¿QUÉ TIPO DE REFORMA EDUCACIONAL? - OVO

Desde Chile
20/Septiembre/2014


¿Qué tipo de reforma educacional?
Omar Villanueva Olmedo

Que habrá reforma de la educación: sí, sin duda. Lo que no se sabe es de qué tipo, con qué calidad, con qué costos, ni con qué capacidad innovadora y anticipadora. Si no se describen los escenarios posibles para la continuidad del actual sistema educativo en los próximos 10, 20 o más años se hace difícil enunciar  los diferentes resultados que se espera -en los mismos plazos- con la reforma en curso. Y, por eso,  es imposible imaginar  los resultados a obtener en términos comparativos: mejor calidad, menores costos, más inclusión, igualdad, innovación y anticipación.

La reforma se caracteriza por algunos aspectos que son muy discutibles. Por ejemplo, hace referencia a  los recursos financieros del Estado y a la eliminación del lucro de las instituciones educativas, lo que obliga a ser muy claro en identificar la cadena de destinos dónde irán los enormes recursos financieros  involucrados que necesariamente alimentarán a muchas empresas y a muchas personas, vinculadas o no  la educación. Estas últimas actuarán seguramente movidas por el inevitable e indispensable deseo de lucro - diferencial entre el costo de los servicios prestados y los ingresos personales recibidos. ¿Estará probado que la eficiencia y la eficacia de los  procesos y los resultados educativos es superior en instituciones sin fines de lucro o es que, al final,  el lucro institucional se traspasa al lucro personal? y finalmente ¿Con qué actitud lucrarán los egresados de esta enseñanza en instituciones sin fines de lucro?

Otro aspecto discutible es la educación pública. La educación universitaria pública de los años 60 o 70 era gratuita, elitista, seleccionadora, conservadora,  y fue gracias a la creación de las nuevas universidades privadas que los estudiantes y sus padres se dieron cuenta que había posibilidades de seguir estudios universitarios, que hasta ese momento estaba vedada para estos alumnos, y esto porque los creyentes de la educación pública universitaria querían preservar sus privilegios y sus dogmas. Esta no es una defensa de estas universidades, pero hay que darles  el mérito de que  abrieron la enseñanza superior a personas  que nunca habían tenido este acceso.

La educación es un campo complejo por  contenidos, organización y estrategia, por los intereses de sus constituyentes, y por: la sorprendente innovación que están provocando los cambios tecnológicos, comunicacionales y sociales, que seguirán en el futuro. Por eso, reformas basadas en el pasado o en el presente  tienden a ser  sistemas  burocráticos, demasiado  simplistas para la complejidad de sus futuras relaciones  y su evolución constante.

Estos cambios -a tener en cuenta en la estrategia- llevan a una nueva educación que está en marcha, que no respeta  estructuras burocráticas, ni  ideologías, ni  20/20, no pide permiso para acometer de hecho con sus nuevas formas de aprender y desaprender, con sus nuevos accesos inmediatos a  amplias fuentes del conocimiento. Una reforma independiente de: localización, conocimientos, edad,  recursos personales, y con costos decrecientes comparados con los tradicionales, con acceso a impensados títulos, y en una cobertura internacional que permite apreciar, conocer e intercambiar valores, comportamientos y fomentar las nuevas  maneras de actuar en un mundo globalizado.

¿Qué tipo de educación primará en 20 años más: una tradicional reactiva o una anticipativa de innovación estratégica?

Reforma a la educación: ¿Burocrática o del nuevo milenio?

Según uno de los escenarios posibles, la Educación del Nuevo Milenio (ENM) será  el 2035 una realidad incuestionable, justo cuando las reformas burocráticas, que se hagan en el presente, podrían estar empezando a dar sus frutos en la  formación técnica o profesional.  Afortunadamente tenemos al menos más de un camino a pensar.

