SIMULACIÓN EN PROTECCIÓN A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN - RHP

Desde México
20/Septiembre/2014


SIMULACIÓN EN PROTECCIÓN A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Por Rodrigo Huerta Pegueros*
(QEPD) V

La décima primera convención estatal del Fondo de Apoyo para los Periodistas (FAP) del estado de Guerrero, abrió nuevamente posibilidades al gremio periodístico para discutir y aprobar las nuevas formas de cómo conducir esta institución para servir mejor y con mayor eficacia a sus agremiados. También propició esta convención para intercambiar ideas, proyectos y visiones respecto al peligroso ejercicio de informar de manera libre los acontecimientos que se registran en nuestro alrededor. 

Se puso en evidencia la forma como las instituciones creadas para dar protección a los comunicadores no responden al espíritu de las leyes creadas desde el congreso local guerrerense y el congreso federal.

De esta convención del FAP,  los periodistas no salieron  con una visión más optimista respecto a que su quehacer cotidiano no sería alterado, ni por la intolerancia irracional del poder público ni por los poderes fácticos sean estos de tipo político, empresarial o criminal y por tanto, el ejercicio de la libertad de expresión estaría blindado  para poder ejercer a plenitud y entregar a los ciudadanos una mejor información que contribuya y les sirva a una mejor toma de decisiones en su quehacer cotidiano.

 Durante esta reunión, celebrada en el balneario de Ixtapa-Zihuatanejo, participaron una serie de comunicadores que abordaron temas varios, desde la forma como los comunicadores deben de poner en práctica protocolos de seguridad para evitar ser víctimas en casos de eventos violentos o como utilizar las nuevas tecnologías de información y sobre los peligros que tienen los periodistas en su quehacer cotidiiano y las normas jurídicas que aplican para la protección de los informadores.
La presidenta de la comisión de defensa de los derechos humanos en el Distrito Federal, doctora Perla Gómez Gallardo, fue quien cerró con una conferencia magistral esta convención, bajo el título ‘’La Función de Informar: Revisión Etico-Juridica de la Libertad de Expresión’’.

Su amplia experiencia en la defensa de comunicadores en el país le ha dado un estatus de mayor credibilidad al abordar el tema de la libertad de expresión y la forma como hasta ahora se ha pretendido proteger a los periodistas en México, pero que ha resultado un total fracaso por el hecho alarmante de que quienes manejan las instancias encargadas de hacer prevalecer la legalidad en esta materia han caído en una total simulación o connivencia con los enemigos de los periodistas.

Hoy, dijo la doctora Gómez Gallardo, hay más instituciones para defender el ejercicio periodístico y proteger la vida de los comunicadores, pero los resultados están a la vista. Continúan los constantes ataques a los periodistas y también a los defensores de los derechos humanos.

Es una vergüenza, dijo la conferencista, de que habiendo ahora más leyes que tutelan a los que ejercen el oficio del periodismo o la comunicación, se den más violaciones a sus derechos humanos y sean víctimas de la violencia, lo que ha causado que una gran parte de ellos se hayan exiliado, estén desaparecidos y lo que es peor para todos, hayan asumido como praxis la autocensura a fin de salvar su vida.

La conferencista recibió de parte de los periodistas presentes una serie de señalamientos que ocurren en esta entidad y que ponen en peligro la vida de los comunicadores, el desinterés que hay entre las autoridades para investigar los casos de abusos de autoridad, asesinatos y desapariciones contra los periodistas y la forma como se ha creado un cerco informativo desde el poder público para impedir el ejercicio libre de los comunicadores en medios de comunicación masivos como la radio y la televisión.

La respuesta a estos cuestionamientos de la doctora Gómez Gallardo fue casi repetitiva: sigue prevaleciendo la impunidad y recordó a periodistas que han sido abatidos y asesinados en México y dijo que uno de  ellos fue el ocurrido a fines del siglo próximo pasado el de Manuel Buendía Tellezgirón quien fue asesinado un 30 de Mayo de 1984, siendo presidente de la República, Miguel de la Madrid Hurtado.

