¿A QUIÉN CREER? - LGS

Desde Guatemala
12/Diciembre/2014


¿A quién creer?
Leonel Guerra Saravia

El ex viceministro de Atención Primaria en Salud, Iván Mendoza, negó esta semana haber firmado los contratos con las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), señaladas de haber cobrado por servicios que no realizaron.

Y por otro lado durante una entrevista concedida  el 31 de octubre, el exministro de Salud Jorge Villavicencio, aseguró lo siguiente: En el caso de las organizaciones no gubernamentales no hubo desviación de fondos. Quien firmó los contratos fue el viceministro Iván Mendoza.

La vicemandataria Roxana Baldetti decidió qué organizaciones debían ser elegidas. Al parecer, la incógnita sobre quién suscribió los contratos con las ONG seguirán porque según Mendoza en la ley del Ministerio de Salud, los pactos con estas ONG son firmados por los directores de Salud, pero que antes debieron ser delegados de la cartera.

Villavicencio fue citado por el Juzgado de Paz Penal en el que se tramita un recurso de exhibición personal, que interpuso luego de ser denunciado por anomalías en el contrato por Q417 millones.

La denuncia en su contra fue presentada en el MP por Verónica Taracena, comisionada presidencial por la Transparencia (Copret), y Luis Enrique Monterroso, titular del Ministerio de Salud.

El exministro aseguró que el presidente Otto Pérez Molina solicitó un fiscal especial en el caso, pese a que no tiene facultades para hacerlo.

También, criticó que la vicepresidenta haya anunciado, por medio de sus redes sociales, que seguirá de cerca el proceso. “Lo que yo pido es imparcialidad”, declaró.

Villavicencio informó que solicitará a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que conozca el caso por estas “interferencias”. Además, comentó que está dispuesto a ser investigado por el Ministerio Público (MP), pero sin que se vulneren sus derechos.

El exfuncionario expresó que se siente traicionado por parte del Ejecutivo, porque a su parecer él hizo un trabajo de forma responsable. Recordamos al Dr. Francisco Arredondo quien fue el primer nombrado Ministro de Salud por el presente gobierno, a escasos días renuncio irrevocablemente al sentirse incomodo en el Ministerio de Salud.

¿Por qué el Dr. Villavicencio no hizo lo mismo al darse cuenta de lo que expresa? Es un pésimo ejemplo el acontecer entre estos políticos ante los Jóvenes que desean componer Guatemala involucrándose políticamente.

Desde su inicio el gobierno ha mentido en varias oportunidades. En su campaña proselitista ofreció: Educación, Salud, Seguridad, Trabajo, bienestar general, tierras para los campesinos, etcétera y no ha cumplido

Los estudiantes reciben clases en escuelas inapropiadas, otros ni pudieron inscribirse para estudiar. En lo que respecta a Salud los hospitales y Centros de Salud no cuentan con suficientes medicamentos, entre otros.

En el tema de Seguridad siguen matando a los pilotos de autobuses, y a muchos guatemaltecos, los campesinos no tienen tierras para trabajar, la libertad de expresión está presionada por juicios que se abren a los periodistas al expresar lo que está pasando en el país, el pueblo está militarizado.




LA REVISTA LEMA @2008 NO SE HACE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES AQUÍ VERTIDAS; ÉSTAS SON ÚNICAMENTE EXCLUSIVAS DE QUIEN LAS FIRMA.