Tipos de Reformas a la Educación. Hoy es posible y conveniente distinguir dos tipos de reformas de la educación: la basada en Modelos Burocráticos convencionales y la del Nuevo Milenio. Los primeros tienen características muy propias porque parten de ideologías tradicionales, que lamentablemente representan realidades y visiones parciales,  invierten mucho tiempo en tratar con diferentes  componentes, grupos de personas y stakeholders, cada uno con sus intereses y sus pesos específicos. Son  procesos que se inician de muy distintas maneras, según se tenga o no claro hacia dónde debe ir encaminado el cambio y cuáles serán los objetivos a conseguir con dichas reformas. A veces, establecen  un conjunto de objetivos preliminares, que van evolucionando; determinan a priori los componentes principales y los secundarios - lo que no siempre cubre a todos los constituyentes que tienen poderes para afectar el resultado final - y se trabaja cada componente en forma separada con el propósito de unirlos más adelante, aunque muchas veces acuerdos bilaterales animan a otros constituyentes a buscar ganancias adicionales; establecen reglas y procesos, se confeccionan  reglamentos para sus diferentes componentes; se establecen bases programáticas y proyectos educativos, se determinan pruebas a aplicar,  programas de cursos, titulaciones, se legisla sobre el tema  y luego un largo etcétera, y con un financiamiento millonario de dólares - siempre insuficiente - para lograr sus propósitos finalmente no coherentes, ambiguos y difusos como resultado de los acuerdos de intereses económicos y políticos múltiples.

¿Cambios de forma o de contenidos? En estos  procesos burocráticos tradicionales, se simplifica el tema del  contenido o del conocimiento que impondrá esta vieja educación reformada, porque lo más fácil es que sea el mismo que había antes de ella. Porque ¿para qué cambiar el contenido de manera significativa, si en el estado anterior no se logró que ese conocimiento fuera dominado por quienes eran los sujetos de la formación?  Y, porque, por  encima de todo,  a una persona razonable le resultará difícil imaginar que una vez  promulgada la nueva reforma, cada uno de los grupos componentes interesados o constituyentes cambie sus comportamientos exactamente como se necesita para producir los cambios que requiere  el nuevo  sistema educativo. Es decir: ¿Solo se reforma para lograr solo lo que antes no se lograba? En relación a contenidos diferentes  probablemente se dirá que: "como el conocimiento está en permanente cambio el nuevo sistema los incluirá", pero dada todas las trabas que se le pongan y los limitados recursos que se definen para su funcionamiento hará casi imposible que se introduzca oportunamente  el nuevo conocimiento de ruptura y que vemos emerger por todas partes a cada instante en la sociedad producto de los avances tecnológicos, la investigación científica y empresarial, así como los revolucionarios mecanismos e instrumentos e innovaciones que irán apareciendo para ayudar a los aprendizajes y desaprendizajes del ser humano en otros formatos, no imaginados o imposibles de implementar por los viejos modelos burocráticos etápicos.

Reforma y calidad. Otro de los aspectos que se tiende a minimizar, a postergar o a definir  en términos muy complejos o ambiguos es el de la calidad que debe tener esa nueva educación reformada. Se discutirá si la calidad es en relación: al conocimiento a entregar, a lo que deben saber los sujetos del aprendizaje, y si cubre  conocimientos, habilidades y destrezas de diferentes tipos. O si se medirá por la empleabilidad o por otros factores de mercado. También se  discutirá si habrá  estándares y pruebas, si todos deben cumplirlos, si serán absolutos o relativos,  si se asemejarán a los de determinado sistema educativo extranjero (muchos de ellos ya caducos) y otros etcétera, hasta que se silencie el tema de la calidad o reaparezca como un proyecto o negocio de aseguramiento de una calidad que nunca fue definida ex antes.  

¿Reforma o nueva forma educacional? Los nuevos modelos emergentes del tipo ENM,  según uno de sus  escenarios posibles  con su respectiva incertidumbre no seguiría el camino de las antiguas reformas burocráticas porque se está  construyendo, en forma universal, con los elementos  más adecuados y modernos de estos tiempos y futuros. Las personas - los estudiosos investigantes - irán adhiriendo a él de manera voluntaria y o paralela, en la medida que les sea de beneficio obtener sus conocimientos y habilidades con los diferentes y modernos medios virtuales y comunicacionales que estén disponibles. La nueva oferta en el mercado de instrumentos con "nuevo contenido educativo" que se introduzcan al sistema educacional se espera que sean, de tal magnitud e innovación que la educación más efectiva será aquella que recoja estos avances y los provea de manera adecuada y se los ponga a disposición de la persona, la que por fin será el centro de la educación en su propio auto proyecto de educativo y no al servicio de los programas, carreras o escuelas. De esta manera, estos  "estudiosos" estarán mejor preparados y oportunamente para ocupar posiciones de relevancia, en una sociedad y mercado cada día más tecnológico, innovador y bien relacionado. Usar nuevos conocimientos y habilidades e inteligencias -reales y virtuales múltiples- serán indispensables y no dejan tiempo  para esperar reformas burocráticas.

