y como referencia última está el caso del huracán Paulina registrado en el año de 1997 y que afectó gravemente al municipio de Acapulco, donde la emergencia tuvo otras características pero nada igual a lo acontecido el 14 y 15 de Septiembre próximo pasado, pues la tormenta tropical Manuel arrasó materialmente con todo lo encontrado a su paso en poco más de 40 municipios y en forma patética en la capital del estado, Chilpancingo, y en el municipio de Acapulco.

Más allá de buscar hoy culpables de esta tragedia, lo que se debe buscar son soluciones prácticas para aliviar el dolor y la crisis que viven miles de familias, quienes unas han perdido materialmente todo y otras han perdido a familiares y amigos que es mucho más trágico.

Y es que la situación es muy crítica pues las afectaciones registradas y conocidas se complican más cuando las vías de comunicación de México hacia Chilpancingo y Acapulco han resultado dañadas y por lo tanto dificultan el paso no solo de personas sino también de víveres y ayuda humanitaria, la que solo ha sido posible solventar con la ayuda y prestancia de las fuerzas armadas, quienes abrieron un puente aéreo para llevar auxilio a los guerrerenses.

La presencia del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ante esta tragedia en Guerrero, es una señal inequívoca de que has sido esta entidad la que a nivel nacional ha resultado más afectada por las lluvias de hace unos días y por lo tanto ha puesto en marcha un plan de emergencia para restablecer las principales vías de comunicación tanto por la vieja carretera federal México-Acapulco como por la autopista del Sol que fue prácticamente colapsada por la serie de derrumbes, cortes de carretera, obstrucción de túneles y caída de puentes, sin contar las grandes rocas que hacen imposible el paso de vehículos.

En los últimos días los medios de comunicación, principalmente la radio y la televisión, han sido los vehículos informativos que han dado a conocer los hechos en forma puntual, sin desconocer las informaciones a detalle que han proporcionado los medios de comunicación impresos, los cuales han desplegado esfuerzos profesionales para dar puntual información sobre daños causados por el meteoro pero también han informado sobre las acciones que han realizado en los últimos días los gobiernos federal, estatal y municipales.

La coordinación interinstitucional que se ha dado con motivo de estos acontecimientos han dado ya resultados positivos, sin echar las campanas a vuelo, se puede asegurar que la seriedad con la que se ha asumido la contingencia que vive Guerrero ha sido gracias a las instrucciones del presidente de la República como por la experiencia que en este tipo de eventos tiene el gobernador Aguirre.

La información ha fluido y los trabajos desplegados han sido reportados puntualmente a los medios de comunicación, por lo que ahora se cuenta ya con la forma como se resolverán las contingencias de la incomunicación entre Acapulco y México y sobre la organización que se ha desplegado para entregar despensas a las regiones de la entidad afectadas y las acciones que la secretaria de salud desplegará para evitar epidemias y la forma como se han superado los casos de desabasto de combustible, agua, alimentación y medicinas.

Los esfuerzos del gobierno por atender la contingencia dejada por la tormenta tropical se esperan rindan frutos a la brevedad posible y que a corto y mediano plazo se atiendan también las vicisitudes que viven miles de familias que quedaron sin viviendas y que requieren de la ayuda y apoyo oficial.

Desde luego que se tendrá que organizar una especie de auditoria social para que se verifique que los planes que han sido informados a detalle por los secretarios del gabinete del presidente de la República y por el propio gobernador Aguirre se cumplan y no solo queden en buenos propósitos.

Hoy es tiempo de apoyo, solidaridad y ayuda mutua.

Habrá tiempo para hacer evaluaciones y exigir rendición de cuentas.

Hoy son tiempos de emergencia y por lo tanto son tiempos de entregar el esfuerzo personal para dar atención a los miles de damnificados y en este caso no solo hablamos del estado de Guerrero, Acapulco o Chilpancingo, sus costas, la tierra caliente o la montaña, sino a todas las entidades del país que han sufrido los efectos de tormentas o huracanes que les han dejado graves daños materiales y humanos.

Periodista/Analista Político*

porteno4964@gmail.com
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.