CASO IGUALA: UNA SERIE DE EVENTOS DESAFORTUNADOS - ENRM

Desde Guerrero, México
Fecha: 10/Noviembre/2014


Caso Iguala: Una Serie de Eventos Desafortunados
Emilio Nahín Rojas Madero*
Mi vida por una mejor Nación

“Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiese en lo profundo del mar.”. –Mateo 18:6–

"En la paz los hijos entierran a sus padres, en la guerra los padres entierran a sus hijos" Padre ¿Acaso estamos en Guerra?”.  –Herodoto–

Nuevamente México está viviendo sucesos similares a los del 68´s; una época de contrareformas, reglamentos escolares y planes de estudio que solo buscan formar a una clase de profesionistas que sirvan como simples esclavos (técnicos), sin derecho al razonamiento y la creación. Por lo que normales rurales como la de Ayotzinapa son un dolor de cabeza para estos gobiernos esclavistas y vividores; quienes para someter a las masas han hecho uso de medidas tan deplorables y genocidas como la de preservar un estado de terrorismo e inseguridad. Permitiendo que grupos criminales hagan lo que se les dé la gana; más aún cuando en algunas entidades se acercan procesos electorales donde a algunos partidos políticos no les son favorables las condiciones; por lo que el caos y el terrorismo electoral, son su mejor jugada.

En Iguala de la Independencia, Guerrero; se observa que hasta las actividades deportivas han sido perjudicadas y con ella, la libertad de la juventud y la niñez. Pues algunos jóvenes deportistas que venían de celebrar un partido de futbol; cuyo resultado no fue del agrado de algunas mafias criminales que perdieron dinero en sus apuestas. Fueron víctimas de persecución y asesinato a manos de policías municipales; que no eran otra cosa más que sicarios de los grupos criminales en esa municipalidad. Y que posteriormente al ser socorridos por estudiantes de la Normal de Ayotzinapa; nuevamente fueron emboscados por los “narcopolicías”, dejando 8 muertos, 20 heridos y 43 normalistas desaparecidos, de un total de 57; de los cuales solo se han recuperado a 13 normalistas. Hasta el momento solo se han detenido a 34 efectivos; por lo que es incongruente pensar que esta cantidad de elementos policiales hayan podido someter a tantos normalistas.
    
Sin embargo; aquí es teórico expresar que la información sobre los dos primeros ataques si la recibió el alcalde municipal y que para diluir los hechos sangrientos, permitió que se perpetraran los dos tiroteos posteriores. Lo que probablemente no se tuvo a consideración es que las elites del poder nacional, encontrarían en estos hechos una coyuntura política para recuperar el poder en Guerrero; por lo que el caso Iguala tomo relevancia a nivel nacional. Para desgracia de las elites nacionales a los pocos días se detona la movilización del Instituto Politécnico Nacional IPN. Así; evitando que dos fenómenos sociales se entrelazaran, no le quedó de otra al secretario de gobierno Miguel Ángel Osorio Chong; que atender a los universitarios en persona. Por esa misma razón las televisoras trataron esta movilización con respeto, buscando no cometer el mismo error que la Dra. Yoloxóchitl Bustamante Díez; del IPN a quien le costó el cargo.

Pero el “Caso Iguala” no se frenó; por lo que el aparato gubernamental federal y estatal tenía que dar resultados inmediatos. Así es como inmediatamente se dio a conocer de la existencia de fosas clandestinas para tranquilizar a la sociedad y sobre todo a los padres de familia de los 43 desaparecidos. Lamentablemente para los gobernantes; la estratagema no les funcionó, ya que los padres de familia al no creer en los sistemas de investigación pericial y de justicia, han acudido a instancias internacionales como la ONU y la CNDH; así también al gobierno de Argentina para que sean ellos quienes lleven a cabo las investigaciones periciales. Por lo que el gobierno federal y las instancias de justicia e investigación pericial mexicanas han quedado en evidencia ante los ojos del mundo. Aquí en Guerrero a pesar de que el actual rector Javier Saldaña Almazán; pidiera a los universitarios que se abstuvieran de participar, el 9 de octubre se solidarizó la UAGro. con los padres de los niños normalistas de Ayotzinapa.

Miles de personas en la Ciudad de México, así como en al menos 25 estados del país, y en ciudades del mundo como Londres, Berlín y Madrid se manifestaron contra el ataque perpetrado en Iguala, Guerrero, contra los normalistas de Ayotzinapa. DF, Oaxaca, Michoacán y Veracruz fueron los más destacados en el país, la ONU, Estados Unidos, Londres, España y Suramérica; le exigen al gobierno federal el esclarecimiento de los hechos sangrientos. La masacre del 26 y 27 de septiembre en Iguala de la Independencia, Guerrero; simplemente abrió al mundo internacional, esa “Caja de Pandora”; que los tres niveles de gobierno habían mantenido en secreto. Dejando ver que la delincuencia esta incrustada en el gobierno; del total de los alcaldes municipales en Guerrero, el 40% hacen omisión total a los actos ilícitos del crimen organizado, el otro 50% les entrega a los grupos criminales la secretaria de seguridad pública para que delincan con uniforme de autoridad policiaca y el otro 10% de los alcaldes son los principales líderes de estos grupos criminales.

