RELEVANCIA DE PR EN CUMBRE DE LA CELAC - BJC

Desde Estados Unidos
Fecha: 22 / Febrero / 2015


Relevancia de PR en Cumbre de la CELAC
Por Berta Joubert-Ceci

Hay mucho desconocimiento a nivel internacional, de la lucha por la independencia de Puerto Rico. Esto muchas veces lleva a nociones y críticas simplistas y a veces hasta negativas hacia la lucha boricua sin tratar de entender la gran complejidad de una lucha que por más de un siglo se ha librado dentro de lo que es vivir en una colonia.

Una lucha que ha costado muchas vidas en masacres y asesinatos por los EUA, largos encarcelamientos en prisiones del imperio, casos fabricados, señalamientos y carpeteos (recopilación de información sobre personas vinculadas a organizaciones políticas relacionadas al Independentismo), constante seguimiento por agencias represoras federales y locales, aparte del continuo hostigamiento de independentistas.

La imposición del estado colonial ha sido un crimen de lesa humanidad por parte del imperio estadounidense, robándole no solo su fuerza trabajadora, sus recursos y su soberanía, sino intentando despojarle de su propia historia e identidad afro-taína-caribeña. La lucha por la independencia en Puerto Rico ha sido y sigue siendo una batalla cuesta arriba.

Incluso en la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), organismo que intenta unir en acción todos los países del continente americano alejándolos de la injerencia de los Estados Unidos y Canadá, no fue hasta esta reciente Cumbre, la 3ra desde que la CELAC fue creada en el 2011 por iniciativa del fenecido presidente Hugo Chávez, que hubo presencia activa de independentistas puertorriqueños. Recordemos que en la Cumbre del 2011 en Caracas, el grupo musical puertorriqueño Calle 13, junto al afamado director de orquesta venezolano, Gustavo Dudamel, abrieron la conferencia con la canción ‘Latinoamérica’ de los puertorriqueños, sin embargo, no había una silla para esa nación.

La estrategia de EUA siempre ha sido la de aislar a PR y sus luchas, de sus vecinos. Por décadas, PR fue visto como un apéndice de los EUA, fuera del contexto latinoamericano y caribeño. Es por eso que lo ocurrido este pasado 28 de enero durante el primer día de la reunión de jefas y jefes de estado tiene gran importancia.

La Cumbre, celebrada en Costa Rica tenía por tema ‘América Latina, libre de pobreza extrema’. Durante su discurso, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, luego de enfatizar que la CELAC debe seguir sus políticas progresistas y estar atentos a las conspiraciones de EUA, dando como ejemplo el continuo bloqueo a Cuba y los planes desestabilizadores contra Venezuela, llamó al líder del Partido Independentista Puertorriqueño Rubén Berríos, diciendo: “¡Venga, Rubén, concluya mis Palabras!”

Berríos entonces expuso la necesidad de que la CELAC actúe en solidaridad con la independencia de PR y la liberación del prisionero político independentista Oscar López Rivera quien lleva ya 34 años en prisión.

Al finalizar, el presidente de Costa Rica y anfitrión del evento, Luis Guillermo Solís, regañó a Ortega por no seguir los “procedimientos” de la Cumbre. A lo que Ortega le respondió “usted habla de procedimientos” pero “decidió darle la palabra a la OEA, el instrumento de colonia de los yanquis”. Ortega luego dijo: “la voz de Puerto Rico es la voz de Nicaragua”. Días después nombró a Berríos asesor para Nicaragua en asuntos de descolonización.

Este incidente, junto a los desacuerdos de algunos países sobre apoyar o no la independencia para Puerto Rico, muestra la mano oculta de Estados Unidos tratando de intervenir en este foro. De hecho, como no hubo el consenso obligatorio, la declaración final adoptada sobre PR fue la misma de la Cumbre del 2014 en La Habana: “Reiterar el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, reiteramos que es asunto de interés de CELAC”.

Sin embargo, el muro del silencio sobre Puerto Rico se rompió, al menos parcialmente cuando la discusión entre Ortega y Solís fue ampliamente cubierta por medios internacionales, excepto en EUA donde solo CNN reportó algo. Pese a todo, la lucha por la independencia ahora es parte de las tareas de la CELAC, cuando Cuba, Venezuela y Ecuador, este último presidiendo pro témpore el organismo, avalaron la propuesta de Nicaragua de incluir la exigencia de soberanía para Puerto Rico.

Crisis en Puerto Rico

La realidad de la gran crisis social, financiera y económica por la que atraviesa la nación puertorriqueña en estos momentos hace que este incidente tenga una especial connotación. Esta crisis ha sido provocada no por las políticas erradas del actual gobierno que de hecho son enormes, sino por el estado colonial, con la consecuente falta de soberanía para poder resolver sus problemas en beneficio de su pueblo.

Larga es la lista de los gigantes problemas, destacándose entre ellos, las privatizaciones de agencias y servicios públicos, altísimo costo de vida, aumento del desempleo, violencia generada mayormente por el incremento en el mercado de drogas,  y una enorme deuda pública que según un amplio reportaje en El Nuevo Día del 5 de febrero, sobrepasa los $160 miles de millones (elnuevodia.com). A esto se suma el desangre de la población, con un porcentaje de las/os migrantes, la mayoría entre las edades productivas de 20 a 44 años. Según el periódico arriba mencionado, en el 2013 salieron de PR más de 73,000 mayormente hacia estados del sur de EUA. Al mismo tiempo, el gobierno de PR, trata de incentivar la mudanza hacia PR de ricos negociantes estadounidenses.

El NYT en un artículo del 6 de febrero titulado “Mientras la clase media huye, Puerto Rico trata de atraer a gente rica” (As Middle Class Flees, Puerto Rico Tries Luring Rich People) ilustra una de las políticas erradas del gobierno, que con la excusa da traer inversionistas y empleos, básicamente tendrá como consecuencia la sustitución de la población muy semejante a lo ocurrido en Hawaii. El artículo despierta una gran indignación cuando se sabe que miles de puertorriqueñas/os se van de la isla precisamente por falta de trabajos y por el gran costo de vida. Esta sustitución ya está viendo resultados políticos y sociales extremadamente negativos en Culebra, Vieques y en la isla grande (PR).

Es por esto que la lucha anticolonial necesita más que nunca la solidaridad internacional. Como finalizó Berríos: “hacer la independencia nos compete a los puertorriqueños, a la América Latina y al Caribe sin embargo, le corresponde ser solidaria con nuestro derecho a la independencia y con nuestra exigencia a los EUA de ponerle fin al coloniaje”.


¡Viva Puerto Rico libre!

LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.