Las investigaciones del caso solo tuvieron consecuencias en la detención de un comandante policiaco como autor material del asesinato pero hasta la fecha no se ha logrado conocer al o los autores intelectuales. La impunidad y la simulación prevalecen en la defensa y protección de los periodistas y por ende de la libertad de expresión.

Esta es la realidad que vivimos no solo en Guerrero sino en todo México.

La cifra de más de 10 mil personas desaparecidas da cuenta de ello. No hay quien se salve de la violencia, del abuso de autoridad y de la ausencia de impartición de justicia. Esta situación que vive el pueblo de México fue definida por la doctora Gómez como de un auténtico infierno, el cual se sustenta la permanente duda  y ausencia de esperanza.

Muy amplia fue la exposición y respuestas de la presidenta de la CDDHDF, pero que sin duda dejó en claro que los periodistas no deben de bajar la guardia, seguir luchando porque las instituciones que hoy simulan defender sus derechos, funcionen y apliquen la ley y para que la libertad de expresión prevalezca frente aquellos que desean la parálisis profesional.

Lo cierto es que los periodistas que ocurrieron a esta convención del FAP tuvieron tiempo para todo. Para discutir, confrontar, relatar, abonar, proponer, rectificar y sobre todo para hacer alianzas entre pares y nuevas relaciones con comunicadores de regiones lejanas a los centros urbanos y en donde los periodistas viven situaciones más adversas y en franca desigualdad ante autoridades y grupos violentos como sucede en las regiones de Tierra Caliente, Costa Chica o la región de la Montaña.

Los acuerdos suscritos entre los periodistas para demandar mejores condiciones de seguridad a las autoridades locales y estatal, la elaboración de nuevas leyes para que el propio FAP sea transformado y reformas legales que abran las puertas para que quienes ostentan información oficial las entreguen sin menores taxativas cuando sean requeridos por los comunicadores.

Si bien es cierto que la actividad periodística en Guerrero ha sido mermada durante este sexenio por la utilización indebida del presupuesto de comunicación social para maniatar a los empresarios de la comunicación—prensa, radio y televisión—es necesario hacer la convocatoria insistente durante la convención de que solo con la unidad se podrán vencer estos actos que solo demuestran la intolerancia del poder público y la ausencia de democracia.

Es verdad que el FAP debe atender a los periodistas en sus necesidades básicas pero no se puede convertir en un ente asistencialista ya que entre sus objetivos están también la obligación de impulsar el aspecto académico, cultural y de la protección a los comunicadores que enfrenten situaciones adversas por el hecho de ejercer a plenitud sus derechos humanos elementales, entre ellos la libertad de expresión, de difusión de las ideas y de opinión y de hacer válido el derecho a la libertad de prensa.

No olvidemos que el FAP es una de las instituciones más innovadoras que existen en el país y que es ejemplo a seguir en otras entidades del país por lo que se debe de ir haciéndolo más funcional y con una mejor imagen que parte, principalmente de la transparencia en el uso y destino de los recursos económicos que anualmente se le asigna.

La nueva composición del comité técnico del FAP puede hacer posible un cambio radical en su funcionamiento y para que los agremiados no solo exijan servicios y apoyos sino que también cumplan con las obligaciones que están dentro de la normatividad de esta institución, que no es de ninguna forma beneficencia pública, sino apoyo para los periodistas.

Abrir las puertas para quienes desean integrarse al fondo fue discutido y aprobado y por lo tanos e ha quitado el yugo corporativo que antes mantenían dentro del FAP como candado para poder solicitar su admisión.

Mucho más se abordó en estos dos días de convención. Pero esperemos que se continúen los encuentros y debates y se puedan aterrizar las propuestas y convertirlas en realidad palpables que impacten en quienes soliciten los apoyos.

La secretaria de SEDESOL en Guerrero, Beatriz Mojica Murga, expresó su convicción de que es necesario seguir impulsando al FAP como medio para apoyar a los comunicadores y sugirió que las inquietudes plasmadas en los acuerdos de los convencionistas se implementen para darle mayor vigor y vigencia a este proyecto que ha sido bien visto y sobre todo apoyado con recursos económicos por el mandatario estatal.

Hay que tomarle la palabra a la súper secretaria que bien puede hacer realidad las propuestas de los periodistas.

Periodista/Analista Político*

porteno4964@gmail.com
LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.