Por lo que al propio gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero no le quedo de otra que decirlo públicamente; que el crimen está adentro de las administraciones. Y el propio presidente de la republica Enrique Peña Nieto también está enterado de este hecho; ya que él mismo fue el que impuso al capitán Alfredo Álvarez Valenzuela como secretario de seguridad pública en Acapulco; un municipio que estaba infestado de “narcopolicías” hasta que se declararon en paro laborar. Entre los municipios de Chilpancingo, Coyuca de Benítez y Zihuatanejo, se presume de la existencia de un “Jefe de Jefes”. En el último municipio en mención, diariamente emigran entre cinco y siete familias, por problemas se violencia e inseguridad; a éste ritmo en un par de años será declarado como municipio “fantasma”. En el penúltimo municipio en mención; durante el mes de Abril pasado a las 11:00 am, el joven comerciante José Rene Díaz Ramírez de 22 años de edad fue acribillado en su negocio dentro del mercado Morelos y los policías que se encontraban a una cuadra del atentado no hicieron acto de presencia hasta las 2 horas posteriores al crimen.

Vivimos en una entidad federativa donde hasta el personal administrativo de las instituciones bancarias (Bancomer-Banamex) están coludidas con el crimen organizado; pues son las que fungen como informantes, delatando a las víctimas que retiran fuertes cantidades de dinero. Hoy el Ejército Popular Revolucionario (EPR) nuevamente sale al escenario; pidiendo información a la sociedad civil para dar con los asesinos y los 43 niños desaparecidos en Iguala de la Independencia. Hace seis meses me encontraba en la mesa dialogando con una funcionaria del gobierno del estado; quien nos aseguraba que a Guerrero solo le restaban 2 años de paz social, invitándonos a abandonarlo. A lo que le debatí que no existirá un solo estado en todo el país que cuente como una opción de paz social. Y Rodrigo Huerta Pegueros en su último artículo antes de partir nos auguró que “Guerrero está al borde el estallido social”.

Desde aquí un aplauso para los padres de familia que han acudido a instancias internacionales para exigir justicia por los actos sangrientos en Iguala; diciéndole al mundo que las instituciones mexicanas realmente son un fracaso. Un aplauso para esos padres de familia que repudiaron la presencia del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; más aun cuando su instituto político fue el que abanderó al alcalde con licencia, José Luis Abarca Velázquez; a pesar de que el PRD sabía perfectamente sus vínculos muy directos con el crimen organizado. Si bien es cierto que sin importar el partido que gobierne; el crimen organizado siempre va a estar allí infiltrado con el terror de sus armas, pero lo que no se puede tolerar es que un partido postule directamente al cabecilla de una organización delictiva. Aquí cabe la pregunta forzada: si la mayoría de las Secretarias de Seguridad Pública; tanto locales como estatales en todo el país están en manos de la delincuencia ¿Ocurrirá lo mismo con la Secretaria de Seguridad Pública del Gobierno de la República?     

¿Es necesaria la participación de los partidos políticos en estas movilizaciones? No, solo su posicionamiento; ya que por lo regular, la participación directa de las instituciones políticas solo desmantelan una lucha tan digna como éstas. ¿La militancia partidista puede participar? Sí, pero sin banderas, ni colores partidistas y sin intervenir en las decisiones que los más agraviados deban tomar, excepto cuando esta militancia también sea víctima directa de los hechos. Solo resta dejar al aire las siguientes preguntas: ¿Es justo que para arribar o perpetuarse en el poder se le deba mantener a la población en un estado de miedo? Si así se encuentran las municipalidades en Guerrero ¿Cómo se encuentran las del resto del país? ¿Es Iguala la cuna de ésta nueva insurrección Guerrerense? Si un simple partido de futbol demostró que los ciudadanos han perdido todo derecho a la libertad; como dijera Molotov: ¿Dónde jugaran los niños? Si desde el sexenio anterior; los padres han venido enterrando a sus hijos, significa que: ¿México está en Guerra?

El plazo de espera que un pueblo le da a su gobernante para que cambien las malas condiciones de una nación es de dos años. Y por la solidaridad demostrada el 8 y 9 de Octubre; donde más de 30 mil mexicanos marcharon tan solo en la capital, cifra a la que le sumariamos a los mexicanos de 24 estados de la república mexicana y a los mexicanos que marcharon en las embajadas de Estados Unidos y Londres Inglaterra, exigiéndole a la ONU, CIDH y a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos; apunta a que el tiempo de tolerancia de Enrique Peña Nieto ya concluyo. Y si los mexicanos observan que las últimas instancias internacionales no interfieren en su petición; que se prepare la clase política en México, pues al pueblo no le quedará otra alternativa que las armas. México ya tiene reloj de cuenta regresiva…


     

* Estudiante de Posgrado en Derecho Laboral (UAG); Ejecutivo Estatal (PT Guerrero Méx.); Coordinador Municipal del PT (Coyuca de Benítez); Miembro de la Organización Internacional de Juristas en Derecho Laboral (Sede Nueva York); Columnista Internacional en “Barómetro Internacional” (Sede Venezuela).



LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.