La Nueva Educación. Que recoja los avances del tercer milenio ya no tendrá que atenerse a restricciones, ni a procesos de ingresos igualitarios, no tendrá deudas pendientes. Lo más probable que es que no tenga las restricciones del lucro para algunos participantes, puesto que las ganancias de productividad continua que  obtengan los estudiosos que se benefician de este nuevo tipo de educación del milenio más que les compense el monto del lucro que paguen. Lucro que es la diferencia entre los ingresos y los costos requeridos para producir esta nueva educación. Esta moderna ENM será más eficiente, de mejor calidad, menos onerosa y permite acceder a más contenidos educativos de mayor valor y siempre al día, a diferencia de la del pasado, a quienes opten por ella y más allá de  dilemas de ¿pública o privada? tendrá otras opciones que los mismos estudiosos investigantes descubrirán. Incluso como que ellos no solo obtendrán sino que también proveerán contenidos para la nueva enseñanza. En muchos casos los costos de la ENM serán insignificantes en relación a los beneficios del nuevo aprender y saber con menores tiempos que los métodos y modelos burócratas tradicionales del pasado. Estos cambios educacionales en marcha ya están beneficiando a millones de personas en sus innovadores formatos donde cada cual  aprende a su ritmo, con más libertad y en el que depende de cada persona al hacerse responsable de su propio aprender para adquirir los inmensos conocimientos ya disponibles para la toda la humanidad. La nueva educación esta alterando la variedad y diversidad oferentes - públicos o privados- antes casi monopólicos que contaban con licencia restrictiva para entregar el conocimiento como biblioteca de "Il Nome Della Rosa".  La nueva educación es una manera incomprensible para quienes lo quieran ver con los esquemas mentales y las clásicas soluciones de educar en el milenio pasado

Barreras a la Reforma. Lamentablemente, los sistemas burocráticos de reforma no podrán avanzar, con facilidad y velocidad, según cambian los tiempos, porque sus ideologías, sus objetivos, sus reglamentos y sus recursos así como las barreras culturales del pasado y multiplicidad de intereses y "stone on the road" harán imposible hacer los cambios en forma continua y rápida como la demandan los estudiosos en un mundo moderno donde todos tendrán que aprender desaprender y reaprender en forma permanente, mas será de otra forma y más fácil. Hemos conocido, analizado y acompañado como consultores diversos procesos burocráticos de importantes cambios y casi siempre en ellos hay puntos rígidos y obstáculos, que los dificultan o impiden los cambios oportunos más adelante. Por lo que se puede suponer entonces - sin pesimismo ni mal deseo - un escenario posible a 10 años, en el que no se logra la calidad esperada de la educación por medio de la reforma burocrática, y que luego  se proponga otra reforma  para modernizarla. Y para entonces los componentes o grupos de interés, principales y emergentes de las nuevas cohortes de estudiosos, seguramente  tendrán similares o iguales posiciones que las de sus pares en el pasado.

Afortunadamente otra educación es posible y está aquí al alcance de todos. Sugerimos que opten por ella, a veces está a solo un touch de tablet y u otros modernos sistemas ya disponibles en las redes para el nuevo aprendizaje requerido. Atreverse a tomarla es el desafío. No pretendemos que lo planteado sea una verdad absoluta y por eso esperamos que no se dispare contra los mensajeros o se oculte el mensaje perdiéndose la posibilidad de discutir otras formas y contenidos que pueda adquirir la nueva educación del tercer milenio.

ovillanueva.comunica@gmail.com
*Lic. Ciencias Ec. y Ad. FEN,  Director OLIBAR Consultores
 
Publicación Barómetro 21-08-14
Los contenidos de los análisis publicados por Barómetro Internacional, son responsabilidad de los autores. Agradecemos la publicación de estos artículos citando esta fuente y solicitamos favor remitir a nuestro correo el Link de la pagina donde esta publicado.
Gracias. internacional.barometro@gmail.com


LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.